Empezó con audios que circularon por Whatsapp, pero la convocatoria se materializó en una asamblea de productores fijada para la noche de ayer en la Asociación Rural Exposición Feria de Paysandú. La intención, expresada en los audios, es cortar por tres días el suministro de alimentos perecederos hacia Montevideo y la zona este del país, en protesta por la situación del sector agropecuario. “El primer objetivo es cortar el diálogo, ya que este no ha dado resultado en la historia del país para el sector agroindustrial”, podía escucharse en uno de los audios de la convocatoria, y en otro se proponía “cortar por tres días todos los peajes de Uruguay” para impedir el pasaje de “frutas, verduras, carne, leche”. “Para Montevideo no se va a distribuir nada y para el este, tampoco. No hacer nada es decir que está todo bien, y acá no damos más”, se escucha en otro de los audios. La movilización está prevista para febrero.

Según los mensajes que circularon y la información que maneja el gobierno, evalúan participar en la manifestación la Asociación Rural de Paysandú, la Sociedad Rural de Río Negro y las gremiales rurales de Cerro Largo y San José, entre otras organizaciones. En la asamblea de la noche de ayer estaba previsto discutir, entre otros puntos, el método que se va a aplicar para los cortes de ruta. Los impulsores de la manifestación también están conversando con organizaciones de transportistas.

El diario Cambio de Salto habló el sábado con uno de los organizadores de la movilización. Federico Holzmann es productor rural de Paysandú y junto con otros 50 productores de ese departamento se queja por los costos del sector, que consideran elevados. “No podemos tener un combustible a los precios que lo tenemos, no podemos tener leyes sociales a los costos que tenemos y los pagos de IRPF [Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas], entre otros temas”, manifestó el productor a Cambio. “Nuestro principal objetivo es que el presidente [Tabaré Vázquez] y el ministro [de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre], que anda perdido, porque nadie sabe dónde anda, nos atienda, y les daremos un sinfín de sugerencias al problema de rentabilidad que tenemos”, agregó.

Holzmann aseguró que mantuvo reuniones con el presidente de la Asociación Rural de Paysandú, Juan Carlos Moreno, para “apoyarlos en una movilización de abajo hacia arriba”. “Lamentablemente, por la vía del diálogo, desde que yo me conozco como productor rural, no hemos tenido solución ninguna”, sentenció. También afirmó que los productores que organizan estas acciones son “independientes”, no tienen “color político” y no dependen de ninguna institución.

En su mensaje de fin de año, publicado en la página de Facebook de la Asociación Rural de Paysandú, Moreno vaticinó que 2018 será “un año de apretar los dientes y empezar a cortar un poco el diálogo, y hacernos sentir más como lo que somos para nuestro país”. “Vienen subas en los costos y valla [sic] a saber cuántas cosas más para seguir metiéndonos las manos en los bolsillos. Creo que unidos saldremos adelante, de otra manera se seguirá distribuyendo pobreza en un país que en su momento fue la Suiza de América. Estamos convencidos y estoy convencido de que hay todavía quien quiere cambiar esta triste realidad”, aseguró. Aclaró que no está hablando de “ningún partido político”. “Por qué [sic] a los del gobierno nosotros somos los culpables de todo. Y para la oposición darnos una mano tiene mucho costo político. Ósea [sic] no hay en el espectro político hoy quien quiera dar una mano a los que le damos de comer no sólo a nuestro país sino que aportamos al mundo productos de alta calidad”, protestó Moreno, y en referencia a Tabaré Aguerre, lamentó tener de ministro a alguien que “habla de teorías y no de resultados, que es lo que importa hoy al final de cada ejercicio de los productores”.

No me meta la mula

Los ministros Aguerre, Liliam Kechichián (Turismo) y el subsecretario del Ministerio del Interior (MI), Jorge Vázquez, están al tanto de las intenciones de los productores y están coordinando acciones para evitar que se concrete la movilización, que generaría “un caos” en las zonas turísticas y en la capital del país, dijo a la diaria una fuente del MI. El presidente Tabaré Vázquez también está siguiendo la situación. La idea es evaluar “hasta dónde” pretenden llegar los productores, y si se resuelven cortes de ruta, tomar las acciones que sean necesarias para evitarlos, incluyendo el levantamiento de los piquetes utilizando la fuerza policial. “Los vamos a sacar, porque no se puede hacer eso. No podés bloquear el acceso a todo Montevideo y a toda la costa” de productos que llegan a dos millones de personas, agregó la fuente consultada.

