Un abanico, un pequeño ventilador a pilas y un paraguas que oficiaba de sombrilla. La señora tenía todo lo indispensable para burlar el calor que abrasaba la tarde en el monumento al Gaucho, donde 18 de Julio se junta con Constituyente. “Vine porque estoy harta del tarifazo en todo: la nafta, la luz... y además estoy con el campo, que es nuestro futuro”, dijo a la diaria. Era una de las aproximadamente 150 personas que se juntaron en la céntrica esquina de Montevideo para crear una pequeña y discreta sucursal de la movilización de productores rurales que ayer se dieron cita en Durazno, aunque algunos de los reclamos tenían poco que ver con el campo.“Yo estoy harta de la gente que pone el gobierno, que gana 7.000 u 8.000 dólares por mes y no hace nada. Te roban encubiertos; eso me da rabia”, comentó la señora que estaba al lado.

“Todos sentimos la necesidad de manifestarnos y de dejar de estar pasivos”, dijo a la diaria otra mujer, que comentó que se jubiló hace poco y vive en carne propia “el costo del boleto, la bancarización obligatoria” y “el control de los ingresos y del consumo” que hace el gobierno". “No hay que cercenar libertades, uno nace libre. Y tienen que respetarse los plebiscitos. Este país lleva como tres o cuatro plebiscitos que no se respetan: dos contra la ley de impunidad, que mayoritariamente salió que la gente no quiere hablar del pasado; la ley del aborto, que la gente no quiere el aborto; y la ley de que no se quiere el voto consular. Todo eso se tiene que respetar, pero se insiste. Hay un objetivo para llevarnos a Venezuela y a Cuba”, analizó la recién jubilada.

Mientras tanto, Jorge Azar Gómez, que se desempeña como director de Desarrollo de Inversiones Lobby Internacional de Azar Group, tomó el micrófono e hizo de vocero de lo que denominó “conjunción patriótica interpartidaria”. Señaló que los que estaban ahí eran “orientales de a pie” que acompañan los reclamos “del campo”, y agregó que quiere que esos reclamos “se trasladen a los ciudadanos y a los jubilados”.

“¿Quién no quiere una rebaja de tarifas, de impuestos? Queremos que se haga una rebaja nacional de las tarifas de UTE, de combustible y de los teléfonos. Y que se controle a dónde van nuestros impuestos, que se haga una auditoría”, dijo Azar. Además, señaló que escuchó decir al ex vicepresidente Raúl Sendic que la intención de la movilización del campo era “romper la mística del Frente Amplio”, y arremetió: “¿Qué mística? ¿La de la corrupción? ¿La de la pobreza? ¿La de los jubilados que no llegan a fin de mes? ¿De qué mística me está hablando? ¿De la inseguridad? Si hemos perdido el primer derecho, que es el derecho a la vida... Muchas veces me preguntan por qué no hacemos las reuniones más tarde, y es porque la gente no viene porque tiene miedo a la inseguridad. El gobierno nos ha recluido en nuestras casas”, sentenció el vocero. Además, Azar dijo que el ex presidente José Mujica debería ser “el primer indagado” en la Justicia por “los negocios sucios y turbios que ha hecho con Venezuela, Guantánamo y los sirios”. Agregó que Mujica trabaja en su chacra “pero no aporta como trabajador de agricultura”, por lo tanto, “es el primer evasor del BPS y la DGI”.

Un ómnibus que iba por 18 de Julio hacia el este tocó bocina. Azar señaló que ese era un trabajador que los estaba “apoyando”. “Hay mucha gente que está trabajado en este momento que nos está apoyando para que no nos señalen como oligarcas o chetos de Pocitos. Acá no tenemos barrio ni color, somos montevideanos y uruguayos que venimos a decir ‘presidente, basta’”, finalizó Azar.

En la pequeña movilización también estaba el diputado del Partido Nacional Rodrigo Goñi, que en rueda de prensa subrayó que le pareció “bueno” asistir para dar “una señal de compromiso para muchísima gente”, ya que quiere “hacer lo posible para que se den respuestas” a los reclamos. No obstante, Goñi dijo que “muchas cosas” de las que planteó Azar no las comparte.