¿A qué te dedicás y desde cuándo?

Me dedico a la construcción de casas desde 2013, en el departamento de Maldonado. Soy egresado del Instituto Superior de Educación Física, pero ante la necesidad de construir una casa para mi hermana, que venía a vivir a Uruguay luego de residir en Chile, decidí fabricarla yo. Esto fue así porque previamente tuve muchos problemas con la construcción tercerizada de la casa de mi padre; apuntalado por un amigo arquitecto que actualmente es mi socio, Diego Villalba, emprendí la hazaña de construir la casa a mi hermana con mis propias manos. El sistema constructivo que utilicé y con el que realizamos 80% de las obras hoy en día, es el steel frame. Elegí este sistema por una cuestión de practicidad constructiva y debido a que existe una gran oferta de cursos brindados por las empresas con el objetivo de introducir dicho sistema en el mercado. Debido a ello, tuve la posibilidad de construir una casa con el conocimiento previo al mismo tiempo que me fui capacitando. Con el correr de los años fuimos incursionando en otros sistemas, como la bioconstrucción (construcción en barro), construcción rápida como madera y con isopaneles.

Foto del artículo 'Trabajo en tiempos de pandemia: Rafael Busquets'

Foto: Ernesto Ryan

¿Cómo afecta la pandemia tu trabajo?

La verdad y por suerte, la pandemia no nos ha afectado casi nada. En marzo, cuando se decretó la emergencia sanitaria, siguiendo las recomendaciones y acoplándonos a las indicaciones del Sunca [Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos], decidimos parar el trabajo. Luego volvimos a la actividad con la normalidad habitual, salvo en el momento de robarle un trago a la botella del compañero.

¿Qué cambios te parece que vinieron para quedarse?

Espero que ninguno. El protocolo actual del uso del tapabocas y la distancia social me generan incomodidad porque extraño saludarnos con naturalidad, más allá de que sé que en este contexto es adecuado.

Foto del artículo 'Trabajo en tiempos de pandemia: Rafael Busquets'

Foto: Ernesto Ryan

¿Las medidas del gobierno fueron adecuadas?

Creo que con el diario del lunes es más fácil criticar. Al inicio, cuando todo era incertidumbre y no teníamos mucha idea de para dónde se dispararía todo esto, me pareció bastante coherente la postura del gobierno y las decisiones que se iban tomando. Hoy en día, con los números como están y la vida que venimos llevando, no me queda otra que pensar que todo lo que vivimos al principio fue un exceso de cuidados. Eso sí, estoy en desacuerdo con las facilidades (sin ningún tipo de regulación) que tuvieron muchas empresas en enviar a seguro de paro a sus trabajadores a pesar de continuar trabajando de modo habitual. También considero que falta apoyo por parte del gobierno para ciertos sectores que han sido y continúan siendo profundamente damnificados con las medidas de contención de la pandemia.

¿Te vas a vacunar?

Sí, pero no voy a salir corriendo a buscar la vacuna. La verdad que no me gusta mucho la idea de meterme algo que fue sacado de apuro y sin mucha evaluación previa, pero creo que nos tenemos que “tirar al agua” y comprender que si todos elegimos no vacunarnos vamos a seguir en el pozo donde estamos.

¿Qué cosas habría que hacer para mejorar la actividad en tu sector?

Nosotros, por lo general, trabajamos construyendo viviendas para familias de clase media. Muchas de ellas llegan a financiar la construcción de su vivienda con lo justo, y en algunos casos deben postergar etapas o bien renunciar a determinadas comodidades.

Foto del artículo 'Trabajo en tiempos de pandemia: Rafael Busquets'

Foto: Ernesto Ryan

Creo que lo necesario para que las personas puedan acceder a la construcción de una vivienda propia es que el Estado diseñe un programa de préstamos con intereses efectivamente bajos y que para acceder no sea necesario contar con una propiedad como garantía. Otra cuestión a mejorar para que las personas accedan a la construcción de su vivienda es el aumento de su capacidad de ahorro. Seguramente es un tema mucho más complejo, pero para mí el camino es el de incrementar los ingresos y bajar el costo de vida.

¿Cómo te afecta la inclusión financiera, es positiva o negativa para vos?

Creo que es algo positivo. Ha permitido en gran medida terminar con las contrataciones fuera del marco legal, amparar a los trabajadores más desfavorecidos y enderezar las chicanas del sistema económico uruguayo. A nosotros como empresa nos ha requerido justificar los depósitos que nos realiza el empleador por medio de un contrato de trabajo y efectuar los pagos a los empleados por intermedio de un banco o de una red de cobranza.

¿Qué va a pasar con la covid-19?

Espero que dentro de tres años se hable de la covid-19 del mismo modo como se habla del temporal de 2005, es decir, como algo anecdótico que deseamos que no vuelva a pasar.

¿Te gustó este material fotográfico? Mirá más imágenes capturadas por el equipo de fotografía de la diaria.
Más artículos de Fotografía