Manual para desbordes

La actriz Mariana Lobo y la licenciada Ana Rabino organizan un taller para no perder los estribos pero tampoco tragarse la bronca. “Agresividad positiva: aprender a gestionar la ira” adelanta bastante de lo que serán estos encuentros pautados para los lunes de setiembre de 19.00 a 20.00 en la Asociación Gestáltica del Uruguay (Ana Monterroso de Lavalleja 2060).

“Lo que hacemos en general con una persona violenta es ponerle una marca y decir que no se puede cambiar. Y yo estuve de los dos lados del mostrador: eso es lo interesante”, cuenta Mariana Lobo. “En mi caso, llegué a ser violenta físicamente: me pasó de pegarle a una pareja una vez y de agarrar del pescuezo a una compañera. Ahí traté de arreglarme sola, dije ‘se terminó, no soporto más esta parte de mí’, y me volví voluntariamente un corderito. Años después, tuve una depresión y no sabía por qué. Empecé a hacer terapia y logré darme cuenta de que había suprimido una parte mía. Entonces estuve del lado del que gestiona mal su bronca, porque la saca y se la vuelca al otro, y estuve del que no la saca. Viví las dos cosas. Soy como Orlando, la novela de Virginia Woolf, en la que lo que enriquece al personaje es sentir como un hombre y como una mujer; yo puedo hablar también desde el punto de vista del que se reprime y se termina enfermando”.

Esta propuesta, que va por su quinta edición, pretende ser una primera aproximación al tema. Aclaran que no es una terapia y que nadie se va a ir del taller con sus cuestiones de ira solucionadas, pero cuatro sesiones alcanzan para aprender a reconocer los mecanismos que la detonan. “Por ejemplo, mucha gente no sabe que le cuesta poner límites y que por eso después se enoja. Entonces empezamos a reconocer qué nos dispara la rabia, vemos cómo comunicarnos mejor, y algo que tampoco sabemos es que, como cualquier emoción, tiene su función. En general, a la rabia la tapamos: a un niño le decimos que no se enoje. Lo que vemos en este taller es qué pasa con eso, y hacemos dinámicas en las que vos misma te das cuenta de cuándo te salta y cómo podrías haber reaccionado de otra manera. En los ejercicios te observás desde otro lugar. Como actriz, donde intervengo más es haciendo menos pesada la parte teórica: cuento cómo se desarrolla una emoción y en medio de eso te reís”.

¿Qué perfiles de asistencia tuvieron? “Se da una mezcla de edades, e incluso han ido parejas. El que siente la inquietud de acercarse es el que se enoja, el que tiene problemas vinculares. Hemos tenido un participante que se daba cuenta de que en cualquier momento iba a tener un problema con sus hijos, que lo sacaban de quicio. Puede ser para el que larga la bronca y le trae problemas, para el que tiene miedo de largarla y se da cuenta, y hemos tenido también, la mayor parte, gente que dice que no puede sacar la rabia. Hay mucha enfermedad física que tiene que ver con la rabia reprimida, más allá de la depresión. El cuerpo arma una metáfora, pero eso no lo tratamos acá. Hablamos de gestión porque la gracia no es que no sientas la bronca: sé consciente y vamos a buscar los caminos para darnos cuenta de para qué sirve, qué uso le podés dar a esa energía”.

El taller es presencial; para consultar o anotarse: 099718874 y 099153613, y [email protected]

Cuentos reparadores

SaludArte es una fundación sin fines de lucro orientada hacia la promoción de salud y prevención mediante el arte y el humor. Desde allí animan a los mayores de 15 años a colaborar con “Microrrelatos para sanar”. Los textos, de una extensión máxima de 100 palabras, estarán dirigidos especialmente a personas en situaciones vulnerables. Para ampliar información están las cuentas @fundacion.saludarte.uru en Facebook y @saudarteuy en Instagram, y hay plazo hasta el 15 de setiembre.

Dispuestas al cambio

Nicole Haber y Carla Brovetto son licenciadas en comunicación; una tiene además formación en programación neurolingüística y coach ontológico, la otra en gestión de procesos de cambio, y juntas proponen un ciclo de talleres al que llamaron “Efecto mariposa”. Lo conciben como “un espacio de encuentro entre mujeres que buscamos desarrollar nuestras habilidades interpersonales, para mejorar nuestro vínculo con nosotras mismas y nuestro entorno”. Apunta a salirse de lo conocido –desde cómo interpretamos la realidad y dónde lo aprendimos– e incorporar herramientas que permitan “ser más conscientes de lo que somos y del poder que tenemos para lograr lo que queremos”. ¿Cuáles son los eventos de mi historia que determinan mi presente? ¿Cuáles son las emociones que me gobiernan? ¿Qué pensamientos me han cerrado puertas? Esas cuestiones serán disparadores para trabajar a partir de un marco teórico. Comienzan en setiembre, de forma virtual, con un encuentro grupal de dos horas que se repetirá durante cuatro semanas. Para obtener más datos hay que escribirles por Whatsapp al 099626227 o al 099146494.

El humor sana

El comediante y músico Pablo Aguirrezábal compartirá un taller gratuito el sábado 22 a las 14.00 en Plataforma Caí (Guayabos y Tacuarembó). Se trata de “Terapia de la risa” y para sumarse basta contactarlo al 092900999.