Cuando empezó el año, la Intendencia de Montevideo (IM) que lidera Christian Di Candia no imaginaba que en setiembre reeditaría el Mes de la Diversidad una vez más. Pero llegó el coronavirus y las elecciones departamentales y municipales, que estaban previstas para el 10 de mayo, tuvieron que ser aplazadas. Con la nueva fecha electoral fijada para el 27 de setiembre, se abrió la oportunidad de volver a impulsar durante todo el mes una agenda de actividades para promover el respeto de los derechos de las personas LGBTI.

La IM trabajó durante las últimas semanas para aprovechar este mes extra. “Si alguna cosa buena tuvo este cambio de calendario fue que nos regaló la posibilidad de volver a celebrar en setiembre el Mes de la Diversidad”, dijo el coordinador de la Secretaría de la Diversidad de la IM, Andrés Scagliola, durante la presentación oficial de las actividades.

La consigna elegida este año por la comuna es “Así te quiero. En setiembre, Montevideo celebra la diversidad”. La idea es poner el foco en reconocer, respetar y celebrar todas las expresiones de género y, en particular, las no binarias y las que escapan a los modelos hegemónicos de masculinidad o feminidad. “A lo largo de estos cinco años hemos trabajado reivindicando la posibilidad de que todas las identidades de género y las orientaciones sexuales tuvieran un lugar en la ciudad. Por eso queremos reivindicar a todas las personas sea cual sea la forma en que se presentan en términos de género y especialmente a las personas que escapan a los roles de género esperados”, explicó Scagliola.

El referente recordó una declaración de la Comisión Internacional de Juristas de 2009 que afirmaba, entre otras cosas, que “la noción de aquello que constituye las normas masculinas y femeninas correctas ha sido fuente de abusos contra los derechos humanos de las personas que no encajan o no se ajustan a estos modelos estereotípicos de lo masculino y lo femenino”. Así, “las posturas, las formas de vestir, los gestos, las pautas del lenguaje, el comportamiento y las interacciones sociales, la ausencia de una pareja de sexo opuesto, son todos rasgos que pueden alterar las expectativas de género”. “Cada vez vemos más a personas que escapan de estas pautas de género y que muchas veces, por esa razón, sufren discriminación”, aseguró Scagliola. “Nos parecía que era hora de que estuvieran en el centro”.

En su turno, el intendente Di Candia dijo sentir “orgullo” por tener la posibilidad de celebrar la diversidad sexual en Uruguay “mientras se condena en tantos lugares del mundo”. Y aplaudió la consigna de este año: “Cuando uno lee ‘Así te quiero’ realmente piensa en este Montevideo que queremos: así diverso, así inclusivo, así con equidad”. También “así queremos a las personas”, puntualizó: “Libres, de la mano de quienes quieran, besándose con quienes quieran, vestidos como quieran, que realmente disfruten de la ciudad y sean capaces de tener una vida feliz”. Aseguró en ese sentido: “No debe haber derecho más importante que el derecho a que las personas sean como quieren ser”.

Di Candia también resaltó la importancia de haber tomado la “definición política” de crear la Secretaría de la Diversidad a fines de 2015. “Porque no se trata solamente de leyes y reglamentaciones; también tiene que haber una institucionalidad que trabaje en la transversalización de las políticas y en la generación de políticas públicas de calidad. Para eso se precisa formación, estudio y gente experta en la temática”, explicó.

En una línea similar, la directora del Departamento de Desarrollo Social de la IM, Fabiana Goyeneche, dijo que este “setiembre extra” ofrece “la maravillosa oportunidad de analizar el recorrido hecho, la trayectoria que la agenda de la diversidad había marcado y cómo afortunadamente ese derrotero va llegando a su fin prácticamente cumplido en su totalidad”. Hacía referencia a la Agenda de Diversidad e Igualdad Social 2016-2020, una hoja de ruta que construyó la Secretaría de la Diversidad al principio de la gestión con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas y ONU Sida.

