La colección se planificó en 2020, y ese mismo año se lanzó el primer ejemplar, que reunía cuatro textos del dramaturgo Alberto Paredes. En 2021 aparecieron 12 volúmenes, que reunían un amplio espectro –generacional y estético– de autores y autoras de nuestro país.

Los ocho libros publicados en 2022 continuaron mostrando esa diversidad de criterios. Sandra Massera y Luis Vidal son exponentes de amplia trayectoria, mientras que Vachi Gutiérrez representa la potencia de la dramaturgia emergente. Federico Roca puede leerse como un puente generacional y territorial: comenzó su carrera en Montevideo, pero hace años que vive en Colonia. De allí también proviene Lorena Rochón, otra autora que integra esta nueva serie. El recientemente desaparecido Omar Varela representa, junto a Fernando Schmidt, el trabajo más vinculado al humor. Y la investigación sobre artes escénicas está presente con los libros que recogen trabajos de Juan González Urtiaga sobre el circo criollo y de Carolina Silveira sobre el ciclo Montevideo Danza.

El impulsor de esta línea editorial es el dramaturgo y director teatral Álvaro Ahunchain, coordinador del Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE). “Antes, el reducto que tenía el autor nacional era la web Dramaturgia uruguaya, un sitio que estaba buenísimo, que en determinado momento tuvimos que bajar por problemas organizativos y que volvió a estar en línea. Pero no había acceso a libros impresos. Eso lo viví muy dramáticamente cuando fui como jurado a las regionales de la Bienal de Teatro del Interior: recorrí más de 20 localidades, vi muchos grupos in situ, y había mucha influencia en los repertorios del teatro argentino y mucha influencia también de la página web del Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral, pero había una menguada presencia del autor nacional. Por todo eso nos propusimos hacer algo contundente, que quede”, afirma el jerarca.

Se imprimen, por recomendación de la editorial Fin de Siglo, 300 ejemplares de cada volumen. La mitad va a librerías de todo el país, a través de la distribuidora Gussi, y el resto de los ejemplares se envía a “productores teatrales, directores y creadores de teatro y de danza, críticos, periodistas culturales, bibliotecas y autoridades”.

Para Ahunchain, promover la representación del autor nacional ya está dando frutos. “Por ejemplo, Mary Varela estrenó Dos almas, de Paredes, en La Candela, porque la encontró en el libro. Es una obra interesantísima de Beto que estaba absolutamente desconocida. El hecho de que estén editados comediógrafos como Fernando Schmidt y Omar Varela implica que muchísima gente que en escuelas y talleres quiere hacer humor se encuentre con estos textos maravillosos. Yo leía el de Omar cuando lo estaba corrigiendo y me mataba de risa con sus locuras. Lo mismo me pasó ahora leyendo el de Schmidt”.

El de Varela se pudo publicar estando él vivo.

Por suerte se pudo publicar antes de que se nos fuera Omar, sí, después de un proceso largo de su enfermedad. Ahora estuve hablando con Nacho Cardozo, que quiere donar al INAE fotos de Omar. Porque Nacho fue un sostén para él en la última etapa. Es un tipo con el que siempre contás en las difíciles. Él era la respuesta del botón de pánico de Omar en toda esa etapa. A veces iba a la casa a las cuatro de la mañana, un tipo de un corazón de oro.

Es interesante el vínculo con la Tecnicatura Universitaria de Dramaturgia. Algunas de las obras del volumen recopilatorio dedicado a su producción también fueron estrenadas.

Sí, Bruno Acevedo estrenó Castillo inflado y Marcel Sawchik estrenó El despojo. Las otras todavía están sin estrenar. Hay una que a mí me gusta mucho: la de Alejandra Gregorio, Avisen cuándo morir, me parece un obrón. Le propuse a Analía Torres, coordinadora de la tecnicatura, publicar en 2022 también, pero me pidió más tiempo para desarrollar la selección, así que en 2023 publicaremos otro.

