La jornada del Mundial de Qatar de este martes comenzó con un encuentro que dejó un resultado histórico para la selección argentina. Para el conjunto que había perdido en el debut en un Mundial solamente en la Copa del Mundo de Italia 1990, la derrota 2-1 frente a Arabia Saudita es un golpe duro.

Firas Al-Buraikan, de Arabia Saudita, y Nicolás Tagliafico, de Argentina, en el estadio Lusail al norte de Doha.

Firas Al-Buraikan, de Arabia Saudita, y Nicolás Tagliafico, de Argentina, en el estadio Lusail al norte de Doha.

Foto: Kirill Kudryavstsev, AFP

El equipo rioplatense ahora deberá ganarle a México y a Polonia para avanzar en la competencia. Los dirigidos por Lionel Scaloni remataron seis veces al arco, con 70% de posesión del balón, mientras que los de Hervé Renard lo hicieron en dos ocasiones, convirtiendo en ambas, con dos golazos que se pueden describir a la perfección solamente con dos palabras: eficacia y contundencia.

La selección rioplatense empezó ganando con un gol de penal que facturó Lionel Messi a los 10 minutos. Y luego, tras tres goles anulados por posición adelantada, uno de Messi y dos de Lautaro Martínez, Saleh Al-Shehri lo igualó a los 48 y Salem Al-Dawsari lo dio vuelta a los 53.

Herve Renard, director técnico de Arabia Saudita durante el partido ante Argentina en Lusail, Qatar.

Herve Renard, director técnico de Arabia Saudita durante el partido ante Argentina en Lusail, Qatar.

Foto: Khaled Desouki, AFP

Tras la disputa, habló Lautaro Martínez. El delantero del equipo de Scaloni planteó que ahora su equipo trabajará en analizar en detalle el partido y corregir los errores de cara a la siguiente presentación, el próximo sábado a las 16.00 ante México.

“Está claro que perdimos el partido por errores nuestros, más que nada en el segundo tiempo, ya que en el primer tiempo tuvimos que marcar más de un gol”, sostuvo.

Con respecto a los próximos cotejos, el futbolista dijo que con este resultado, para el plantel, ahora “se vienen dos finales”.

Por otra parte, dejó en claro que para Argentina, Arabia Saudita no era un rival fácil. “Hoy también nos enfrentamos a un rival difícil, por eso salimos de esa manera y por eso nos equivocamos. Los detalles son los que marcaron la diferencia”, consideró.

Lionel Scaloni, director técnico de Argentina durante el partido ante Arabia Saudita en Lusail.

Lionel Scaloni, director técnico de Argentina durante el partido ante Arabia Saudita en Lusail.

Foto: khaled Desouki / AFP

Sobre lo que significa este resultado en lo anímico, Martínez sostuvo: “La derrota duele mucho porque queríamos empezar ganando. Duele mucho, pero ya pasó: tenemos que sentarnos a descansar, pensar y entrenar para los dos partidos que vienen”, expresó.

Scaloni: “Los offsides fueron milimétricos”

El director técnico argentino habló en una conferencia de prensa después del partido y reconoció la tristeza en el grupo. “No queda otra que levantarse y seguir adelante. No tenemos que analizar más que eso. Hoy es un día triste, pero hay que levantar cabeza y seguir”, aseguró.

Lionel Messi, durante el partido Argentina - Arabia Saudita, en el estadio Lusail.

Lionel Messi, durante el partido Argentina - Arabia Saudita, en el estadio Lusail.

Foto: Juan Mabromata, AFP

Dijo que analizarán las jugadas de los goles de Arabia Saudita con calma, pero evaluó: “El primer tiempo creo que fue todo nuestro, pero un gol te puede cambiar todo”. Destacó que Argentina sabía cómo jugaba su contrincante, y que preparó el partido “sabiendo que ellos salían con una defensa adelantada. Los offsides fueron milimétricos”.

“Los goles vinieron en los minutos 48 y 51, no nos dieron vuelta el partido por cuestiones físicas”, señaló, e informó que en principio “la mayoría de los jugadores se encuentra bien”. El albiceleste aseguró: “Seguimos pensando de la misma manera. Antes del partido nos daban como favoritos, pero en un Mundial pueden pasar estas cosas. Hay que trabajar en los aspectos que no salieron bien”.