El fútbol de selecciones tiene 15 países ya clasificados al Mundial de Catar 2022, y son 145 los que ya no gozan de ninguna chance de darse cita en Medio Oriente a fines de este año. En una nueva fecha FIFA, las Eliminatorias de Asia y la Concacaf avanzan hacia su final, mientras que África resuelve su torneo continental y definirá más adelante a sus clasificados. Por su parte, Oceanía todavía no comenzó la disputa de sus cupos, pero no falta mucho para que eso suceda. Los momentos más apasionantes de las Eliminatorias del mundo se acercan, y repasamos en qué están los continentes a los que menos miramos, es decir, todos los que no son América del Sur ni Europa.

Asia

Cupos: cuatro y uno a repechaje. Formato de esta tercera ronda: 12 selecciones divididas en dos grupos, los dos primeros de cada uno avanzan directo. Los terceros se enfrentan entre sí para decidir cuál es el representante de la AFC en el repechaje frente a la Conmebol.

La doble fecha en Asia dejó dos clasificados a Catar: Irán y Corea del Sur. El grupo A hace rato que se partió entre ellos dos y el resto. Son además los únicos invictos en la confederación asiática.

Irán, luego del exitoso proceso del portugués Carlos Queiroz, apostó al croata Dragan Skokic, un entrenador que hacía años que dirigía equipos en la liga iraní. En 15 partidos ganó 14 y empató uno solo. El equipo melli (selección nacional en persa) estará en su tercer mundial consecutivo, un hecho inédito en su historia. Capitaneados por Ehsan Hajsafi, un lateral izquierdo con más de 100 partidos en la selección y jugador de Aek Atenas. Además, cuenta con Mehdi Taremi en un gran momento. El nueve del Porto es el goleador del equipo, y está bien acompañado por Alireza Jahanbakhsh, un extremo formado en Holanda y comprado por el Brighton inglés.

Lo de Corea del Sur es un homenaje a la regularidad. Desde México 86 no se pierde una cita mundialista. En esta ocasión viene de la mano del portugués Paulo Bento, que tomó las riendas de la selección luego de Rusia 2018. Su figura más destacada no precisa mucha presentación, pero este equipo es algo más que Son Heung-min. Se destacan Hwang Hee-chan, habitual titular en la delantera del Wolverhampton inglés, y Lee Jae-sung, interesante volante del Mainz alemán. Tal vez el mayor homenaje a la regularidad sea la persistencia del nombre Kim, tradicionalmente portado por diversos futbolistas en dicha selección. En este caso, Corea se presentó a su último partido con el golero y la línea de cuatro defensas, todos llamados Kim.

Alireza Bakhsh, de Irán, y Bandar al-Ahbabi, de Emiratos Árabes Unidos, durante el partido por las Eliminatorias asiáticas, el 1 de febrero, en el Complejo Deportivo Azadi en Teherán, Irán.

Alireza Bakhsh, de Irán, y Bandar al-Ahbabi, de Emiratos Árabes Unidos, durante el partido por las Eliminatorias asiáticas, el 1 de febrero, en el Complejo Deportivo Azadi en Teherán, Irán.

Foto: Atta Kenare, Afp

El tercer puesto del grupo A aún está abierto. Emiratos Árabes Unidos (EAU) cumplió al ganarle a Siria y aprovechó que, Irak y Líbano, los otros dos rivales, empataron entre sí. La próxima fecha tiene un Irak-EAU que perfilará las oportunidades de cara a la última fecha.

Ya eliminado quedó Siria, que no pudo repetir la buena eliminatoria anterior, que lo tuvo jugando el repechaje continental contra Australia.

El sol, la medialuna y el canguro

En el grupo B las dinámicas están claras: Japón viene al alza, Arabia Saudita ya hizo los deberes y Australia la está pasando mal. Los japoneses acomodaron el rumbo luego de un mal arranque y encadenaron cinco triunfos al hilo. Tienen al goleador de esta fase, Junya Ito, del Genk belga, y se aprovechan del buen momento de Takumi Minamino en Liverpool.

Para Arabia Saudita es casi una obligación histórica clasificarse al próximo mundial porque será el primero en suelo de un país árabe. Tampoco es que las relaciones con Catar sean especialmente buenas: reabrieron las fronteras el año pasado luego de años de conflicto diplomático. Si gana el próximo partido contra la eliminada China, se clasifica.

El tercero en discordia es Australia, que tiene una buena y una mala noticia. La buena es que depende de sí mismo para clasificarse porque le queda jugar contra Japón y Arabia Saudita. La mala es que depende de sí mismo. Ganó uno de los últimos cinco partidos (a Vietnam) y empató con Omán y China, puntos que no vuelven.

Omán, China y Vietnam ya quedaron eliminados.

Hinchas de Canadá celebran el triunfo ante Estados Unidos, el 30 de enero, en Ontario, Canadá.

Hinchas de Canadá celebran el triunfo ante Estados Unidos, el 30 de enero, en Ontario, Canadá.

Foto: Geoff Robins, AFP

Concacaf

Cupos: tres y uno a repechaje. Formato: Octogonal todos contra todos. Los tres primeros al Mundial, el cuarto al repechaje.

