Clásicos son clásicos. No importa quién llega mejor, cuál fue el más regular del año, a quién le cuesta más qué cosa o cuánta conexión hay en el plantel. O sí importa todo eso, pero a la vez son situaciones que se potencian cuando hay un partido frente al tradicional rival. En el primer juego de los playoffs, Aguada derrotó a Goes por 82-71 y puso la llave 1-0. Sí: el peor ubicado se impuso al primero de la tabla general. Cosas de clásicos, ¿no?

Hizo méritos Aguada para quedarse con el punto. Tampoco hay que creerse eso de que los clásicos se ganan como por arte de magia. No. Fue todo lo contrario. El aguatero planificó un partido y le salió redondo. Tuvo a Leandro García Morales en alto nivel, Federico Pereiras fue clave con el tiro exterior y las veces que le tocó defender, Federico Bavosi y Tyreek Duren manejaron los tiempos del partido, el argentino Marcos Mata dejó claro que es uno de los mejores extranjeros de la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB).

En el primer tiempo Aguada se fue 11 arriba y esa diferencia la mantuvo durante gran parte de lo que se jugó después. Pick and roll simple, pick and roll con pase extra, penetración y descarga, alto porcentaje de tiro exterior, fue el gran repertorio de los dirigidos por Nicolás Casalánguida. Con eso, más la muy buena tarea defensiva, el partido se tiñó de rojiverde.

El extranjero Duren fue el goleador del encuentro. El base metió 21 puntos, uno más que García Morales. Por el lado misionero el máximo anotador fue Néstor Colmenares con 16 tantos.

Ignacio Xavier, de Goes y Leandro García Morales, de Aguada, en el Palacio Peñarol.

Ignacio Xavier, de Goes y Leandro García Morales, de Aguada, en el Palacio Peñarol.

Foto: Ernesto Ryan

Peñarol ganó por 20

Con la defensa como puntal, Peñarol goleó a Malvín y picó en punta en su llave. Fue 91-71 para los dirigidos por Pablo López, en juego donde prácticamente no hubo segundo tiempo: el carbonero dominó en todos los rubros y, promediando el tercer cuarto, quebró el juego tomando distancias que fueron indescontables.

Hay que ver lo bien que jugó Peñarol. No es novedad que los equipos de López defienden bien, porque es su marca registrada y el DT la imprime ahí donde está. Pero, además de minimizar a Malvín, el aurinegro hizo un muy buen juego ofensivo donde se destacó la segunda línea: Nicolás Borsellino metió 20 puntos, Gianfranco Espíndola puso 9, Diego García fue importante en la conducción. Además, como casi siempre, Lee Roberts fue amo y señor de los rebotes, cerrando ese rubro con 15 en su haber (terminando como máximo rebotero de la noche).

Lo que viene

El lunes volverán los playoffs con doble jornada que será en el Palacio Peñarol. A primera hora, 19.15, se enfrentarán Olimpia y Biguá. Las alas rojas dieron la sorpresa en el primer juego, ganándolo 85-84, y lideran la serie 1-0. Si la victoria nuevamente es de Olimpia, los de Gerardo Jauri quedarán a un triunfo de pasar a semifinales. En Biguá, por su parte, se espera la recuperación de Donald Sims, goleador y factor clave en el funcionamiento del pato.

En el segundo turno, a partir de las 21.30, los que estarán en cancha serán Trouville y Urupán. Los pandenses, de gran temporada en la LUB, ganaron el primer juego 92-84.

El martes serán los segundos encuentros de quienes jugaron el viernes. Al igual que en las otras llaves, el cronograma de partidos invertirá los horarios: Aguada y Goes jugarán a primera hora (en el Palacio Peñarol), mientras que Malvín y Peñarol lo harán en segunda instancia (en cancha de Larre Borges).