El 30 de junio vence el último plazo para que las sociedades anónimas propietarias de tierras pasen a la modalidad nominativa, luego de dos postergaciones al vencimiento inicial que estaba previsto para enero de 2009. El gobierno ha detectado que detrás de algunos reclamos de prórrogas para evitar el cambio hay empresas con "nombres de fantasía", que sólo figuran en "listados empresariales" de Luxemburgo o de las Islas Caimán, según dijo a la diaria el senador Ernesto Agazzi (Espacio 609), que considera "vital" conocer quiénes son los verdaderos propietarios de la tierra en Uruguay para luego tomar medidas gubernamentales que frenen la extranjerización y regulen la concentración.

Así nos ven

Allied Venture se define como una empresa que asesora a inversores que quieren hacer negocios en América Latina. En un video elaborado por la consultora y colgado en YouTube se explicitan las diez razones principales por las cuales los agroinversores -en especial está dirigido a empresarios indios- deberían elegir Uruguay para sus negocios. Algunas de ellas no son nuevas, como el buen clima, la estabilidad democrática, los niveles de desarrollo humano. Otras son anecdóticas, como la afirmación de que "Uruguay es un país pacífico que ama a Mahatma Gandhi", y que "de hecho, una parte de la rambla se denomina Mahatma Gandhi". Hay un tercer grupo de razones que llaman en cambio la atención, porque dan cuenta de la visión que se tiene de nuestro país en algunos ámbitos. Allied Venture destaca que en Uruguay "no hay restricciones para que los extranjeros sean propietarios de tierras". "De hecho, el 30% de la tierra está en poder de extranjeros, la mayoría argentinos y brasileños", agrega. Asegura luego que se utiliza sólo 1/9 del área fértil y que Uruguay es "un paraíso de agua fresca", ya que está situado sobre el acuífero guaraní. Luego destaca que nuestro país no impone "absolutamente ninguna restricción para los flujos de capital", que se respetan los derechos de propiedad y los contratos, y que no hay impuestos a la exportación de granos. "El Departamento de Comercio de Estados Unidos lo considera un país seguro para los inversionistas", resaltan. Finalmente, concluyen que Uruguay tiene una mezcla de la transparencia para los negocios de las Islas Mauricio, el secreto bancario de Suiza y el potencial agropecuario y forestal de Nueva Zelanda.

"¿Hoy qué garantías tenemos? Son empresarios con los que hay que tener cierto tipo de controles. Es difícil, pero se puede limitar, tenemos derecho a decidir en qué medida nuestro mapa va a parar a manos de extranjeros", había advertido el referente emepepista el jueves 31 de marzo, en una actividad organizada por la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) en Rocha.

En ese marco, y referido al tema de la nominatividad, puso como ejemplo al estadounidense George Soros, uno de los administradores de fondos de inversión más importantes del mundo.

"Le dan la plata a él justamente para que justamente no se sepa quiénes son. Es bravo saber quién está detrás de los grandes negocios de la tierra. Con las estadísticas no sale y hay factores muy poderosos operando para que eso no se sepa", continuó Agazzi, que junto a los senadores frenteamplistas Enrique Rubio y Jorge Saravia analizan estos temas, a instancias de un pedido de "soluciones legislativas" que les transmitió el presidente José Mujica en 2010. Para el ex ministro de Ganadería y Agricultura, es "falso" que una regulación en la extranjerización de la tierra limite las inversiones. "Si eso fuera así en Estados Unidos nadie invertiría, porque ahí sólo el 1% de la tierra es propiedad de extranjeros", comparó.

Para Agazzi, que este domingo resultó el candidato institucional más votado en las elecciones del MPP, hoy están en riesgo los límites del Uruguay "tal cual los aprendimos en la escuela". "A quién pertenece el mapa ya no es un tema económico, sino de soberanía", advirtió. Puso como ejemplo de la importancia que tiene este asunto que Brasil, en el artículo 190 de la Constitución, establece mecanismos para regular la propiedad de la tierra en manos de extranjeros, aunque ni siquiera de esa manera pudo "frenar la presión de los mercados, que entra por la puerta y por todas las rendijas".

Política de alianzas

En cuanto a la concentración de la tierra, el senador oficialista habló en Rocha de la entrada del capitalismo al mundo agropecuario, que está reemplazando "la lógica" de la ganadería extensiva. "Estamos absolutamente en contra de que este tema lo resuelva el señor mercado, no nos da confianza lo que resuelva el señor mercado, porque la respuesta que nos va a dar es la que le conviene al inversor y no a los uruguayos. Si vemos que el país tiene un grado de concentración que ya no conviene, será muy difícil echar esta rueda para atrás, pero sí se puede buscar la manera de que eso no se profundice. Esto sería una posición que no es cobarde, en cierto sentido sería negociar con la realidad", reflexionó.

La propiedad de la tierra será un tema de debate central en la administración de Mujica. Agazzi vaticinó que habrá una "lucha de posiciones" y de "búsqueda de alianzas", y se lamentó porque en nuestro país hay "mucha gente" que no le da importancia a estos temas, que son "problemas nacionales y no sólo de los pequeños productores".

"Está bien la alianza académica y la de los productores familiares, pero hay que avanzar en otras. Es claro que los estancieros están siendo expropiados. Ahora ¿los estancieros pueden ser aliados en una cruzada por frenar la extranjerización y por regular la concentración? Es un tema delicado, porque más allá de sus intereses objetivos, también se han movido históricamente reaccionando frente a medidas de justicia social, de una forma conservadora", interrogó en la actividad de la CNFR.