Este jueves la Comisión Interna de funcionarios se reunió con las autoridades del hospital para discutir sobre la escasez de recursos humanos, equipamiento de protección, problemas edilicios y la necesidad de instalar una nueva morgue, entre otros asuntos.

Antes de la reunión, militantes de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP), del Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada (MNUSPP) y del Plenario Intersindical de Maldonado se movilizaron fuera del hospital.

Las autoridades que estuvieron en la reunión, incluido el director del Hospital de Maldonado-San Carlos, Guillermo Acosta, reconocieron la insuficiencia de recursos humanos y de equipos de protección para el personal, contó Dahiana Rodríguez, integrante de la Comisión Interna de Funcionarios Hospital de Maldonado.

Sobre la instalación de una nueva morgue y de oxígeno central en las salas de cirugía y emergencia polivalente, comentaron que no hay suficiente presupuesto para llevarlas a cabo, afirmó Rodríguez.

“Tenemos una morgue con poca capacidad. No se puede mezclar a personas (fallecidas) por covid con personas que mueren por otras causas, porque si no, se está privando a los familiares de poder despedir a sus seres queridos. Se trata de la sensibilidad de la gente”, expresó Richard Fernández, integrante de la comisión.

Movilización de la Federación de Funcionarios de Salud Pública este jueves, en el Hospital de Maldonado.
Foto: Gentileza de Canal 2 de San Carlos

Movilización de la Federación de Funcionarios de Salud Pública este jueves, en el Hospital de Maldonado. Foto: Gentileza de Canal 2 de San Carlos

Ante la solicitud de implementar el régimen 4 y 2 (cuatro días de trabajo y dos libres) -motivada por el desborde físico y emocional del personal de salud-, las autoridades se mostraron favorables, aunque señalaron que para eso será necesario contratar más personal, sobre todo en el área de enfermería, recordó la integrante de la Comisión Interna de Funcionarios Hospital de Maldonado que participó en la reunión.

Las autoridades también reconocieron que la empresa tercerizada de limpieza contratada no puede cubrir la alta demanda de desinfección debido al covid-19 y que no se está cumpliendo con la contratación de mandos medios por medio de concursos públicos, relató Rodríguez.

Por otra parte, las autoridades informaron que se prevé mejorar la infraestructura de la sala de parto; presenta goteras en el techo, mala calefacción y carencia de bancos de partos, agregó. La comisión espera que en las próximas semanas el director del hospital y las autoridades de ASSE den una respuesta a las necesidades expuestas en la reunión.

Néstor Gurruchaga, presidente del MNUSPP, puso el acento en que la situación de los funcionarios repercute en la atención de los usuarios, y criticó el uso de la telemedicina en patologías que requieren de presencialidad. Como ejemplos puso a los usuarios con trastornos psiquiátricos y a los adultos mayores.

“Los profesionales pueden atender a un usuario del que conocen sus circunstancias y su entorno familiar, así como controlar un tratamiento. Pero no a alguien que nunca han atendido. Creemos que es necesario que ASSE se organice para volver a tener atención presencial. También nos preocupan todas las cirugías que han quedado suspendidas”, opinó.

Gurruchaga consideró que la inversión en salud en el país es alta (9,5% del PIB) pero sostuvo que hay una renta oculta con base en los salarios. “Hay sueldos gerenciales de 900.000 pesos por mes. Hay especialistas que cobran un millón de pesos. Cuando hablamos de esto nos contestan que las mutualistas son empresas privadas y nosotros decimos que sí son privadas, pero que el fondo es público porque el origen del 80% de su presupuesto es Fonasa. Por lo tanto, el debate también tiene que ser público porque lo que está detrás de la carencia que tiene el hospital de Maldonado es que hay renta oculta”.

Martín Pereira, presidente de la FFSP, dijo que “la pandemia desnudó el sistema de salud y no sólo a ASSE. También hizo ver el trabajo que hace el personal de la salud. Recibimos aplausos y reconocimiento de la gente, pero nuestro trabajo es el mismo que veníamos realizando antes de la pandemia y era invisibilizado”.