Goyeneche dijo que, en materia de diversidad sexual, es necesario “un cambio cultural” que además de “medidas simbólicas” requiere la implementación de políticas públicas. “Los cambios estructurales se generan con políticas públicas, transversalizando cada área de la administración, comprometiendo presupuesto, trabajando en equipo y con compromiso profesional, político y humano”, señaló. Para la directora, la IM no sólo dio esos pasos durante los últimos cinco años, sino que además “echó las raíces para que el trabajo continúe” en el futuro.

“Es momento de atravesar todas las fronteras y tender puentes más sólidos que nunca entre todas las personas, los departamentos y las ciudades, porque somos una sola comunidad”, resumió Goyeneche. “Ojalá que esta comunidad esté cada vez más vestida con los colores de la diversidad, sin etiquetarnos, sin estereotiparnos, sin levantar muros entre nosotras, nosotros y nosotres y, sobre todo, reconociendo y celebrando la diversidad como aquel primer día que inauguramos esta Secretaría de la Diversidad”.

Cinco años, cinco logros

La Agenda de Diversidad e Igualdad Social 2016-2020 proponía 59 acciones específicas para alcanzar durante el período con base en cinco lineamientos estratégicos. Al día de hoy, se cumplió con 90% de esos objetivos, informó Scagliola, y aprovechó el lanzamiento del Mes de la Diversidad para hacer un repaso sobre los principales avances logrados.

El primer lineamiento estratégico era conocer la realidad de las personas LGBTI en Montevideo. “No se puede transformar lo que no se conoce”, aseguró el coordinador de la Secretaría de la Diversidad, y enumeró los trabajos realizados sobre baños públicos –y espacios públicos en general–, policlínicas inclusivas, diversidad religiosa y arte trans. Además, en ese proceso de generar conocimiento sobre estas poblaciones, mencionó los esfuerzos para introducir la interseccionalidad en las políticas LGBTI: “La idea es dejar de hacer políticas para un estereotipo de persona LGBTI que no existe y empezar a ver que las personas LGBTI son afros, son migrantes, tienen discapacidades. Hay que entender todas esas intersecciones”.

Otro de los ejes estratégicos era transversalizar las acciones de la IM con una mirada de diversidad sexual, de género, igualdad y no discriminación. En este punto, Scagliola se refirió, a modo de ejemplo, a los talleres de capacitación sobre cómo brindar una atención integral a personas trans en las policlínicas de la intendencia, en los que participaron más de 1.500 personas.

Promover una cultura respetuosa de la diversidad sexual, y la integración de la diversidad a la cultura, era el tercer lineamiento. “Muchas veces decimos que el cambio tiene que ser cultural, pero no trabajamos con la cultura para que el cambio sea de esa manera. Así que la Semana de Arte Trans ‒que nos han dicho que es la única en América Latina con esas características‒ es para nosotros uno de los motivos de mayor alegría”, celebró Scagliola. El coordinador dijo que la última edición convocó a unas 3.000 personas. “Realmente es una celebración que saca a las personas trans del estigma y las pone como productoras de arte y de cultura”, explicó, pero también las posiciona como espectadoras, “porque todavía es una cuenta pendiente que las personas trans puedan acceder a los espectáculos públicos de la forma en que todas y todos queremos”.

El cuarto eje era descentralizar y territorializar las respuestas a la población LGBTI. Esto se logró a través de las policlínicas de la IM, pero también en otros espacios concretos de la ciudad, como por ejemplo la Plaza de la Diversidad, que fue reinaugurada el año pasado en la Ciudad Vieja. “La Plaza de la Diversidad fue la primera de América Latina en el año 2005 y después le ganó el olvido. Esta administración la recuperó y la transformó en un espacio tan significativo para una generación nueva de activistas y de la propia comunidad que es impresionante”, consideró Scagliola.

Impulsar la participación y articulación de distintos actores tanto a nivel nacional como en la esfera internacional era el último eje estratégico. Para el coordinador de la secretaría, uno de los hitos en este sentido es el hecho de que Montevideo se haya convertido en una de las ciudades fundadoras de la Red Latinoamericana de Ciudades Arcoíris, que trabaja junto a otras metrópolis de la región en temas de diversidad sexual y de género. A nivel local, Scagliola destacó la importancia de haberles brindado un apoyo “permanente” a las organizaciones de la sociedad civil.