En marzo del año pasado, el Poder Ejecutivo aprobó un decreto que habilita al MI a intervenir para “preservar el uso público de las calles, caminos y carreteras cuyo tránsito se pretenda obstaculizar o interrumpir por personas, vehículos u objetos de cualquier naturaleza”. “La intervención de la autoridad policial a los efectos indicados en el artículo anterior se efectuará a fin de garantizar el derecho a la libre circulación, el orden público y la tranquilidad”, señala la norma.

En tanto, según supo la diaria, Kechichián se comunicará con los directores de Turismo de los distintos departamentos para advertirles de la situación.

Más calmos La propuesta de los productores sanduceros de cortar las rutas no es compartida en general por los dirigentes de las grandes gremiales rurales del país –la Federación Rural (FR) y la Asociación Rural del Uruguay (ARU)-, si bien las dos asociaciones están al tanto de las movilizaciones que se proyectan y comparten los objetivos. El presidente de la FR, Jorge Riani, dijo a la diaria que varias federaciones que integran la gremial tenían previsto participar en la asamblea realizada ayer de noche en Paysandú, pero que la FR como tal recién adoptará una postura el lunes, cuando se reúna su Consejo Directivo. Aclaró que no está resuelto todavía hacer cortes de ruta y aseguró que, personalmente, discrepa con este tipo de medidas, si bien respalda el movimiento que se está generando. “No estoy de acuerdo con cortar las rutas. Yo creo que el turismo para Uruguay es muy importante, y no importante para un sector, sino para todos los uruguayos. Entonces, creo que cortar el transporte de los productos perecederos para que no lleguen al este no es una buena idea. Nosotros criticamos siempre al PIT-CNT porque paraliza el país, no vamos a salir nosotros a hacer lo mismo”, cuestionó.

El presidente y los empresarios

Por razones de agenda, el presidente Tabaré Vázquez postergó en diciembre una reunión que estaba pautada con la ARU, la FR, las Cooperativas Agrarias Federadas y la Comisión Nacional de Fomento Rural. El encuentro, pedido por las gremiales, se fijó para el 23 de febrero. “Solicitamos tener una entrevista para explicarle la situación que vive el agro, que es insostenible. Queríamos decírselo cara a cara al presidente de la República en diciembre, y lamentablemente, por motivos de agenda, no nos pudo atender y lo va a hacer en febrero. Nosotros le queríamos anticipar lo que está pasando y lo que se puede venir, porque la gente tiene una presión arriba que bueno... que puede ser difícil de contener”, advirtió Riani. Agregó que la propuesta de productores independientes de cortar las rutas “está avalando lo que nosotros entendíamos que teníamos que decirle al presidente”. “Estamos a tiempo de corregir las velas del barco, y entendemos que tenemos que ser positivos para que las cosas funcionen en Uruguay”, dijo. Los reclamos del sector son conocidos: solucionar los problemas de competitividad por la vía tarifaria y cambiaria. “Tenemos un país muy caro para producir. Tenemos electricidad cara, combustibles caros. Venimos hablando desde antes de la suba de enero, pero ahora con este tarifazo... Ahí fue que se calentó la cosa. Pero además tenemos un atraso cambiario muy importante. La política de consumismo que lleva adelante el gobierno, si bien es cierto que provoca a los habitantes de Uruguay un buen pasar a corto plazo, no es una política sustentable en el largo plazo, porque el país pasó de deber 16.000 millones [de dólares] a deber más de 60.000 millones que van a tener que pagar nuestros nietos”, sostuvo. Aseguró que la FR también está preocupada por la desaparición de 11.000 pequeños y medianos productores en los últimos 15 años. “Lo que queríamos preguntarle al doctor Tabaré Vázquez es si lo que quiere el gobierno es transformar al país en grandes extensiones manejadas por empresas multinacionales, si ese es un camino correcto. Yo creo que el doctor Tabaré Vázquez no sabe el tema, y la idea de la reunión era hablarle del tema”, manifestó. El sábado, en una entrevista con el diario _El País_, el empresario agropecuario Gerardo Zambrano aseguró que el gobierno canceló la reunión prevista para diciembre porque “no le importa” el agro. Cuestionó que el gobierno defienda el “eslogan” de “sacarles a los que tienen más para darles a los que tienen menos, lo cual es una estupidez y [una] falsedad en los hechos y en la realidad”, “porque si uno no crea la riqueza es imposible que haya para repartir después”. Consideró que la permanencia en el poder del Frente Amplio “debilita la democracia y alienta la corrupción”. Finalmente, concluyó que “la única posible solución” sería un cambio de gobierno, y expresó sus concordancias con Ernesto Talvi y Edgardo Novick.