Ir al contenido

Nacional | Jueves 20 • Abril • 2017

Marila Lázaro, durante la entrega de informe final del panel ciudadano Deci Agua. Foto: Adrián Mariotti (archivo, diciembre de 2016)
Marila Lázaro, durante la entrega de informe final del panel ciudadano Deci Agua. Foto: Adrián Mariotti (archivo, diciembre de 2016)

Se dio a conocer documento que recoge comentarios de un panel ciudadano al Plan Nacional de Aguas

En diciembre de 2016 el grupo de trabajo Deci Agua (Deliberación Ciudadana sobre el Agua; ver recuadro) elaboró un documento que fue presentado a la Dirección Nacional de Agua (Dinagua). El texto, que presenta propuestas para el Plan Nacional de Aguas (PNA), recoge los aportes de un panel ciudadano constituido a esos efectos. Dinagua, dependiente del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), debe responder, a su vez, este trabajo.

El proyecto Deci Agua fue financiado por la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC) de la Universidad de la República (Udelar) y por Dinagua. El proceso se extendió entre agosto y diciembre de 2016 y contó con el asesoramiento de integrantes de Comisiones de Cuencas y Acuífero, Consejos Regionales de Recursos Hídricos, representantes del sector de la educación y universitarios, y con la participación de ciudadanos no vinculados a la temática. Las discusiones se agruparon en torno a cinco grandes ejes: el Plan Nacional de Aguas (PNA); la gestión de los recursos hídricos; los modelos y marcos conceptuales de la gestión de esos recursos y el rol de la ciudadanía; educación, cultura y ciudadanía, y dimensión ética.

Según el documento, durante el desarrollo de la deliberación se destacó la importancia del PNA, pero hubo cuestionamientos a la forma de participación de la sociedad civil: se propuso que las discusiones se extiendan en el tiempo y no sean sólo para plantear inquietudes, sino para incidir en las posibles modificaciones del PNA o en su implementación. También se destacó la importancia de que otras instituciones cumplan un rol de vigilancia del proceso que lidera la Dinagua, y se solicitó que el plan sea una política de Estado capaz de encarar y dar solución a los problemas de los recursos hídricos del país.

Gianella Bardazano, asesora de Deci Agua, observó que el objetivo del plan para uso humano debe “garantizar a la ciudadanía el ejercicio del derecho humano fundamental de acceso al agua potable y al saneamiento y drenaje pluvial, asegurando dar prioridad a los sectores más vulnerables”.

En la actualidad, el Parlamento discute 15 proyectos de ley relacionados a la gestión del agua. Víctor Bacchetta, de Deci Agua, dijo, por su parte, que hay tres propuestas del Ejecutivo que son polémicas y no están mencionadas en el PNA: a) directrices nacionales de ordenamiento territorial y desarrollo sostenible; b) ordenamiento territorial y desarrollo sostenible del espacio costero del océano Atlántico y del Río de la Plata; c) la nueva Ley de Riego.

Ley de Riego

Las modificaciones a la Ley de Riego fueron mencionadas en todas las instancias de discusión ciudadana, y se pidió más información sobre caudales ambientales, ya que en Uruguay aún no se ha definido cómo calcular los valores de estos caudales, que varían temporalmente en cada lugar. También surgieron inquietudes sobre el ingreso de privados al mercado del agua para la construcción, gestión, distribución y comercialización de los productos, así como para la construcción de represas que permitan tener agua en momentos de sequía. Se planteó la necesidad de evaluar el impacto ambiental de la ley, las posibles pérdidas en biodiversidad o en la calidad de agua, considerando que, debido al represamiento, los sistemas terrestres se pueden convertir en acuáticos y los ríos se pueden transformar en lagos, alterando la flora y la fauna. Los nuevos embalses pueden aumentar el riesgo de eutrofización y el desarrollo de cianobacterias.

Calidad del agua

Otro tema que surgió en todas las reuniones fue el de la calidad del agua y cómo detener su deterioro. El PNA dice que la calidad es “de media a buena”; no obstante, integrantes de la Udelar aseguraron, en una reunión de la Comisión de Cuenca de la Laguna del Cisne, que no es así, y se propuso un diagnóstico más riguroso. Rafael Arocena, docente de la Facultad de Ciencias y asesor de Deci Agua, señaló que “estudios realizados en 30 arroyos de la cuenca del Santa Lucía mostraron en general una mala calidad del agua y/o del hábitat en la mayoría de ellos”.

Educación, cultura y ciudadanía

El panel ciudadano puso sobre la mesa el papel relevante del agua como parte de la cultura. “Los paisajes de agua, así como las experiencias vividas en torno a ellos, configuran una parte importante de la identidad cultural de las personas y los pueblos”, dice el texto.

Se destacó la importancia de la educación, formal y no formal, para la gestión de los recursos hídricos. Algunos de los cambios culturales propuestos fueron la educación en el hogar sobre el destino de los desechos (por ejemplo, el aceite), la concientización sobre el perjuicio de la tala del monte nativo y la extracción clandestina de arena, y el uso responsable del agua en los hogares.

La dimensión ética

“Teniendo en cuenta que el agua es esencial e indispensable para el bienestar básico de todos en la Tierra, los seres humanos, los animales y el medio natural en general, el acceso y uso del agua en sí es un derecho moral básico. Por lo tanto, la distribución del agua entre sus usuarios (humanos y no humanos) es un problema ético crucial”, asegura el documento. La dimensión ética fue uno de los ejes de discusión del panel ciudadano. Muchos de los ejemplos planteados giraban en torno al uso del agua como bien común y responsabilidad compartida. Algunos comentarios y reclamos hicieron referencia a que en el PNA se presentan los distintos usos del agua en un mismo plano de igualdad cuando se mencionan los programas y proyectos. Se aludió a la necesidad de jerarquizar los usos humanos por encima de los económicos.

Qué es Deci Agua

Deci Agua (Deliberación Ciudadana sobre el Agua) fue un mecanismo de participación ciudadana en torno a la propuesta del Plan Nacional de Aguas (PNA) elaborado por la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) y presentado en julio de 2016. La iniciativa consistió en un panel ciudadano integrado por personas que no eran expertas ni estaban implicadas en el tema (hubo un llamado público para conformarlo y un proceso de selección que buscó una representación diversificada), y que analizaron la propuesta de la Dinagua durante octubre y noviembre y presentaron su informe final con aportes al PNA el 1º de diciembre. También hubo participación de especialistas que conformaron el grupo asesor. Paralelamente al proceso de deliberación del panel ciudadano, el equipo de Deci Agua llevó adelante relatorías de las reuniones organizadas por la Dinagua para la discusión de la propuesta del PNA. El documento final del que hablamos en esta nota da cuenta de todo el proceso.

Etiquetas