Legisladores de los partidos Demócrata y Republicano alcanzaron un acuerdo que permitiría evitar el cierre del gobierno de Estados Unidos el viernes. Los demócratas aceptaron que el presupuesto contemple 1.300 millones de dólares para reforzar la infraestructura de los controles fronterizos, una cifra que está por debajo de los 5.700 millones que reclama el presidente Donald Trump para la construcción de su muro. “Consideramos que 1.300 millones son más que suficientes para saciar la sed xenófoba de los estadounidenses, sin caer en el exceso que proponen los republicanos”, declaró un legislador demócrata. De todas maneras, existe el temor de que Trump rechace el acuerdo, ya que aceptarlo sería un nuevo revés para su proyecto de construir el muro fronterizo.

Mientras tanto, en las últimas horas se conoció una noticia que podría servir para darle una solución definitiva al enfrentamiento entre demócratas y republicanos. Varios líderes de países europeos le propusieron a Trump que construya un mar Mediterráneo entre México y Estados Unidos en lugar de un muro. “Tener un mar que evite que los inmigrantes lleguen al territorio nacional es mucho más efectivo que cualquier muro, sobre todo porque no hay que hacer nada con los cadáveres de los que fracasan: el agua se los lleva. Además, es más amigable con el medioambiente. Todo eso los europeos lo sabemos bien”, declaró un funcionario de la diplomacia europea.