El exjefe de seguridad de Presidencia Alejandro Astesiano le pidió en los primeros días de julio a Jorge Berriel, subdirector ejecutivo de la Policía Nacional, que averiguara a dónde iba a viajar Lorena Ponce de León, la expareja del presidente, Luis Lacalle Pou.

La conversación surge de uno de los chats que se conoció este martes, tras una publicación de MVD Noticias, y que están incluidos en la causa judicial. La información, a la que accedió la diaria, también fue publicada por periodistas de El Observador en sus cuentas de Twitter.

Según el documento que está incluido en la carpeta de la Fiscalía, el 4 de julio a las 2.44 Astesiano le escribió al jerarca policial por Whatsapp: “Tenemos modo reservado averiguar Lorena Ponce de León. Viaja mañana a las 6 de la mañana. Donde va. Reservado Total [sic]”. Berriel le responde un minuto después, a las 2.45.47: “Complicado pero veremos”. Y continuó: “Solo sabemos q alas 5 tiene q estar aeropuerto”.

Astesiano le respondió: “Estamos avio[n] vamos a ver el mensaje cuando aterrizamos Montevideo”. Ese día, según el sitio de Presidencia, Lacalle Pou llegó a la base aérea N° 1 Gral. Cesáreo Berisso, a las 6.00, luego de una visita a Colombia, donde se reunió con el entonces mandatario de ese país, Iván Duque.

En otro mensaje, Astesiano agregó: “Igual cuando haga la migracion”. Berriel le escribió: “Ok algo te averiguo”. Menos de una hora después, Berriel le pasó la información solicitada. Ponce de León viajaba en el vuelo LA2421 de la aerolínea Latam, de la hora 6.52 con destino a Lima, con una conexión a Miami. Luego le informó que regresaría al país el 9 de julio desde San Pablo.

“Viajo en el vuelo de LATAM, en el aeropuerto no tienen aún el destino, ahora me lo van a averiguar, pero están tratando de hacerlo sin pedir por ella para no llamar la atención [...] Por las dudas, acaba de despegar el avión, se fue 5 minutos antes de los previsto”, escribió Berriel.

En paralelo a esta conversación con Berriel, Astesiano hablaba sobre el mismo asunto con uno de los funcionarios a cargo de la custodia de Ponce de León, según consta en otro de los chats incluidos en la carpeta judicial (el número 320).

“¿Dónde irá?”, pregunta Astesiano. “¿Alguna pista?”. Su interlocutor le contesta: “Capaz que Brasil otra vez, pero te juro que ni idea”. Y luego agrega: “A la orden y leal siempre”. Astesiano le escribe en la madrugada del 4 de julio: “Estoy hablando con el presidente, estamos en avión ya”. El custodio de Ponce de León le desea buen regreso desde Colombia y luego reitera: “Yo soy leal a vos y obvio que al presidente”.

Luego, a las 5.35, el funcionario de la seguridad de Ponce de León le informa que ella está en el aeropuerto y que el vuelo partiría rumbo a Perú. “Sí, tengo todo ya”, le contestó Astesiano, que ya había obtenido esa información por Berriel. “Sé que conseguís todo. A la orden”, le termina diciendo su interlocutor, con quien tenía diálogos frecuentes sobre la seguridad de la familia del presidente.

Este martes, a las 15.30, la diaria le envió un mensaje a Lorena Ponce de León para entrevistarla por este tema, pero no hubo respuesta.