La FIFA anunció ayer que intervendrá a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), debido, entre otras cosas, al caos institucional que se generó ante la inminencia de la elección del nuevo presidente. Una fuente del organismo rector del fútbol mundial explicó que se trata de un proceso “rutinario” con el que se busca “castigar a los funcionarios que hicieron cosas malas mandándolos a lugares remotos en donde hay asociaciones que no tienen manera de ser arregladas”. En Uruguay la noticia causó “preocupación” en el ambiente futbolístico. "Es una situación extremadamente delicada. Tenemos que prepararnos para la llegada de los funcionarios de la FIFA, porque no podemos permitir que vean las cosas que pasan acá. Para empezar, hay que ver dónde escondemos a Fredy Varela [presidente de El Tanque Sisley]. Si lo ven, nos van a clausurar definitivamente y van a prohibir que se juegue al fútbol en todo el territorio nacional”, declaró el presidente de un club de fútbol de Primera División. El anuncio de la intervención de la FIFA llevó a la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) a emitir un comunicado en el que reclama prudencia a la hora de incinerar documentos. “Sabemos que en la AUF todavía se hacen muchas cosas con papel, porque tienen miedo de que los correos electrónicos o los mensajes de texto se filtren. Y lógicamente, antes de que vengan los interventores se va a tratar de eliminar una gran cantidad de documentos. Nosotros exhortamos a los dirigentes a que lo hagan con responsabilidad, para prevenir una catástrofe, o sea, una peor de lo que ya es el fútbol uruguayo”, declaró un vocero de la DNB.