A estos objetivos se le sumó en marzo de este año el desafío de responder a las necesidades de la población LGBTI durante la emergencia sanitaria. Esto incluyó, entre otras cosas, una respuesta de vivienda transitoria a personas LGBTI que estaban en riesgo de situación de calle. Para lograrlo, la Secretaría de la Diversidad reconvirtió el uso del hogar Tocó Venir, un espacio que la Secretaría de Infancia, Adolescencia y Juventud de la IM dispone todos los años para estudiantes del interior del país que viajan a Montevideo a continuar su formación en instituciones públicas de enseñanza terciaria. “Me parece que esta debería ser una muy buena práctica para compartir con otros de cómo un programa de otra secretaría se pone a disposición también de nosotros, nos transfiere conocimiento y no sólo el espacio para poder evitar que estas personas quedaran en situación de calle”, consideró Scagliola. “Hoy podemos decir que la experiencia terminó, que la gran mayoría de las personas tienen trabajo, que hemos logrado también un tiempo de transición y que todas están de alguna manera encaminando su vida con autonomía”, dijo, como evaluación.

Una ciudad vestida de arcoíris

La agenda de actividades de la IM en el marco del Mes de la Diversidad 2020 incluye intervenciones urbanas, concurso, muestra, baile, caminata y nuevas políticas dirigidas a las personas trans. Todo en 26 días.

Concurso de fotografía de Llamale H

Con el apoyo de la Secretaría de la Diversidad, la asociación civil Llamale H organiza la décima edición de su concurso de fotografía, que este año deberá abordar la temática “diversidad sexual y género”. Se valorarán especialmente las obras que retraten “los vínculos a la distancia”, con especial hincapié “en las migraciones, las personas privadas de libertad y el distanciamiento físico”. El plazo para presentar propuestas es del 1° de setiembre hasta el 30. Las bases generales pueden consultarse en el sitio web de la asociación. Los trabajos deben ser enviados al correo electrónico [email protected]

Intervención artística de las letras de “Montevideo” en Kibón y el Cerro

La idea es pintar las letras de estos dos carteles de “Montevideo” con los colores de la diversidad. La actividad se realizará con la participación de integrantes de la red Montevideo Arcoíris, colectivos y activistas. La intervención en el cartel de Kibón será este sábado 5 de setiembre a las 14.00. En tanto, la actividad en el Cerro será el lunes 14, a las 14.00.

Afiches por los derechos de las personas LGTBTIQ

El viernes 18 de setiembre a las 18.00 se presentará la tercera edición de “Afiches por los derechos de las personas LGBTIQ” en el Centro Cultural de España. Esta vez, el proyecto reunió a 25 artistas que trabajaron con base en la consigna “Comunidad - Montevideo está orgullosa de vos”. La curaduría estuvo a cargo de Carolina Curbelo, fundadora del blog Mirá mamá.

Voguing Ball en la Plaza de la Diversidad

El sábado 19 de setiembre a las 17.00 se realizará una jornada de Voguing Ball en la Plaza de la Diversidad, con la participación de los grupos de baile House of Polenta y House of Glam. El vogue es un baile derivado del house dance creado en la década de los 80 en Harlem (Nueva York) por las disidencias sexuales y de género afro y latinas. Hoy es reivindicado a nivel mundial como una forma de celebración de las identidades y expresiones de género disidentes.

Presentación de las políticas que ha impulsado la IM para las personas trans

El miércoles 23 de setiembre a las 11.00 se presentará en la sala Ernesto de los Campos de la IM una resolución que incorpora la Ley Integral para las Personas Trans a la normativa departamental. Al mismo tiempo, se lanzará un protocolo que garantiza a las funcionarias y los funcionarios de la IM una transición de género sin discriminación en su ambiente laboral.

Recorrido urbano por la ciudad

“Básicamente la idea es recorrer el Centro reivindicando, relatando y recuperando las memorias de la comunidad LGBTIQ en la ciudad de Montevideo”, explicó Scagliola. La actividad será el sábado 26 de setiembre a partir de las 16.00. La salida es desde el edificio anexo de la IM hasta el Café 11:11 en la Ciudad Vieja, “que hoy es un punto de concentración de buena parte de la comunidad LGBTI”.