En su casa, el Parque Viera, Wanderers consiguió una importante victoria de atrás ante Cerro Largo, en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana. Todos los goles fueron en el segundo tiempo: abrió el marcador Leandro Onetto para los melenses, pero en cinco minutos Hernán Rivero y Diego Riolfo dieron vuelta el juego a favor del bohemio. La revancha será el próximo jueves y también en Montevideo, dado que Cerro Largo ha fijado el Centenario.

De a poquito

El cuarto de hora inicial fue casi de presentación, como si no se conocieran, como si casi no se enfrentaran, como que uno fuera ajeno, extranjero. Una de las explicaciones sería esa, pero otras son más poderosas, más fuertes: se trataba de un partido que en realidad es la mitad de un gran partido que determina que uno de ellos se quedará desde el jueves que viene en una gran competencia internacional de por lo menos seis partidos más, y 900.000 dólares limpitos sólo de aporte de la Conmebol por jugar esa fase de grupos -mientras que el otro se queda sin competencia y sin más verdes que los 225.000 recibidos por esta parte de la competencia-. Hay, además, otros efectos colaterales, como el estímulo para el club y los jugadores de una rica competencia, de una linda vidriera.

Después del cuarto de hora, Cerro Largo, el visitante real en esta serie en la que los dos partidos se jugarán en Montevideo, empezó a tomar protagonismo activo en campo rival, sobre todo por izquierda con Tizón fogoneando con el fraybentino Leandro Onetto.

Wanderers no pudo engarzar juego y sólo pudo articular un par de jugadas de peligro a través de la pelota quieta y la participación ofensiva de sus defensas, Emiliano García y Juan Aguirre. El arquero de los cerrolarguenses, que este año es el experimentado Lucero Álvarez, intervino de manera decisiva en esos aislados ataques bohemios.

Cerro Largo tocó de buena manera procurando administrar su mejor juego, pero Wanderers comenzó a crecer de manera más directa, y el argentino Hernán Rivero y el chileno Claudio Bravo debieron sucumbir ante las atajadas de Álvarez.

Se fueron a los vestuarios con el cero a cero en sus botines, un poco también sus bolsillos, y otro poco en sus corazones.

Cambios que cambian

El segundo tiempo arrancó con más vértigo, con más acción y con un gol que a los cinco minutos logró anotar Cerro Largo por parte de Onetto. El fraybentino mandó la pelota al fondo de las redes rematando una jugada con valores y aptitudes germinadas en campos del interior: la arrancó el melense Adolfo Lima, la concretó como jugada de peligro y creación el coloniense Emiliano Villar, y la concretó el tripero Onetto.

Cinco minutos después, en un par de acciones continuas, Rivero tuvo el empate. Primero en una definición por izquierda en la que doblegó a Álvarez pero la pelota hizo una coreografía por la línea entre los dos caños, después pateando con tanta fuerza al lado de Lucero que terminó sacándola a la tribuna.

Así la fábrica de emociones se instaló en campo visitante, con Wanderers atacando y atacando, con Álvarez atajando todo, y con Cerro Largo convertido en un equipo huérfano de ambición y creatividad.

A los 29’ llegó el empate de los bohemios con un limpio e impecable cabezazo de Rivero. Fue apenas segundos antes de que desde el banco Daniel Carreño mandara una señal atacante al sacar a un lateral y un mediocampista para sumar dos delanteros más.

Cinco minutos después, en una dinámica y bien articulada jugada, Wanderers lo dio vuelta con un gran gol de Riolfo.

Justicia, porque Wanderers fue muy superior en el complemento, con instancias bien pensadas desde afuera y bien ejecutadas desde adentro.

Danielo Núñez ejecutó tres cambios para los últimos minutos, pero nunca estuvo en cuestión la victoria de Wanderers. Es sólo medio partido, porque en realidad ganará quien el jueves pase y se quede con esa intensa y linda actividad internacional, y con el botín del casi millón de dólares.

Detalles

Copa Sudamericana – Ida, primera fase

Estadio: Parque Viera

Árbitros: Angel Arteaga, Antoni García y Yackson Díaz (Venezuela)

Wanderers (2): Ignacio de Arruabarrena, Juan Acosta (70′ Mauro Méndez), Juan Felipe Aguirre, Emiliano García, Kevin Rolón, Mauro Estol (70′ Agustín Santurio), Bruno Veglio, Leonardo Pais, Nicolás Quagliata, Christian Bravo (57′ Diego Riolfo), Hernán Rivero. Entrenador: Daniel Carreño

Cerro Largo (1): Lucero Álvarez, Luis Casiani (85′ Gustavo Machado), Martín Gianoli, Rafael García, Christian Tizón, Lucas Morales, Augusto Max, Marcos Enrique (80′ Santiago Martínez), Adolfo Lima (85′ Nicolás Silva), Leandro Onetto y Emiliano Villar (85′ Jonathan Ramis). Entrenador: Danielo Núñez

Goles: 50’ Leandro Onetto (CL), 74′ Hernán Rivero (W), 79′ Diego Riolfo (W).