Las encuestas de expectativas empresariales constituyen un insumo fundamental para conocer la visión que tiene el sector sobre la marcha de la economía y para extraer señales sobre las decisiones que podrían tomar en materia de empleo e inversión. A este respecto, la consultora Exante divulgó esta semana su último relevamiento, correspondiente a octubre. Este estudio contó con la participación de más de 300 gerentes y altos ejecutivos de empresas instaladas en Uruguay y dio cuenta de una mejora significativa en lo que refiere al clima de negocios. La mayoría de los encuestados considera que el clima de inversión es bueno o muy bueno, algo que no sucedía desde 2014.

Asimismo, se registró una mejora de las expectativas para 2021. De los ejecutivos que fueron consultados, 73% evalúa que la situación será mejor dentro de un año. Esto es un resultado esperable a la luz de la excepcionalidad que caracteriza al 2020, que podría llegar a ser, en términos económicos, uno de los peores años del último siglo.

En esta línea, de acuerdo con el relevamiento, las opiniones positivas en torno a la evolución del clima de inversiones en un horizonte de 12 meses ascienden a 67%. En cuanto a la intensidad del shock asociado a la covid-19, los consultados consideran que si bien el impacto ha sido severo, es en buena medida transitorio. Según destaca el informe, “52% señaló o bien que su empresa ha recuperado niveles ‘normales’, o bien que prevé que lo haga en un lapso de menos de seis meses”.

En este marco, el relevamiento también capturó una nueva mejora en las opiniones de los ejecutivos acerca de las perspectivas de sus propias empresas. No obstante, “son más extendidas las expectativas de mayor producción (en torno a 60%) que las expectativas de mejora en la rentabilidad o de incremento de la inversión en los próximos 12 meses (en torno a 40%)”.

En lo que refiere al empleo, pese a que cayó el número de ejecutivos que prevén una reducción del personal en su empresa el próximo año, todavía son pocos los que prevén expandir su plantilla (23%).

Acerca de los desafíos hacia el próximo año, el foco se ubica en la mejora de la rentabilidad ante un contexto de demanda debilitada. Por primera vez desde que se lleva a cabo este relevamiento, el desafío de incorporar tecnología apareció entre los más mencionados, lo que evidencia el rol de la pandemia como acelerador de tendencias preexistentes, en particular en el ámbito del cambio tecnológico.

Entre los principales resultados de la encuesta se encuentra también que 80% de los ejecutivos consultados aprueba la gestión del gobierno en materia de política económica, y creen que mejorar el resultado fiscal y la calidad de la educación deberían ser la prioridad del gobierno en 2021.

La coyuntura económica y el clima de negocios

Como era de esperar, la visión que predomina sobre la situación económica es peor respecto de la que se registró un año atrás, con un saldo neto entre respuestas positivas y negativas de -76% (-84% fue en la edición anterior de abril, en plena pandemia). A pesar de ello, la consultora destacó la mejora en la percepción sobre el clima de negocios, que 57% consideró “bueno o muy bueno”. En comparación con octubre de 2019, el cambio es significativo: sólo 12% de los encuestados evaluaba como “bueno o muy bueno” el clima de negocios. Actualmente, apenas 6% de los ejecutivos entiende el clima de negocios como “malo o muy malo”.

Pensando hacia adelante, 73% de los encuestados espera una mejora de la situación para el próximo año (es un incremento de 21% en relación con el relevamiento anterior). Para el clima de inversiones en 2021, el cambio positivo también es relevante: “Dos de cada tres tienen una visión optimista y el saldo neto entre respuestas positivas y negativas resultó el mayor desde que realizamos este relevamiento”, dijo Exante.

Foto del artículo ''

Por su parte, se consultó a los ejecutivos sobre sus previsiones acerca del Producto Interno Bruto (PIB), el valor del dólar y la inflación. Más de la mitad estimó una caída del PIB mayor a 3% este año y sólo 7% anticipó una expansión de la actividad. Para 2021, el promedio de expectativas muestra un crecimiento de 2% –con gran dispersión en las respuestas–. Las proyecciones macroeconómicas incluidas en el Presupuesto por el gobierno prevén una expansión del PIB en el entorno de 4,3% para 2021, mientras que de la encuesta mensual de expectativas que releva el Banco Central se desprende una expansión en el orden de 3,7% (mediana de respuestas).

Ampliando el horizonte temporal, el relevamiento de Exante recogió una nueva revisión al alza de las expectativas de expansión en un horizonte de mediano plazo: “2,6% es el crecimiento promedio del PIB esperado para dentro de tres o cuatro años”.

Sobre el tipo de cambio, los ejecutivos esperan que “suba de forma bastante moderada en el correr de los próximos 12 meses” y llegue, según el promedio de respuestas, a 45,8 pesos dentro de un año. Para el caso de la inflación, prevén que cierre el año en 9,1% –levemente por debajo del nivel actual, que es 9,74%– y que descienda el año siguiente a 7,8%. Exante analizó que “se acuerda que la inflación ceda en 2021, aunque son relativamente pocos los empresarios que la visualizan dentro del rango meta” del gobierno, entre 3% y 7%. También se consultó sobre la perspectiva a tres o cuatro años, y 66% de las respuestas mostraron expectativas de inflación menores a 7%.

