Esta mañana, en el juzgado de Crimen Oganizado de Montevideo, el juez Pablo Benítez decidió dictar la prisión preventiva para el sindicalista argentino Marcelo Balcedo y su esposa, Paola Feige.

Previamente, el fiscal Rodrigo Morosoli había solicitado la prisión preventiva para ambos al considerar que hay peligro de fuga. Balcedo está detenido desde el 4 de enero, pero su esposa estaba en libertad.

Benítez consideró que Balcedo y Feige cuentan con un gran poder económico y de bienes, por lo que podría haber riesgo de fuga. Ambos son investigados por lavado de activos, contrabando y tráfico interno de armas.

El abogado defensor de la pareja, Alejandro Balbi, solicitó la prisión domiciliaria para Feige "atendiendo el interés supremo de los niños" hijos de la pareja, que son menores de edad. El juez dijo que considerará estos argumentos en una nueva instancia, más adelante.