El ex canciller y presidente del Partido Socialista, Reinaldo Gargano, publicó una columna en el número de abril del semanario El Correo Socialista en la que cuestionó las privatizaciones y propuso cambios en el rumbo del gobierno. Señaló que en 2009 el Estado dejó "de cobrar a los grandes del sector agropecuario 1.300 millones de dólares. ¿No es posible pasarlos a las cooperativas agropecuarias y unirlas y darles competitividad como se dice?", se preguntó.

"Es preciso cambiar el destino de los grandes recursos", sostuvo. Para lograr estos objetivos, para el ex canciller es necesario "legislar sobre los medios, porque habrá gran bronca, y hay que tenerlo en cuenta". "Hay que ganar opinión. Hay que hablar y unificar al PIT-CNT, la Comisión Nacional de Fomento Rural, las CAF (Cooperativas Agrarias Federadas), y con otros, pero sobre todo no hay que temer la confrontación ideológica", aconsejó.

Gargano también advirtió que quienes están en el gobierno y "teman perder cargos, se pueden ir yendo", ya que "nunca creyeron que otro Uruguay es posible", al tiempo que advirtió que "lo que se viene es inevitable".

Para el ex canciller, los gobiernos anteriores "destruyeron el ferrocarril, desmonopolizaron los seguros, privatizaron la telefonía móvil", al tiempo que se quejó de que "el puerto de Montevideo está privatizado, y parece que estamos contentos". En su enumeración no escapó el hecho de que "ya no tenemos aeropuertos internacionales, son privados, se los regalamos a un señor Eurnekian", en tanto que afirmó que el aeropuerto de Carrasco, que es "muy lindo por fuera", no es "tan funcional por dentro".

Para rematar la columna, afirmó que "los ricos quieren armar su Uruguay con el baño de oro que hoy tienen. Nosotros tenemos que armar el nuestro, o por lo menos intentarlo. ¿Qué tenemos para perder?", se preguntó.