La selección argentina de fútbol llegó a su país, tras ganar la Copa del Mundo, y cientos de miles esperaron a los jugadores en el aeropuerto de Ezeiza, a pesar de que aterrizaron a las 2.20 de la madrugada de este martes. Después de hacer los trámites de Migración dentro del avión, se subieron a un ómnibus de dos pisos con el techo abierto y desde ahí emprendieron una caravana que los siguió hasta el predio de la Asociación de Fútbol Argentina (AFA).

Llegada de la Selección Argentina al aeropuerto Internacional de Ezeiza, el 20 de diciembre, en Buenos Aires.

Llegada de la Selección Argentina al aeropuerto Internacional de Ezeiza, el 20 de diciembre, en Buenos Aires.

Los jugadores levantaron la copa y la mostraron a los miles de fanáticos que se acercaron a recibirlos y, entre canciones y gritos, llegaron al complejo de la AFA, donde compartieron una cena de bienvenida y luego se quedaron a dormir.

Los festejos continuarán durante el martes, ya que está programada una caravana por el centro de Buenos Aires que lleve a los jugadores y a la copa hasta el obelisco, donde desde tempranas horas de la mañana cientos de miles de personas comenzaban a reunirse.

Por el momento el equipo liderado por Lionel Messi no tiene previsto acudir a la Casa Rosada ni participar en actos políticos, como se había especulado en la previa a su llegada. Lo que ya está confirmado es el trayecto que recorrerá el ómnibus sin techo que espera llegar cerca del mediodía al centro de la ciudad y retornar por la tarde al predio de la AFA cercano al aeropuerto.

Festejos en Ezeiza, el 20 de diciembre.

Festejos en Ezeiza, el 20 de diciembre.

Foto: Tomas Cuesta, AFP

En el operativo de seguridad participan la Policía Federal, la Policía Bonaerense y la Policía de la Ciudad. El lunes estuvieron reunidos el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, y su par de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, para afinar los detalles de una operación que se prevé que será muy compleja, en virtud de la cantidad de personas que podrían acudir.

D’Alessandro habló a la población en la mañana del martes y pidió tener especial cuidado al aproximarse al ómnibus para evitar avalanchas y accidentes. “A diferencia de otros festejos, acá hay un micro y lo que tenemos que evitar son avalanchas y situaciones que puedan poner en riesgo la integridad física de las personas. La gente tiene que entender, además, que hay varios lugares en donde puede saludar a los jugadores y no hace falta que vayan todos juntos al Obelisco, donde ya hemos tenido algunas situaciones de vandalismo”, explicó el ministro.

Foto del artículo 'La selección argentina llegó con la Copa del Mundo y fue recibida por multitudes'

Foto: Tomas Cuesta, AFP

El jerarca enfatizó que la caravana tendrá un recorrido de ida y otro de vuelta, por lo que hay muchas calles en las que las personas pueden distribuirse para celebrar a los jugadores, y alentó a que no todos concurran a las proximidades del Obelisco.

“Apelamos a la responsabilidad personal para que las personas no pongan en riesgo su seguridad ni la de terceros. Insisto: la gente tiene que entender que el Obelisco no es el punto para ver a la selección, sino que va a haber un recorrido”, subrayó en una rueda de prensa, y agregó: “No hay escenario, no hay postas, no hay paradas; la idea es que el micro no pare. La gente debe distribuirse en el recorrido y no tienen que ir todos al centro”, insistió.

Para acompañar la jornada de festejos el gobierno nacional decretó feriado para este martes, pero varias provincias no adhirieron, como Tucumán, Santa Fe, San Juan, Corrientes y Catamarca. Esto fue criticado por la oposición, ya que el recorrido de los jugadores se realiza sólo en Buenos Aires, pero se impone el decreto en toda la nación.