Cuando empezamos con esto definimos cuatro perspectivas: de género, territorial –o sea que Montevideo esté tan representado como el interior, en lo posible–, generacional –que estén fallecidos, consagrados y emergentes– y estilística –que haya comedia, drama, experimental–. También incorporamos la investigación, para darles cabida a otras artes escénicas y que no fuera una colección puramente de dramaturgia.

En esa dirección, en 2021 publicaron un trabajo sobre la actividad escénica en el interior.

Sí, un grupo de investigadores de la Maestría de Teoría e Historia del Teatro de la Universidad de la República hizo un primer trabajo sobre el interior. En 2023 va a salir el segundo volumen de Territorialidades escénicas en el interior del Uruguay, en el que aparecen los departamentos que no estaban cubiertos en el primer tomo. También incorporamos la historia del circo en 2022, y la de Montevideo Danza. Y tenemos previsto incorporar otros. Por ejemplo, hay un trabajo de Gastón Borges, que fue tesis de la Maestría de Teatro, sobre el origen de los bufones y su influencia posterior en el carnaval uruguayo. Hay también un proyecto que tiene que ver con la educación. Tengo un trabajo muy interesante que hizo Bettina Mondino sobre enseñanza de actuación y otro que hizo Pilar de León sobre la enseñanza a través de las artes escénicas en los ciclos primarios y secundarios. Buscamos que tenga más presencia la investigación.

Había un trabajo de Mariana Percovich previsto también.

Exactamente, estaba preparando algo sobre la historia de la educación teatral y le pedí que me lo mandara. Seguro va a estar muy bueno también. Y quedaron muchas cosas pendientes para 2023. Leonardo Martínez, que es un autor súper interesante de la nueva generación. Y en el otro extremo cronológico, Beatriz Massons, que tiene cuatro obras de teatro; eso está un poquito en mis manos porque quedé en prologar ese libro. Algunas de sus obras están estrenadas, dirigidas por ella misma o por Verónica Linardi. Beatriz hizo también la adaptación teatral de Manual para divorciadas, de Fany Puyesky, que fue una de las comedias más taquilleras de la historia del teatro uruguayo. Pero no está en el libro, hay cuatro obras originales de ella.

Leonardo Martínez trabaja tanto en el litoral con Imaginateatro de Paysandú, Sin Fogón de Fray Bentos o Decartón de Carmelo, como en Montevideo con El Almacén.

Sí, yo vi hace poco La chancha, y la que más me gustó fue Galgos [ambas de El Almacén]. La última vez que hicieron Galgos acá en la sala Verdi les dije, tanto a Leo como al director André Hübener, que cuando yo hice en 1989 Miss Mártir quería lograr lo que ellos lograron. Hay una maestría en el trabajo físico del actor asociado a lo simbólico que fue lo que yo quise hacer en Miss Mártir, cuando era muy joven, y no tuve las herramientas para hacerlo bien. Lo que hicieron ellos en Galgos, sobre todo, fue impresionante. Vi también Animales, donde está Sebastián Barret, al igual que en Mi hermano Gregorio, que dirigió Roberto Buschiazzo [producciones de Teatro Sin Fogón]. Para mí Barret es el heredero de Roberto Jones. La capacidad histriónica que tiene es increíble ¡Es un gran actor! En Mi hermano Gregorio, en donde interpreta al Samsa de [Franz] Kafka, está sólo con un pantaloncito, pero a partir del trabajo con el cuerpo, con la voz y con la gestualidad, vos ves al bicho. Es la misma proeza que en el año 80 hizo Jones cuando interpretó El hombre elefante, de Bernard Pomerance. Jones generaba el hombre elefante en base al trabajo corporal, gestual y vocal. Y vos a los dos minutos veías al monstruo, como pasa con Seba Barret en Mi hermano Gregorio.

¿Cómo ha sido el ida y vuelta con la comunidad teatral con respecto a los libros?

