Reclamando un "significativo aumento salarial" para 2013, las filiales de Montevideo y Canelones de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu), marcharon ayer hasta el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), y entregaron una carta al director general, Héctor Florit. Esperan que los consejeros "se comprometan públicamente a la defensa del salario docente". Mientras, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se muestra "duro" a "abrir la Rendición de cuentas", dijo la secretaria general de Ademu-Montevideo, Raquel Bruschera.

Un macetazo docente

"Ni los blancos ni los colorados nos hicieron esto", exclamaron varios de los más de cien maestros sindicalizados en Ademu, cuando, sobre las 13:10 de ayer, la persiana metálica del edificio central del CEIP, en la calle Bartolomé Mitre, empezó a descender para evitar que ingresaran en él. "Es la segunda vez que nos pasa esto en el año, y desde la recuperación democrática", aseguró Bruschera. "El cuatro de marzo fue la primera vez que nos encontramos con las puertas del Consejo cerradas en medio de una movilización; nunca nos había pasado antes. Cada vez que el sindicato vino, ya sea la directiva sola o una delegación acompañada de maestros, siempre tuvimos las puertas abiertas, más allá de que después dieran o no razón a los planteos", agregó.

Tras un cuarto de hora de gritos, palmas, cánticos, protestas a los funcionarios de planta baja y de permanecer muchos aferrados a la persiana metálica, ésta se abrió. Pero no fueron recibidos por el Consejo. El clima, que desde el descenso de la cortina había empezado a subir de temperatura, rompió hervor en el hall de prosecretaría. "Nos dijeron que nos recibían sólo si los compañeros que estaban adentro se retiraban a la calle, lo que nos pareció inadmisible, porque siempre que hemos venido a una entrevista con el Consejo ha habido compañeros esperando afuera de la sala donde sesiona", explicó Bruschera a la diaria. Las reacciones fueron de protesta, con más cánticos y palmas. El punto máximo de tensión se dio cuando una integrante de la manifestación empezó a tomar macetas "para llevarnos al menos unas plantas". Ya con una por mano arrojó una tercera al suelo, con la consecuente rotura y desparramo de tierra en el hall. Por actuación de la mayoría de los manifestantes, el escenario se normalizó en minutos, y regresaron a la calle, no sin antes dejarle a Florit la carta que le llevaban.

Sin posdata

En la misiva, los maestros sindicalizados reiteran la petición de un "compromiso público" respecto del sueldo docente para "mejorar las condiciones" de la enseñanza. "Los bajos salarios, junto a la ampliación de la posibilidad de educación terciaria en el interior del país, incluyendo la universitaria, están generando un problema importante al sistema que es la falta de maestros. Los jóvenes tienen la opción de estudiar carreras que económicamente les permitirán mantener una familia con los ingresos de un trabajo, y para quienes estudian Magisterio, el título de maestros pesa en sus currículos a la hora de presentarse a otros empleos, mejores pagos y en mejores condiciones de trabajo", sostiene el texto entregado a Florit. Reclaman "un salario que se acerque a la media canasta familiar para el maestro de primer grado de Escuela Común". "Una manera de acercarse" es pagando por las dos horas que trabajan "fuera de horario", en sus casas, insisten los maestros.

Cuestiones a debatir

La Comisión Nacional de Educación se reunió ayer después de no hacerlo por un año y medio, para empezar a delinear la preparación del Congreso Nacional de Educación que está previsto que se desarrolle este año. La propuesta del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) es que el temario del debate educativo se reduzca a "no mucho más de tres o cuatro ejes", dos de los cuales serían la universalización de la educación media y la generalización de la educación terciaria, según explicó a la diaria el subsecretario del MEC, Oscar Gómez. También pretenden que se incluya "un eje que sea un paraguas amplio", que integre "temas como la vinculación entre el territorio y la educación", entre otros.

La movilización de ayer ocurrió un día después de la reunión que mantuvieron la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza de Uruguay (CSEU), el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, el director de la Asesoría Macroeconómica del MEF, Andrés Masoller, y el director de la Unidad de Presupuesto de la misma cartera, Michael Borchardt. Allí la CSEU reiteró su pedido de más aumentos para los trabajadores de la enseñanza. El MEF plantea "que no es una instancia presupuestal, sino una rendición de cuentas", narró la secretaria general de la Federación Uruguaya de Magisterio, Elbia Pereyra. Acordaron establecer un nuevo contacto en la primera semana de mayo.