La semana pasada, el presidente Luis Lacalle Pou habilitó a los tres cables montevideanos y a dos del interior a prestar servicios de internet. También la semana pasada, Antel hizo un acuerdo con los canales 4, 10 y 12 para emitir sus contenidos a cambio de nueve millones de dólares. Pero a pesar de estas decisiones, la relación entre el Poder Ejecutivo y las tres principales empresas privadas de televisión registra algunos roces. Una fuente de Torre Ejecutiva relató: “Los canales nos están enloqueciendo. Nos escriben todos los días para que les demos ya mismo los tres millones de dólares a cada uno. Nosotros les contestamos que no, que tienen que esperar hasta el 25 de diciembre, que no insistan porque no les vamos a hacer caso, pero no hay manera. Pero bueno, si quieren patalear, que pataleen. Nosotros la fecha que elegimos es esa y no la vamos a mover”.

Desde los canales privados reconocieron que existe “ansiedad” por hacerse del dinero. “Cuando a uno le anuncian que va a recibir una cifra de dinero así, es difícil mantener la serenidad. Es mucha la ilusión que se hace. Por eso los llamamos tanto. Obviamente, la decisión final la toma el gobierno. Pero sí nos gustaría que nos den el dinero a las cero horas del 25. O sea, que no nos hagan esperar hasta las nueve de la mañana”.

La frase: “Las decisiones del gobierno no van a afectar nuestra línea editorial. Vamos a seguir apoyando a los blancos y colorados como siempre”. Directivo de la televisión privada.