Primero hay que saber sufrir, estar 17 puntos abajo y batallar durante 25 minutos de básquetbol para, recién al final, poder saborear un triunfo tan soñado como trabajado. Defensor Sporting se consagró campeón de la Liga Femenina de Básquetbol por primera vez en su historia, venciendo en la final a las reinas de esta disciplina. Malvín, un equipo acostumbrado a jugar finales, estuvo en las últimas 18 definiciones y ganó 16 títulos, pero esta vez no.

Camila Panetta, de Defensor Sporting.

Camila Panetta, de Defensor Sporting.

Foto: Ernesto Ryan

Sporting cargó la mochila de los nervios. Saber cerrar un torneo después de ganar el primer partido final no es cosa fácil, y menos contra la calidad y la experiencia de las jugadoras playeras. El partido comenzó con dominio de Malvín, que cerró el primer cuarto con parcial de 15-6 luego de proponer una defensa combinada T1. Cuatro jugadoras defendiendo en zona, formando una “T” y una referencia directa sobre Aldana Gayoso para evitar que anotara. El control del rebote defensivo y la cantidad de pérdidas que lograron forzar, les permitieron muchos puntos de ataque rápido.

Serdio, DT de Malvín lo sabía. Gayoso era la jugadora a la que había que parar y, si bien lo consiguieron durante un rato, Aldana rompió las cadenas y se adueñó del partido. Sporting reaccionó en el segundo cuarto, luego de estar 17 puntos abajo en el marcador, consiguió recortar diferencias e irse al descanso perdiendo por 10 puntos. Aldana Gayoso fue el hilo conductor para la ofensiva del equipo fusionado y más tarde terminó el partido como goleadora con 21 tantos.

Lucia Schiavo, de Defensor Sporting, Florencia Somma, de Malvín, y Silvie Boussia, de Defensor Sporting, durante la segunda final de la Liga Uruguaya Femenina de Basquetbol.

Lucia Schiavo, de Defensor Sporting, Florencia Somma, de Malvín, y Silvie Boussia, de Defensor Sporting, durante la segunda final de la Liga Uruguaya Femenina de Basquetbol.

Foto: Ernesto Ryan

En el tercer cuarto el equipo dirigido por Gino Alderete se acercó a cuatro puntos. Emilia Larre Borges aportó entonces dos triples consecutivos fundamentales para su equipo, que le permitieron regular la ventaja y mantenerse arriba por 10 puntos. Hasta los minutos finales del juego ese fue el margen, entre cinco y 10 puntos de ventaja. Pero entonces Gianina Tiscornia agarró el partido para ella. Un triple a falta de tres minutos para el final acercó a su equipo a dos puntos. A 2:12 del cierre empató Defensor con libres de Camila Panetta y, cuando parecía que Florencia Fernández le daba la tranquilidad a Malvín con un doble y falta para recuperar tres puntos, Tiscornia dijo que no.

Las jugadoras de Defensor Sporting, tras la obtención del título de campeonas de la Liga Uruguaya de Basquetbol Femenina.

Las jugadoras de Defensor Sporting, tras la obtención del título de campeonas de la Liga Uruguaya de Basquetbol Femenina.

Foto: Ernesto Ryan

Otro triple de Nina le dio a Defensor el empate y, a falta de cinco segundos, una falta de tres de Sabina Bello sobre la misma número 4 le dio libres. Anotó solo uno, pero fue suficiente para el 54-53 final, con el que Defensor Sporting levantó su primera copa en la rama femenina a nivel de primera división. El triunfo fue sorpresivo por lo que sucedió dentro de estos 40 minutos, pero absolutamente merecido para un equipo que demostró su capacidad de adaptación a distintos momentos del juego y, sobre todo, una gran capacidad de enfrentarse a la adversidad. No dieron por perdido un partido que en todo momento pareció que no era para ellas. Al final, tuvieron premio.

Estadísticas del partido