La distribución en la cámara alta será la siguiente. Lucía Topolansky, Eduardo Bonomi, Alberto Couriel, Ernesto Agazzi, Jorge Saravia y Constanza Moreira representarán al Espacio 609, y por ese mismo sublema (“El presidente para todos”, con 473.846 votos) asumirá el senador comunista Eduardo Lorier (lista 1001). El otro sublema, “Unidad y pluralismo frenteamplista”, obtuvo 452.432 sufragios, y corresponden cinco bancas para el Frente Líber Seregni (FLS) y dos para el Partido Socialista (PS).

Las primeras serán para Danilo Astori (que en caso de ser vicepresidente será suplantado por Enrique Pintado), el aliancista Rodolfo Nin Novoa, el nuevoespacista Rafael Michelini, y los dirigentes de Asamblea Uruguay Carlos Baráibar y Susana Dalmás. Los representantes del PS en el Senado serán Daniel Martínez y Mónica Xavier, y no llegó el actual senador Reinaldo Gargano. El tercer sublema frentista, “Más unidad, más compañeros”, tuvo 152.962 votos, y consiguió dos bancas, para Eleuterio Fernández Huidobro (CAP-L) y Enrique Rubio (Vertiente Artiguista), mientras que la tercera lista de ese bloque, la debutante 5005, recogió 25.881 adhesiones con la postulación de Diego Cánepa, pero no estará en el Parlamento.

Así las cosas, el Espacio 609 se consolidó como fuerza mayoritaria de la izquierda y es el primer sector que repite la hegemonía en forma consecutiva, esta vez con 33,69% de los votos (ver recuadro). Ayer Astori razonó que el desempeño del FLS permitió una “situación de equilibrio importante” entre los sublemas de la izquierda y eso es “relevante” porque el FA siempre trata de articular “su unidad con la presencia de diversas corrientes de opinión”. “Eso va a trabajar a favor del Frente”, auguró. En el PS, en tanto, interpretan que el desempeño sectorial (14,68%) superó las expectativas, lo que implica un desafío de “mantener el perfil sectorial” en un eventual futuro gobierno del FA. Es que solamente los socialistas superaron a los tres grupos que integraron el tercer sublema (CAP-L, VA y 5005), lo que abre una interrogante acerca de quién desempeñará los próximos años la función de evitar la polarización entre los bloques mujiquista y astorista.

Mapafrenti

Sin contabilizar los observados, el Espacio 609 logró el 33,96% de los votos frentistas, y lo siguen el Frente Líber Seregni (27,11%), el Partido Socialista (14,68%), la CAP-L (6,9%), la lista 1001 (6,46%), la Vertiente Artiguista (4,84%), la 5005 (2,39%), Cabildo 1813 (2,13%) y Compromiso Frenteamplista (1,22%).

Pena capital


Con los datos del escrutinio primario divulgados por la Corte Electoral, y de acuerdo a las estimaciones que efectuaron los sectores del FA en la víspera, las 50 bancas en la cámara baja estarían repartidas, en principio, entre Montevideo (24), Canelones (8), Maldonado (2) y una por cada uno de los 16 departamentos restantes. Por la capital habrá diez representantes emepepistas (Ivonne Passada, Héctor Tajam, Julio Battistoni, Ruben Martínez Huelmo, Óscar Groba, Susana Pereyra, Felipe Carballo, Luis Puig y Gonzalo de Toro). Asamblea Uruguay accedió a cinco escaños (Enrique Pintado, Jorge Orrico, Alfredo Asti, Carlos Varela y Daniela Paysée); los socialistas a cuatro (Daisy Tourné, Gustavo Bernini, Julio Bango y María Elena Laurnaga), y a dos los nuevoespacistas (Felipe Michelini y Jorge Pozzi). También resultaron electos Luis Rosadilla (CAP-L), Doreen Ibarra (1001) y José Bayardi (VA). Perdieron un diputado montevideano la Alianza Progresista (lista 738, que postulaba a la ex subsecretaria Liliam Kechichian), AU y la VA, y tampoco tuvo suerte el candidato de la 5005, Eduardo Pereyra.

En Canelones el Espacio 609 se consolidó como mayoría y tendrá cuatro de los ocho representantes departamentales (Esteban Pérez, Sebastián Sabini, Víctor Semproni y Dionisio Vivián), mientras que las cuatro restantes serán para José Carlos Mahía (2121738, entre AU y Alianza Progresista), Roberto Conde (Partido Socialista), Juan Carlos Souza (CAP-L) y Horacio Yanes (Nuevo Espacio). En caso de que Canelones accediera, en un tercer escrutinio, a una decimoquinta banca, se manejaba que ésta correspondería al FA, puntualmente para el representante de la 2121738, José Luis Gallo. Sin embargo, la posibilidad más firme, según informaron en la Corte, es que esa banca recaiga en el Partido Independiente (PI), que en la próxima legislatura estará representado por dos diputados (el otro por Montevideo).

Anoche dirigentes canarios del astorismo evaluaban que si todo el FLS presentaba una lista común a la diputación -una posibilidad que se frustró a poco de cerrar la inscripción- se habrían conservado las tres diputaciones (dos de AU y una del NE). El sindicalista Juan Castillo cosechó 12.697 votos en su carrera a la diputación canaria aunque quedó a mitad de camino, a pesar de que tuvo un mejor desempeño (7,77%) que la 1001 a nivel nacional (6,46%). Por otra parte, los dos diputados de la izquierda por Maldonado lograron la reelección, Darío Pérez (Cabildo 1813) y Pablo Pérez (Alianza Progresista), que se impusieron sobre el candidato emepepista Ricardo Alcorta.

En comparación con la elección de octubre de 2004, y siempre con la salvedad de que falta computar los observados, el FA estaría perdiendo 46.593 votos en Montevideo, ganando 3.312 en Canelones y manteniendo, en cifras globales, guarismos similares en los restantes 17 departamentos.