Desde hace un tiempo hay un rumor en el mundo del fútbol internacional: “Ojo con Canadá, que puede clasificarse”. Todo está dado para que los canadienses disputen su segundo mundial en la historia. ¿Las razones? La política de inmigración, entre otras. Canadá ha sido receptora de inmigrantes de todas partes del mundo, y el fútbol se beneficia de ello. Desde el arquero y capitán Milan Borjan, nacido en la extinta Yugoslavia y que tuvo un breve pasaje por las formativas del Club Nacional de Football, hasta Lucas Cavallini.

Hay dos nombres que se destacan sobre el resto, jugadores formados en Europa y que decidieron jugar por el país de acogida y no por el de sus padres. Ya se rumorea que el nueve del Lille Jonathan David, de padres haitianos y nacido en Estados Unidos, está en el ojo de los grandes de Europa. El otro es Alphonso Davies, jugador de Bayern Múnich, de padres liberianos nacido en un campo de refugiados en Ghana.

Los canadienses encadenaron victorias consecutivas contra Panamá, Costa Rica, México, Honduras y Estados Unidos. Este miércoles vencieron 2-0 a El Salvador. Lideran con 25 unidades.

México venía de dos derrotas seguidas y en esta triple fecha le ganó a Jamaica de visita, empató con Costa Rica de local y venció a Panamá 1-0, también en casa. El Tata Gerardo Martino es bastante cuestionado, aunque eso es algo normal para los entrenadores a cargo de la selección mexicana. Estados Unidos, sin brillar demasiado, viene segundo junto a México con 21 puntos y Panamá por ahora está cuarto con 17, en puesto de repesca. Costa Rica busca recuperar terreno perdido al comienzo de la Eliminatoria y ha sumado para no quedar fuera de la pelea. Este miércoles venció 1-0 a Jamaica y se puso a uno de Panamá.

Oceanía

Cupos: Uno a repechaje.

En setiembre pasado la Confederación de Fútbol de Oceanía le comunicó a la FIFA que le era imposible realizar las Eliminatorias rumbo a Catar debido a la pandemia y las restricciones de viaje en sus países miembros. La solución será llevar toda la competencia a suelo catarí el próximo marzo.

Participarán ocho de sus 11 miembros, ya que Samoa y Samoa Americana habían anunciado que no serían parte, y Tonga se bajó a causa de la erupción volcánica que afectó a todo el país.

Jugarán en dos grupos de cuatro equipos. Los dos primeros avanzan a la semifinal y el ganador de la final será el que dispute el repechaje internacional contra el representante de la Concacaf.

¿Alguien le hace fuerza a Nueva Zelanda? A juzgar por los últimos resultados, no. Los neozelandeses quedaron fuera de Rusia 2018 al perder contra Perú el repechaje (0-0 y 0-2). Son los mejor rankeados (110°), seguidos por Islas Salomón (141°), que desplazó a Tahití (159°) como segundo equipo del continente.

Grupos:
A: Islas Salomón, Tahití, Vanuatu, Islas Cook
B: Nueva Zelanda, Nueva Caledonia, Fiyi, Papúa Nueva Guinea
Fechas: del 17/3 al 30/3

Sadio Mane, de Senegal, durante el partido por la semifinal de la Copa Africana de Naciones ante Burkina Faso, el 2 de febrero, en el Stade Ahmadou-Ahidjo, en Yaundé, Camerún.

Sadio Mane, de Senegal, durante el partido por la semifinal de la Copa Africana de Naciones ante Burkina Faso, el 2 de febrero, en el Stade Ahmadou-Ahidjo, en Yaundé, Camerún.

Foto: Charly Triballeau, AFP

África

Cupos: cinco.

Si bien no se disputaron Eliminatorias este mes, porque se estuvo disputando la Copa África, en enero se sortearon los cruces de la última ronda de clasificación. 54 miembros tiene la CAF y cinco cupos a repartir. Los diez ganadores de la fase de grupos se enfrentarán en playoff de ida y vuelta a fines de marzo.

Tres de los cuatro semifinalistas de la Copa África siguen en carrera. Sin dudas el partido de mayor cartel es Senegal-Egipto. Son dos selecciones no muy asiduas a los mundiales –Senegal tiene dos participaciones y Egipto, tres–, pero ambas tienen jugadores que se destacan a primerísimo nivel: será un Sadio Mané versus Mohamed Salah en las marquesinas de Dakar y El Cairo.

El resto de los duelos también son muy parejos: Ghana-Nigeria vienen ambas de hacer una mala Copa África. Los ghaneses fueron últimos en su grupo y Nigeria cayó en octavos de final frente a Túnez.

Argelia enfrentará al siempre regular Camerún (jugó seis de los últimos ocho mundiales), República Democrática del Congo buscará clasificarse a su primer mundial con ese nombre (en 1974 lo disputó como Zaire) ante el Marruecos de Achraf Hakimi, mientras que Malí, con sus varios jugadores de apellido Traoré, buscará derrotar a Túnez y meterse por primera vez en una fase final de un mundial.

Las 15 clasificadas

Alemania
Argentina
Bélgica
Brasil
Catar
Corea del Sur
Croacia
Dinamarca
España
Francia
Inglaterra
Irán
Países Bajos
Serbia
Suiza