“Ni te acerques a Durazno. Te vamos a atender... Y cuando veas la bandera lista, verde y blanca, corré, rentabilidad o muerte te va atender. Lavate bien la boca, porque tu lengua sobada apesta”. Así termina un largo mensaje de Whatsapp que le llegó al diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alfredo Fratti. El legislador iba a asistir hoy a la movilización en Durazno, como integrante de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara de Representantes, junto con los demás miembros, ya que ese cuerpo resolvió ir en conjunto. Cabe recordar que “Rentabilidad o muerte” fue la consigna de los productores agropecuarios que se movilizaron en abril de 1999, luego de que se diera el puntapié inicial a la crisis de 2002 con la devaluación en Brasil.

El mensaje fue enviado anónimamente y no fue el único que recibió Fratti en su celular. Otro decía: “Yo no quiero que vaya la Comisión de Ganadería”. En un mensaje distinto, alguien iba más allá, ampliaba el rango de los excluidos y señalaba que no quería que fuera ningún político. “[La movilización] es abierta a todos, pero hay mucha calentura con todos ellos. Primero con la gente del gobierno y sus segundos, luego la mal llamada oposición, que por suerte no ha hablado mucho sobre este movimiento. Claro que también digo que si están presentes en ningún momento se debería decirles algo o intentar una discusión; si están presentes que sean uno más”. En otro mensaje, un anónimo señalaba que “la prensa que es amarillista y en 80% de izquierda” se va a encargar de “torcer la movilización”. Agregaba que la prensa va a andar “atrás de los políticos” y va a mostrar imágenes “con pequeños diálogos” de los autoconvocados y “una hora de entrevistas de los políticos”, de los que mostrará su llegada como si fuera “la entrada de la celeste al Centenario”.

“¿Hasta ahora la comisión no ha tenido tiempo de escuchar el clamor del campo? ¿Necesita ir a Durazno para conocer la actualidad del país? Si hasta ahora al Legislativo y Ejecutivo no les importamos nada o muy poco, justo este no es el momento para hacerse los interesados. No. No. No. Si tuvieran un mínimo de decencia y dignidad ni planteaban el tema de ir a Durazno o a cualquier otra convocatoria”, escribió una persona en otro de los mensajes que le llegaron al diputado oficialista. Además, el texto indicaba que la presencia de la clase política estaba “fuera de lugar” y era “una forma de provocación”.

Ante esto, Fratti le dijo a la diaria que “tal vez no sea bueno” que la comisión asista como tal a la movilización, ya que no quiere “que haya problemas”, sino que la movilización transcurra “con la mayor normalidad”, porque “al otro día hay que sentarse a ver cómo ayudamos a solucionar”. Agregó que si la comisión quiere ayudar, tiene que evitar que suceda algún hecho violento, y subrayó que, al ser un movimiento de autoconvocados, “ni siquiera hay nadie responsable”. Añadió que algunas de las amenazas no le han llegado sólo a él, sino que están circulando en las redes sociales.

El diputado del MPP dijo que cuando la comisión resolvió ir a la movilización, hace dos semanas, el reclamo era del sector agropecuario, y ahora “se amplió el panorama y se desruralizó”; puso como ejemplo que la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este también se adhiere a la medida, por lo que “se pierde un poco la esencia de lo que tiene que ver con la comisión” y “empieza a tener poco sentido encasillarlo sólo en la Comisión de Ganadería”. No obstante, dijo que cada integrante de la comisión puede ir a “la concentración que quiera, como quien va a un acto político”. Al cierre de esta edición, el diputado todavía no había decidido si asistir o no; pensaba conversarlo con los demás integrantes de la comisión. “Capaz es mejor esperar, ver lo que se plantea y después ponernos a trabajar”, finalizó.

El diputado de Partido Nacional Alejo Umpiérrez, presidente de la comisión, señaló a la diaria que él no recibió amenazas por ningún medio, pero sí leyó distintas opiniones de algunos autoconvocados sobre si correspondía o no la comparecencia de políticos en la movilización. De todas maneras, subrayó que él no va a actuar “por lo que opinen otros”, sino de acuerdo con lo que le “corresponde como funcionario”. “Me siento obligado a ir porque soy el presidente de la comisión que está justamente en el ramo que está en el ojo del huracán. Para eso la gente me paga un salario. Y me parece que uno en este momento debe estar allí. Lo peor que podría pasar es que todo este acto se desarrollara en el vacío, sin integrantes del sistema político. En definitiva, cualquiera sea el camino que vayan a pedir los autoconvocados, siempre va a requerir política y políticos. Yo he escuchado a la gente más representativa del sector, que también quiere que haya un nexo con la clase política”, indicó Umpiérrez. Agregó que, más allá de que tiene discrepancias “filosóficas y conceptuales” y que está “en las antípodas” del MPP y de Fratti, el sistema político “merece ser respetado”. “Ademas, sería una muy mala publicidad para los autoconvoncados que se dedicaran a vetar gente”, opinó.

Sobre lo que señaló Fratti, de que la convocatoria se amplió y pierde un poco la esencia del sector relacionado con la comisión, Umpiérrez indicó que la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este es una de las 180 gremiales que se unieron a la convocatoria, por lo que, “si uno busca el pelo en la leche, puede encontrar alguna que no le guste”, pero “hay de todo un poco”. “La mayoría son agremiaciones rurales”, señaló. Concluyó que la comisión asistirá a la movilización porque “no hay ningún motivo para no ir”. “Obviamente, cada legislador puede decidir si concurre o no”, remató.