Ha sido brutal, siento que hay un ida y vuelta re lindo con el sector teatral. Lo que me pasa es que soy un poco más neófito en el territorio de la danza. Por suerte trabaja con nosotros Santiago Turenne, que es el especialista en danza, y todo el tiempo le estoy pidiendo que contrapese con la danza lo que nosotros estamos metiendo con el teatro. Pero hay una actitud muy positiva de la gente. No siempre se puede publicar todo lo que nos llega, pero intentamos que haya pluralidad en los enfoques, y la actitud es re positiva. Ahora estaba viendo que Fede Roca está haciendo un barullo importante en las redes. El libro de él es súper interesante.

Publicar teatro en Uruguay

La editorial Fin de Siglo participó en un proceso licitatorio para la edición, corrección, diagramación, impresión y comercialización de los libros de la colección. Edmundo Canalda, responsable de la editorial, entiende que la experiencia ha sido enriquecedora y que espera que, “independientemente de las empresas que ganen las próximas licitaciones, la experiencia siga con la enjundia actual”.

Sobre las dificultades para publicar teatro en nuestro país, el editor agrega: “La publicación de teatro, comercialmente, es una vía muerta o, para ser menos drástico, anestesiada. El público lector, en general, a excepción de los textos clásicos, no lee teatro ni guiones de cine. En flagrante contradicción, la ‘gente de teatro’ es particularmente activa, creativa y, diría, apasionadamente productiva. En proporción a la población, tenemos la mayor cantidad –por lo menos en lengua española– de profesionales y amateurs que se dedican a ello. ¿Cómo se ha conservado hasta ahora ese acervo? La única explicación que encuentro es lo interrelacionado y sobreestimulado del universo uruguayo teatral y el aporte institucional de Agadu y la Biblioteca Nacional; supongo, además, que los directores pedirían –y lo seguirán haciendo– directamente a los autores que hurguen en sus papeles y recuperen obras anteriores. Todo eso empezó a cambiar con los respaldos electrónicos, pero el cambio más revulsivo fue la creación de esta colección de textos de autores uruguayos. El INAE asumió el riesgo de solventar una extraordinaria inversión cultural que lleva ya 20 títulos publicados en papel y, en un futuro cercano, en formato electrónico. Son ediciones muy cuidadas y supervisadas por la afilada mirada de Ahunchain y en colaboración continua y fluida con Franklin Rodríguez, quien trabaja en el INAE y es el nexo entre autores y editorial, siempre dispuesto a completar detalles y resolver imprevistos”.

Respecto de la distribución y venta de la colección y las preferencias del público entre los autores, Canalda afirma que “los libros han estado en todas las ferias nacionales e internacionales en las que participa la editorial y, además, están en la red comercial. Comparada con otros géneros, la venta es menor: este emprendimiento es imposible sin el financiamiento estatal que se le ha dado. Destacaría que los autores que tienen un perfil de activistas de la diversidad sexual han sido más requeridos por un público joven, así como los vinculados a otras actividades escénicas, como el carnaval”.

Dramaturgos profesionales

La Tecnicatura Universitaria de Dramaturgia (TUD) es una iniciativa conjunta de la Intendencia de Montevideo, que gestionan la Escuela de Arte Dramático y la Udelar, por intermedio de la Facultad de Humanidades. Analía Torres, su coordinadora, explica que, tras recibir la propuesta de Ahunchain, la Comisión de Carrera de la tecnicatura definió un comité de lectura honorario integrado por tres dramaturgas externas: Raquel Diana, Sandra Massera y Luciana Lagisquet, “representando a todos los órdenes del cogobierno”. Se postularon textos de las generaciones 2017 y 2019, y el comité seleccionó los cinco que fueron publicados.

Bruno Acevedo, Marcel Sawchik, Alejandra Gregorio, Elaine Lacey y Gustavo Kreiman fueron los autores elegidos. “Desde el punto de vista concreto de difusión y visibilidad, es la primera publicación impresa que tiene la tecnicatura, y sin duda es parte de uno de los engranajes de difusión y promoción de la dramaturgia nacional. El objeto libro para cualquier escritor es fundamental, no sólo a nivel institucional, porque es una especie de antología, sino también a nivel autoral individual. Por otro lado, a nivel simbólico habla de un proceso de consolidación de la tecnicatura el poder haber concretado este libro después de un largo proceso de lectura, de selección, de definición de los criterios. Habla de una carrera que está tomando cuerpo, y el haber logrado acordar y concretar a nivel interinstitucional esta publicación es uno de sus hitos”, dice Torres.

