El empate 0-0 en el Franzini entre Defensor y Rentistas, virtualmente salvó a los campeones del Apertura de un casi inconcebible descenso. Asimismo dejó a los violetas en una situación tan incómoda como impensada, y absolutamente desacostumbrada, después de décadas peleando campeonatos y sin pensar nunca en perder la categoría.

A falta de una sola fecha que se habrá de fijar en estas horas, Defensor está igualado con Boston River en la antepenúltima posición del descenso, la última que queda por decidirse tras la anticipada pérdida de categoría de Cerro y Danubio. Rentistas zafa porque aún cuando perdiera su próximo partido ante Danubio, quedaría en un promedio de 1,169, que es el mismo que podrían alcanzar Defensor y Boston River si sumaran de a tres. Lo que salva a los semifinalistas del Uruguayo, es que tienen mejor diferencia de goles que sus potenciales competidores y sería inverosímil que lo pudieran superar en ese rubro. Ello, por si hay un triple empate. Si no lo hay, querrá decir que alguien quedó por debajo y será el que descienda.

La tensión y lo inverosímil dominaron la escena en el Franzini. La ucronía no estaba escrita en ningún lado. La ficción era demasiada ficción para siquiera considerarla. Defensor y Rentistas jugando por el descenso al final de la temporada en que Rentistas fue por primera vez campeón en la A, en que Defensor se armó para pelear, como en las últimas décadas, todo. Fueron minutos de estudio, pero sobre todo de falta de conexión entre los colectivos. Tal vez los nervios, tal vez la impericia para desarrollar buen juego en esas condiciones. Lo cierto es que, aunque Defensor estuvo un poco más ofensivo, generando inclusive un par de chances, el partido no ofrecía situaciones ofensivas claras y sólo reflejaba la tensión emocional que dominaba el juego. Defensor estuvo apenas más sólido en su intención de atacar con firmeza, pero no quedó más que en intenciones, que también tenía Rentistas apenas insinuadas. Así se fueron al descanso, con la incertidumbre de lo que vendría.

¿Cómo se piensa un partido para Rentistas, a seis días del juego más trascendente de toda su historia, mientras lo acecha uno de los dramas deportivos más grandes que tienen los clubes?

¿Cómo se espera y se prepara un juego, en el caso de Defensor, después de más de medio siglo en la A ganando campeonatos, peleando torneos en Sudamérica y, de un día para el otro, al borde del abismo?

En el segundo tiempo Defensor, el que estaba en situación más acuciante, presionó más. Eduardo Acevedo, con más recursos en el banco, gestionó variantes buscando el desequilibrio con el ingreso de Christian Chávez, Kevin Méndez y Diego Coelho. Le puso vértigo el elenco violeta con sus acciones ofensivas, pero no tanta intensidad. Mucho más nervio que intensidad. El elenco de Alejandro Cappuccio en cambio, encontró cierta solidez en su juego medio, y pudo sostener la pelota alejada de su arco.

Sin sistematización de una estructura de juego colectiva, Defensor, apretado por el reloj, por la tabla, por el triunfo de Boston River y por la incomodidad del desequilibrio anímico que representa mirar para abajo, pasó a depender del posible aporte individual de alguno de sus desequilibrantes futbolistas.

El último cuarto de hora, en una temprana visualización del campeón del Apertura de que no podría sostener el partido de igual a igual, se jugó siempre en campo de Rentistas que defendía el punto que lo alejaba del descenso. No más que eso. Rentistas se salvó, Defensor sigue entre los dolientes del descenso.

Detalles

Estadio Luis Franzini

Árbitros: Esteban Ostojich, Richard Trinidad,Carlos Barreiro

Defensor (0): Matías Castro, Álvaro González, Facundo Mallo, Matías Rocha, Rodrigo Rojo (75’ Alan Rodríguez), Mathías Cardaccio, Vicente Poggi (60’ Kévin Méndez), Ignacio Laquintana (60’ Christian Chávez), Tabaré Viudez (86’ Facundo Milán), Alvaro Navarro (60’ Diego Coelho), Matías Ocampo Entrenador: Eduardo Acevedo

Rentistas (0): Nicolás Rossi, Andrés Rodales, Damián Malrechauffe (76’ Maximiliano Amondarain), Guillermo Fratta, Mathías Abero, Maximiliano Lemos (80’ Francisco Duarte), Ramiro Cristobal, Agustín Acosta, Nicolás Colazo, Franco Pérez (80’ Salomón Rodríguez), Nahuel Acosta (89’ Facundo Parada). Entrenador: Alejandro Cappuccio

Goles: No hubo.