La Asociación de Dirigentes de Marketing organizó el miércoles un desayuno de trabajo sobre el tema de la inseguridad, en el que participaron como panelistas el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el Fiscal de Corte, Jorge Díaz, el ministro de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak, y el senador nacionalista Jorge Larrañaga. Un asistente al encuentro relató que “Bonomi y Díaz presentaron visiones enfrentadas, aunque en tono amable. Fue un acierto darles de comer, estaban mucho más tranquilos. Es una estrategia que se usa mucho en los zoológicos". También señaló: "En el caso de Chediak, no realizó afirmaciones demasiado polémicas, a diferencia de Larrañaga, que se mostró muy confrontativo”. De todas maneras, un dirigente allegado al líder de Alianza Nacional reconoció que tras el encuentro, el legislador se mostró “bastante malhumorado”. “Desde hace algún tiempo Jorge viene haciendo afirmaciones bastante provocativas, porque cree que la polémica es importante, pero nadie quiere polemizar con él. Ayer [por el miércoles] tiró cualquier barbaridad y nadie se inmutó”. El dirigente explicó que para Larrañaga era “muy importante” participar en algún tipo de enfrentamiento, ya que mañana se cumplen diez años desde la última vez que alguien se mostró interesado en polemizar con él. “No me acuerdo bien cuándo fue ni por qué, supongo que fue alguna pavada intrascendente. Pero comparado con lo que pasa ahora, que los otros dirigentes ni siquiera le contestan, fue muy heavy”.