Como adelantó Ahunchain, habrá un segundo volumen enfocado en los estudiantes de dramaturgia, aunque el proceso de selección no comenzó. Torres aclara: “Si bien ya está acordado que se van a entregar los textos seleccionados al INAE alrededor de marzo o abril, la Comisión de Carrera recién antes de las fiestas empezó a intercambiar sobre quiénes van a integrar el próxima comité de lectura. Va a haber personas externas a la TUD y seguramente yo lo integre también, pero sin duda van a tener voz en la selección el orden de egresados y el orden de estudiantes. Y en este caso se van a estar priorizando los textos de la generación 2021, que es la última que entró y la que no postuló para la última publicación”.


Autores y títulos

Dino Armas: Sus ojos se cerraron, Los raros, Lucas o el contrato, Pasionarias

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Sebastián Barrios: El instrumento, Un cordón rojo, Mugidos en el mar, El acuerdo

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Jorge Denevi La muerte de Tarzán; Esta noche, Oscar Wilde; Tardes enteras en el cine; La violación de Artemisia Gentileschi

Estela Golovchenko: La canción de las palabras esdrújulas, El disparo, Punto y coma, Alcanza con que estés

Tecnicatura Universitaria de Dramaturgia. Autores: Bruno Acevedo Quevedo, Alejandra Gregorio, Gustavo Kreiman, Elaine Lacey, Marcel Sawchik Monegal.

Vachi Gutiérrez: Bienvenido todo, Verte me salva, Y un día me empecé a despedir

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Ana Magnabosco: Viejo smoking, Santito mío, Don Pepe en el jardín, La perseguida hasta el catre

Jimena Márquez: Lítost, La sospechosa puntualidad de la casualidad, La refinada estética de los hijos de puta, Nociones básicas para la construcción de puentes

Sandra Massera: La bailarina de Maguncia; Danza con personaje; Kafka, la última noche; Tulipanes para Hermine; El caso inevitable del señor Méndez

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Alberto Paredes (editorial Rumbo): Tres de última, Aquella pareja, Dos almas, El poder nuestro de cada día

Federico Roca: Buscando a Copi, Seis, Tal vez tu sombra, Mi vida toda, La desmesura

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Lorena Rochón: ¡Brindemos, mamá!; Y vivieron felices... ¿por siempre?; Vestidas para salir; Barbarie vs. Civilización

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Marina Rodríguez: El verde limón, La embajada, La novia en el balcón, Piedras y pájaros (asturianos)

Fernando Schmidt: ¡Buena, macho!; Servicio a la habitación; ¿Quién fue el gracioso?; Radojka

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Omar Varela: Un poco de suerte; El país de las maravillas; Fue mi culpa, lo hice por amor; Estoy sola porque quiero

Luis Vidal: Los girasoles de Van Gogh, La última noche del joven Rodríguez, La Gioconda diet, El muro de Berlín nunca existió, La sangre de las sombras

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Alejandra Wiegle: Teatro flor de un día, El teatro rompe la línea, El teatro oculto, Los descreídos, El circo olvidado

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Serie Investigación

Julián González Urtiaga: El circo eterno, glorioso e inefable; El triste arte de hacer reír; Vocabulario circense

Autores varios: Territorialidades escénicas en el interior del Uruguay, 2021, Fin de Siglo. Ensayos e investigaciones sobre las prácticas escénicas en el “interior de nuestro país”

Carolina Silveira: Ensayos sobre espectáculos que han integrado el ciclo Montevideo Danza

Foto del artículo 'Dramaturgia y también investigación: desde 2020, el Instituto Nacional de Artes Escénicas del MEC publica la Colección Teatro'

Todos los libros fueron publicados por Fin de Siglo, excepto en el caso indicado