El movimiento de Michelini al desautorizar la gestión de Astori cayó como balde de agua fría en el Frente Líber Seregni (FLS), y algunos admiten que podría derivar en una ruptura. Cuando se supo que al FLS le correspondían tres ministros en el futuro gobierno, su principal figura, Astori, decidió trasladarle a Mujica los nombres de Enrique Pintado (Asamblea Uruguay, AU) para Transporte y Obras Públicas, Héctor Lescano (Alianza Progresista) para Turismo y Deporte, y el nuevoespacista Fernando Lorenzo para el Ministerio de Economía.

El lunes Michelini se encontró con Astori, Pintado y Esteban Valenti para blanquear su malestar con esa decisión, y anunció que le presentaría su posición a Mujica. Ayer, tras la salida de la reunión con el presidente electo en la sede del FA, Michelini reiteró que la designación de Lorenzo corrió por cuenta de Astori, que “pasó los nombres sin consultar”, y luego aclaró, como por si acaso, que éste “no es un tema de cargos sino de procedimientos”. Para Michelini “parece lógico” que Lorenzo no asuma en Economía si se lo considera allí como representante del NE. “A mí me transmitió eso”, reveló el líder del NE, y luego dijo que “no puede haber un ministro de Economía por cuota política”.

Para Michelini, el vicepresidente electo es un “tipo excepcional”, pero en este caso “hubo un apresuramiento que hay que solucionar con grandeza”. “Rafael Michelini es una persona noble”, dijo Rafael, que piensa que, corregido ese procedimiento, “todo volverá a la normalidad” en el FLS, y el desencuentro terminará “en una anécdota”. “Es como cuando se arma el seleccionado celeste y todo el mundo quiere saber quién está y quién no”, comparó.

Jorge Pozzi, diputado del NE, añadió que la salida para este desencuentro la tienen Mujica y Astori, porque está dicho desde hace “mucho tiempo” que el “ministeriable” del sector era Michelini. “Se dijo en todos los lugares del FLS en los que se discutió el tema. Si alguien cree que necesitan a Lorenzo en el MEF está bien, pero ése no es el ministerio del NE. Nadie le dio el MEF al NE. Pero si Lorenzo está o no no corre por el NE, porque ahí lo puso Astori, porque lo precisa, porque le gusta, o no sé por qué”, aseveró. Pozzi entiende que “es posible” que Lorenzo no asuma en el MEF para permitir el ingreso de Michelini, aunque todavía el tema no se haya “conversado oficialmente”.

“El tema de fondo es que Astori no puede resolver por nosotros, como ya lo hizo. Que decida por AU si quiere, pero no por nosotros”, criticó Pozzi, que admite también como posible que nuevamente al NE “no le toque ningún ministerio, a pesar de ser la cuarta fuerza política del FA”, porque ésas “parecen ser las reglas de juego”.

Que si vengo, que si voy

A pesar de su corta vida, el FLS ya tuvo disputas internas. Pasó con la confección de la lista al Senado y con las negociaciones para una diputación común para Canelones, que no prosperó. “Pero esto es distinto, una cosa es pelear un lugar para el NE, que suena lógico, pero otra es pelear por un cargo propio”, reconoció ayer un integrante de la dirección de AU. En el sector de Astori interpretan que Michelini comete un “grave error político”, y están convencidos de que Mujica no atenderá su planteo. “Pero esto agita viejos fantasmas, otra vez Rafael abandonando proyectos”, añadieron. Otros dirigentes nuevoespacistas admiten que difícilmente el presidente ceda posiciones: “Mujica no se va a comprar un problema con Astori a esta altura del partido”. Eso no implica que en el NE el malestar con Astori sea exclusivo de Michelini. “Es verdad que consulta no hubo, y en el FLS no es la idea que AU sea como el MPP del Espacio 609”, comentaron.

Peludo de regalo


La definición de las candidaturas de junio generó tensión en la interna del FA, luego la calma retornó mientras estuvo Luis Alberto Lacalle enfrente, y era de esperar nuevas pujas al momento de definir el rumbo de un segundo período de gobierno. Pero seguramente no muchos pronosticaban una apuesta tan fuerte y rápida como la de Michelini, y eso corre para la incipiente administración de Mujica como para la propia historia del FLS, formado hace cuatro meses (ver recuadro). El diputado José Carlos Mahía (AU) piensa que el FLS nació como un “proyecto político colectivo” que está por encima de “aspiraciones personales”. “Eso corre para las legítimas y para las que no lo son. Acá hay un proyecto político con mucho futuro. Esto genera un sabor amargo, pero hay que superarlo”, reconoció. Los tres sectores mayoritarios del FLS tienen, según Mahía, carteras importantes en “áreas estratégicas”, y no es “de recibo” responsabilizar a Astori por los nombres escogidos.

La senadora Susana Dalmás (AU), en tanto, marcó que el FLS nació como un proyecto político “permanente”, recordó que Astori nunca hizo “valer los votos” de AU en esa interna y puso como ejemplo que los tres sectores mayoritarios del FLS estén representados en el gabinete. “No existe ninguna posibilidad de que Pintado no esté en Transporte, porque ya lo aceptamos. Y tampoco suena lógico que un hombre de tanta importancia como Lorenzo dé un paso al costado. Eso no perjudicaría al FLS o al NE, sino a todo el gobierno. Es imposible que tome esa actitud a esta altura”, aventuró Dalmás.

La senadora aclaró que los tres nombres que se le transmitieron a Mujica se resolvieron en el comando político del FLS, y no los determinó Astori individualmente, tal como planteó Michelini. Dalmás envió otro mensaje con miras a un futuro que por estas horas parece incierto: “La ciudadanía puede comprender las discrepancias políticas cuando se habla de temas importantes, como las políticas de Estado, pero no está en condiciones de comprender situaciones que se originan por la distribución de cargos. Es una señal complicada, que no deja de sorprender”.

Su colega en AU, el diputado Carlos Varela, entiende que no es conveniente “exponer un proyecto político” a una situación “tan coyuntural”, y se mostró “abiertamente afín” a los criterios utilizados por Mujica para formar el gabinete. “Me siento representado, además, por los criterios que ha manejado Astori para elevar los nombres de los compañeros”, aludió.

En la Alianza Progresista, el tercer espacio de peso en el FLS, se llaman a silencio por ahora y miran la situación de reojo, con la continuidad del ministro de Turismo, Héctor Lescano, ya asegurada. Sin embargo, no está en esa situación Liliam Kechichian, ex subsecretaria de esa cartera, que no permanecerá en ese lugar, por el criterio de Mujica de no mantener a dirigentes del mismo grupo al frente de los ministerios. “Hoy no sabemos qué va a pasar con Liliam, que es nuestra prioridad en este momento, pero, sin embargo, no pedimos reuniones con Mujica para tratar de arreglar nada”, comentó un alto dirigente aliancista.