Gustavo Bernini y Carolina Cosse, presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) y titular del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), convocaron a la prensa ayer para dar a conocer las bases del llamado a proyectos de inversión destinado a cooperativas y empresas autogestionadas que desarrollen actividad industrial o presten servicios conexos a la industria.

Podrán presentarse cooperativas de trabajo y agrarias que presenten proyectos de carácter productivo u otras modalidades que cumplan con esta condición. También emprendimientos autogestionados, entendidos como aquellos en los que la propiedad del capital, la gestión empresarial y el trabajo son aportados por el mismo núcleo de personas, o en el que los trabajadores participan mayoritariamente en la dirección y el capital empresarial.

Un requisito excluyente es que las empresas sean productoras de bienes o prestadoras de servicios conexos a la industria –ya sea con destino al mercado local o externo– y se desarrollen en los sectores de la nano y la biotecnología, la electrónica y las tecnologías de la información y la comunicación, alimentos, agroindustrias, metalúrgica, minería, energías renovables y bioeconomía, forestal o industrias creativas.

Entre las actividades a financiar se prioriza el desarrollo de nuevos productos o subproductos, las mejoras en los productos o procesos de productos, los incrementos de potencial de producción en volumen, el acceso a nuevos canales de comercialización, el desarrollo de proveedores, la inserción en cadenas productivas, las mejoras en infraestructura o equipos y la obtención de certificaciones que agreguen valor a la producción.

Bernini contó que se trata de “una propuesta concreta” que “en principio iba a ser llevada a cabo por el Inacoop, pero luego se sumó el ministerio [de Industria] con su apoyo y más recursos”. Mientras que el Fondo para el Desarrollo (Fondes)-Inacoop aportará 29 millones de pesos, el MIEM contribuirá con 1,05 millones. Cada empresa podrá recibir hasta 6.062.500 pesos por emprendimiento, de los cuales 262.500 serán no reembolsables –ya que forman parte del aporte del MIEM que no estaba previsto inicialmente–, mientras que los 5.800.000 serán dados por un plazo máximo de diez años, con 12 meses de gracia y una tasa de interés de entre 4% y 4,5% anual en dólares o unidades indexadas.

Los proyectos presentados serán evaluados por su viabilidad y sostenibilidad económico-financiera, por la generación de empleo de calidad, la innovación de la propuesta y su ubicación geográfica. También se apreciará el encadenamiento productivo generado, las mejoras en productividad y la sustentabilidad ambiental.

Bernini sostuvo que convocatorias como esta constituyen “un hito”, por lo que “no podíamos dejar de participar”. En tanto, la ministra consideró que el llamado forma parte de “los cambios que el país necesita enfrentar”. “El mundo cambió profundamente la forma de producir y, aunque no tengamos un lugar de relevancia en estos avances, es tal la especialización que lo que sea que hagamos tenemos que hacerlo bien. Tenemos que apostar fuertemente a la ciencia y la tecnología, pero también debemos hacerlo con un enfoque en los tipos de producción. El modo cooperativo tiene que tener un lugar en este mundo”, afirmó.

Los proyectos podrán entregarse a partir de hoy y hasta el 13 de octubre en la sede del Inacoop, en San José y Santiago de Chile. Por más información, está abierto el canal de comunicación fondes@fondesinacoop.org.uy.