Mariana Viñoles (Exiliados, El mundo de Carolina, El gran viaje al país pequeño). Realizadora, fotógrafa.

Mariana Viñoles. (archivo, junio de 2019)
Mariana Viñoles. (archivo, junio de 2019)

Era el invierno de 2008 cuando, leyendo la diaria, me enteré de que en el marco de un encuentro de documentalistas se llevaría a cabo una charla dictada por una productora y docente catalana, en el instituto Goethe de Montevideo. La temática: el retrato filmado, algo en lo que venía incursionando desde de mis primeras películas.

Esa noche me encontraba en casa, cerca del Goethe, y un poco tímidamente, casi sin comprender de qué se trataba ese evento, me acerqué a la charla. Éramos unas 25 personas. La oradora era Marta Andreu, y así participé en el primer seminario sobre cine documental que Marta dictó en Montevideo.

El evento era el DocMontevideo. Al salir, una tormenta de lluvia y viento nos dispersó en las calles oscuras y frías del centro.

Dos años después, formé parte del taller de desarrollo de proyectos con mi película Exiliados (2011). En esa instancia, acompañada por un grupo inolvidable de talleristas que hoy son amigos, Marta me ayudó a encontrar el camino a una película que ansiaba encontrar su forma definitiva.

Ese fue el inicio de un viaje de ida, de aprendizaje profundo, de comenzar a entender y reflexionar sobre el cine que hacía, como nunca había hecho.

Esta semana estreno mi sexto largometraje documental en el marco de este precioso evento (El gran viaje al país pequeño). Han pasado 11 años desde aquel primer acercamiento, y el DocMontevideo sigue siendo un espacio de reflexión, de inmersión, de aprendizaje y de encuentros. Si esta instancia no existiera, difícilmente lograríamos celebrar el cine como allí lo hacemos, acortando a fuerza de calor humano cada frío invierno.

Virginia Martínez (Ácratas, Palabras verdaderas, Las manos en la tierra). Realizadora, docente, productora, investigadora.

(archivo, junio de 2017)
(archivo, junio de 2017)

Celebro la realización de DocMontevideo, un encuentro que vi nacer, crecer y consolidarse, porque se ocupa del género (llamémosle así) cinematográfico más potente y vivo: el documental. Creo que fue Antonio Machado quien dijo que después de la verdad lo más apasionante era la ficción. Suscribo a Machado, sustituyendo verdad por realidad. De su vocación por contar historias de la gente de a pie da cuenta El gran viaje al país pequeño, de Mariana Viñoles; de su deslumbrante narrativa nos habla Un día más con vida, de Raúl de la Fuente y Damián Nenow; y de la urgencia y la voz autoral, cito ahora Al filo de la democracia, de Petra Costa.

También celebro a DocMontevideo porque reúne a la televisión pública del continente con los productores y realizadores independientes, interlocutores y aliados.