Las perspectivas de ventas, inversión y contratación de personal

En el segmento de preguntas referidas específicamente a sus empresas, 40% de los ejecutivos consideró “muy significativo” el impacto inicial de la pandemia en su actividad y 30%, “algo significativo”. Sólo 7% dijo que la crisis sanitaria tuvo efecto nulo o positivo. Sin embargo, 39% entiende que la empresa ya volvió a operar en los niveles prepandemia o incluso por encima de ellos, y 13% estima que eso sucederá en los próximos seis meses. La contracara son el 28% que visualiza que la recuperación llevará de seis a 12 meses y el 19% que cree que tardará más tiempo.

Asimismo, 47% indicó que su empresa está en mejor situación que en abril, pero en comparación con los 12 meses anteriores son menos los que ven ese avance: 22%. Para 39% está igual y para igual porcentaje está peor. Así las cosas, 47% estima que sus ventas al cierre de 2020 caerán 5% o más, en términos reales, y 32% cree que no habrá un retroceso en la facturación. Exante señaló que esto muestra que “la recuperación no es generalizada”.

Igualmente, asociada a “la evaluación positiva de las perspectivas económicas y del clima de negocios, la encuesta recogió una mejora en las opiniones de los ejecutivos respecto de las perspectivas de sus propias empresas”. Según 68% de ellos, la situación será mejor dentro de un año para su emprendimiento; 28% cree que se mantendrá igual y 4%, que empeorará.

La consulta incluyó también cuáles son las perspectivas en términos de producción, rentabilidad e inversión. Si bien 61% proyecta mayor producción, la respuesta más repetida para rentabilidad e inversión es que se mantendrá igual –con 42% y 53%, respectivamente–, aunque crecen las opiniones positivas frente a la pasada edición.

Un cambio de tendencia que marcó Exante en su informe refiere al “fuerte descenso en la proporción de ejecutivos que espera una reducción del empleo en su empresa el próximo año”, pasando de 39% en abril a 16% en octubre. Para 61% no habrá cambios en la plantilla de trabajadores, mientras que 23% prevé contratar más. En este punto, el saldo positivo de respuestas (“contratará” contra “disminuirá” personal) es “positivo por primera vez en siete años”. También asociado al empleo, se desprende de la encuesta que “son relativamente pocos los ejecutivos que esperan que sus empresas incrementen la cantidad de trabajadores respecto del promedio prepandemia”.

En el caso de la inversión, la encuesta encontró que no hay una intención generalizada en las empresas de incrementarla por encima de los niveles prepandemia. De los consultados, 52% prevé invertir lo mismo o más en 2021, y 12% proyecta que será al menos 20% menor –o más, ya que 4% espera que sea menos de la mitad– lo invertido el año próximo.

En tanto, los empresarios visualizan que los principales desafíos para su empresa son “mejorar la rentabilidad en un contexto de baja demanda” (70% lo mencionó), gestionar los recursos humanos (53%) y la incorporación de tecnología (52%). Otras respuestas repetidas fueron gestionar el capital de trabajo (31%), la conflictividad laboral (21%), gestionar el riesgo cambiario (17%), los riesgos de liquidez (16%) y la adecuación de los pasivos financieros (14%). Por otra parte, Exante señaló que “la mayoría de los ejecutivos consultados sostuvo que sus empresas han hecho recortes de gastos significativos, pero más de la mitad también entiende que será necesario seguir tomando medidas de racionalización de gastos en los próximos meses”.

Apoyo al gobierno y cambio en las prioridades

Mientras que en octubre del año pasado 74% de los empresarios desaprobaba la gestión del gobierno, sólo 1% lo hace ahora. Hay 10% que tiene una visión neutra y 89% evalúa positivamente la gestión. Los que apoyan específicamente la política económica llevada adelante constituyen el 80%.

Un año atrás, los ejecutivos consultados entendían que la mayor prioridad del gobierno debía estar alojada en el ámbito de la seguridad pública, respuesta que ahora quedó en tercer lugar. La mejora del resultado fiscal y del nivel educativo son ahora las prioridades más repetidas por los ejecutivos –estaban en el puesto 3 y 2, respectivamente, en octubre del año pasado–. Otro cambio particular es que disminuyó la cantidad de consultados que marcaron como clave la reducción de la conflictividad sindical y la modificación de la negociación colectiva.

A su vez, 47% de los ejecutivos espera que exista una “leve mejora de la política económica” en el próximo año, contra 36% que lo preveía un año atrás.

“El nuevo gobierno cuenta con un capital de expectativas muy importante, con una amplia aprobación de su gestión tanto en términos generales (probablemente con buenas valoraciones del manejo de la crisis sanitaria) como en materia de política económica”, concluyó Exante.

El informe está disponible en: https://www.exante.com.uy/novedades-blog/encuesta-de-expectativas-empresariales-noviembre-2020