El director municipal, Pablo Anzalone (PVP), piensa que la reelección es la “mejor alternativa” para el FA y por ella “seguiremos batallando”. “Esto lo define la fuerza política, los líderes pueden dar sus puntos de vista y usar las herramientas que les parezca. Pero en la izquierda tenemos muchas experiencias, incluso recientes, en las que los 'dedos de dios' no funcionaron, y la fuerza política terminó decidiendo lo que le parecía”, aludió Anzalone, en clara referencia a la fallida intención de Tabaré Vázquez para que su sucesor sea Danilo Astori.

Anzalone opina que las opciones electorales para Montevideo se debieron manejar “con mayor delicadeza”, aunque confía que la decisión quedará en manos de los sectores y las bases. “Ricardo pasó un primer período en el que tuvo que enfrentar problemas que se arrastraban de la crisis, y ahora se trata de profundizar los cambios”, argumentó.

Preocupados, molestos y sin ganas de simularlo. Así están en la departamental montevideana del PCU. “Nos preocupan los problemas de concepción de muchos compañeros, que arrancaron a discutir nombres antes que nada. En esto los comunistas somos claros. Un programa, un estatuto y un candidato. Parece que no aprendemos más y no medimos lo que significó para la interna la competencia entre Astori y Mujica”, dijo el secretario general de la Departamental del PCU, Daniel Berrutti.

La fuerza política, para Berrutti, debería culminar todos los procesos de gobierno con un balance político para analizar luego la continuidad en esos cargos. “Si alguien hizo las cosas bien merece seguir y, en caso contrario, pensaremos en otros compañeros. Pero nada de eso sucede y la verdad es que es una situación muy incómoda. Lo primero que hacen algunos es tirar nombres a través de la prensa, en lugar de tomar en cuenta a las departamentales, las coordinadoras y los comités de base”, agregó.

Adelantó que los comunistas no aceptarán “de ninguna manera” que la fórmula presidencial del FA sea la encargada de designar al candidato para la IMM, porque “no llevamos los acuerdos de cúpula”. “Nos importa muy poco lo que piense Mujica o cualquier otro sobre quién es el mejor candidato. Si tienen una idea, que vayan a un comité, la planteen y que se empiece a discutir”, se quejó Berruti. El PCU concurrirá a la reunión en la sede de la VA para discutir procedimientos y no para plantear nombres. “Queremos atajar esto que se nos vino encima, porque queda claro que han hablado mucho sin consultar a los sectores”, continuó.

La senadora Lucía Topolansky reiteró ayer en El Espectador su posición sobre la IMM en cuanto a que no conviene que el MPP siga al frente de la comuna capitalina con Mujica en la presidencia, y apuntó que uno de los nombres que se manejan, Carlos Varela (Asamblea Uruguay), tiene más experiencia municipal que el socialista Daniel Martínez, también en carrera. “Notoriamente tiene más conocimiento”, indicó Topolansky, que piensa que la izquierda puede presentar más de una candidatura en Montevideo.

En la departamental del MPP, que se reúne mañana, las posiciones están divididas entre quienes piensan como Topolansky y los reeleccionistas. El director de Tránsito y Transporte de la Intendencia, Gerardo Urse (MPP), es otro de los partidarios de un segundo mandato de Ehrlich. “No tomamos postura, pero no tenemos noticias de que la reelección esté descartada. Si eso pasa, veremos”, se limitó a responder ayer de tarde.

Otro referente emepepista en la capital, el director de la División Relaciones Internacionales y Cooperación de la IMM, Ruben García, dijo que "Ricardo ha sido un excelente intendente, pero si tiene otro destino lo analizaremos". Admitió que uno de los “debates pendientes” que tiene el MPP pasa por la eventualidad de presentar otra candidatura propia, en caso de que Ehrlich pase al Ejecutivo. “Tengo mi opinión, pero la voy a dar donde corresponda”, dijo sobre ese punto.

García también está molesto con la práctica de “generar candidatos y expectativas” a través de la prensa, porque el FA tiene mecanismos internos “muy democráticos” para resolver. “La metodología tiene que ser otra, y al que le quepa el sayo que se lo ponga”, concluyó.