De acuerdo a datos oficiales, en el período 2000-2009 el negocio de compra y venta de tierras movió un volumen de negocios superior a los 6.000 millones de dólares, lo que equivaldría al Producto Bruto agropecuario de dos años. "¿Dónde está toda esa plata que entró al país? ¿Dónde la invirtieron quienes tomaron la decisión de vender? Ellos no tienen una concepción empresarial, sino propietaria, y muchos de ellos viven de las rentas, en lugar de producir. Es imposible que estén en contra de la extranjerización, porque han hecho mucha plata con ella", se quejó el senador oficialista.

El ministro Tabaré Aguerre concurrirá el sábado al congreso de la Federación Rural. La actividad tiene un telón de fondo: actores del gobierno han anunciado que tienen previsto hacer cambios tributarios en el agro y, además, a instancias del presidente José Mujica, los senadores Agazzi y Enrique Rubio (Jorge Saravia ya no integra esa comisión) analizan medidas legislativas para frenar la concentración y la extranjerización de la tierra. El gobierno, según dijo Agazzi, buscará "todas las maneras necesarias" para que la tierra sea un bien destinado a la producción y no a la especulación, y en ese sentido la prioridad la tendrán los pequeños productores.

Esta semana los economistas Gabriel Oddone y Alfonso Capurro, de la consultora CPA/ Ferrere, advirtieron, en el marco de una conferencia organizada por la Federación Uruguaya de los Grupos Crea, que el gobierno de Mujica podría ceder ante las "tentaciones dirigistas". Pusieron como ejemplos de políticas erróneas las "excesivas decisiones políticas" para afectar la “rentabilidad” de los negocios, las detracciones a productos competitivos internacionalmente para redistribuir ingreso y los impuestos a rentas empresariales “excesivas” (en su presentación especularon con la posibilidad de nuevos gravámenes para las rentas superiores a los 300.000 dólares).

Ingeniería financiera

Para Agazzi, reacciones como las de esta consultora privada eran previsibles, aunque se lamentó porque existe intención por parte de los empresarios de "centrar el debate" en los aspectos tributarios. A los "grandes propietarios", según su punto de vista, evidentemente no les sirve que el FA esté en el gobierno, y desde 2005 hasta ahora "siempre han tenido motivos para quejarse", algo que también tiene un "trasfondo político". "Primero era el endeudamiento, ahora van a usar también lo de Aratirí, aunque ahí tienen diferencias. Pero cuando les preguntamos a los estancieros por la extranjerización no dicen mucho y sus respuestas son duales. En materia de concentración no van a patear, porque ellos son propietarios y muchos de sus socios están esperando que vengan los extranjeros para comprar", vaticinó.

De todas maneras, aclaró que el gremialismo agropecuario "es heterogéneo", y otras entidades como la Comisión Nacional de Fomento Rural y las Cooperativas Agrarias Federadas asumen posiciones más cercanas al incentivo de la pequeña producción.

Por otra parte, el 30 de junio vencerá el último plazo para pasar a la modalidad nominativa a las sociedades anónimas por acciones al portador y el Poder Ejecutivo ya tomó la decisión de no prorrogarlo. "Muchas empresas han regularizado su situación, así que le ley se viene cumpliendo. Las que no regularizan su situación caen de pleno derecho al otro día que se cumple el plazo, o sea que dejan de existir", adelantó Agazzi. La ley de expropiaciones en Uruguay habilita al Estado a comprar esas tierras, según Agazzi. "En nuestro país expropiar implica hacerse cargo de una justa indemnización.

En cuanto a las imposibilidades del INC para asumir los compromisos programáticos en materia de adquisición de tierras, el senador del MPP reconoció que se están manejando diversas posibilidades.

Poco después de asumir, Mujica le había encargado al jurista Daniel Fererre, que luego fallecería en un accidente, la posibilidad de impulsar un fideicomiso para que los lecheros pudieran comprar tierra, una alternativa que todavía está en la mesa de análisis del Poder Ejecutivo. "La herramienta consistiría, aunque no es algo que esté saldado ni mucho menos, en apostar a los inversores privados. Algo similar se hizo con el Fondo Lechero, con acciones en la bolsa de valores, y eso funcionó. El ministro [Tabaré] Aguerre planteó algo parecido, es decir, que se está buscando la ingeniería financiera para que el INC cuente con recursos que le permitan comprar tierras".