Egresados universitarios que pertenecen a la Asociación de Profesionales del Uruguay, a la Asociación de Egresados Terciarios de la Educación Pública y a representantes de los egresados en el cogobierno de la Universidad de la República (Udelar) presentaron una batería de propuestas para modificar el actual sistema de financiamiento del Fondo de Solidaridad ante la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Senadores. Federico Kreimerman, integrante del Consejo Directivo Central de la Udelar por el orden de los egresados, explicó que si bien varias organizaciones de profesionales presentaron algunas propuestas específicas, todas coinciden en algunos puntos fundamentales: la implementación de un Sistema Nacional de Becas, que “incluya y articule todos los instrumentos nacionales y departamentales de apoyo al acceso a los estudios terciarios”, la eliminación del adicional al Fondo y el apoyo de un presupuesto a la educación que alcance 6% del Producto Interno Bruto y que contemple las solicitudes presupuestales de la Udelar. “Además, les dejamos una serie de variantes, como para que ellos decidan”, dijo Kreimerman.

Respecto del Sistema Nacional de Becas, se propone incluir la creación de un fondo propio para estudios terciarios, que, según una documentación que los profesionales entregaron ayer a los senadores, “tendría como fin administrar un sistema de becas para estudiantes de la Udelar, del Consejo de Educación Técnico Profesional, de la Administración Nacional de Educación Pública y de la Universidad Tecnológica”. Además, se recomienda que la administración de este sistema vuelva a recaer en el Ministerio de Educación Pública y que incluya un mecanismo de representación de los egresados.

También se propone que los gastos de administración y funcionamiento sean reducidos “buscando la austeridad”, se sostiene que los aportes debieran ser efectuados únicamente por los egresados que hagan ejercicio de su profesión, y que el mínimo no imponible mensual para pagar el fondo sea de 16 Bases de Prestaciones, unos 57.776 pesos. “Sin perjuicio de las propuestas y por todo lo anteriormente expresado, se debe avanzar progresivamente hacia la reformulación de los aportes al Fondo de Solidaridad”, concluye el informe presentado por los profesionales.