El segundo ciclo de nuestra defensoría de lectores, iniciado en marzo de 2012, se cierra antes de que termine el período previsto de dos años. El alejamiento de Soledad Platero, que mucho lamentamos, determina que debamos organizar una nueva elección en los próximos meses. La experiencia fue provechosa y confiamos en que, agregándose a la que realizamos antes con Darío Klein, permitirá que quien tome la posta cuente con sólidos puntos de referencia. Además se consolidará la normalidad, en la diaria, de un procedimiento del que no conocemos precedentes: la elección directa, por parte de los suscriptores, de quien ejerce la defensoría.

Soledad mostró en su trabajo una fina comprensión de los procesos de comunicación, no sólo desde el punto de vista conceptual sino también en la práctica, y esto último no sólo mediante sus columnas sino también al cultivar un estilo inteligente y cordial de relación con lectores y periodistas. Su paciencia didáctica y su disposición al aprendizaje colectivo han estimulado reflexiones y aprendizajes muy valiosos de los dos lados del mostrador. Somos muchos los que agradecemos su esfuerzo y quedamos en deuda con ella.

Esos antecedentes serán especialmente útiles porque, como Soledad señala, parece necesario promover que los planteos a la defensoría no queden acotados dentro de una temática rutinaria, sino que agreguen otro tipo de inquietudes, para estimularnos a encontrar nuevas y mejores maneras de hacer la diaria.

En definitiva, se trata de aumentar la calidad de la relación entre periodistas y lectores. A nuestro entender, una de las ventajas de la defensoría en relación con los espacios tradicionales de “cartas a la redacción” radica en la posibilidad de que contribuya a ese propósito con un enfoque propio, desde un lugar institucional menos “interno” que el de quienes producimos la diaria y menos “externo” que el de quienes la reciben. El papel a desempeñar, que se asemeja en parte al de un mediador y también al de un intérprete, puede ayudarnos mucho a identificar problemas y soluciones que no se ven con facilidad “desde adentro” ni “desde afuera”. Así ha ocurrido y nos queda mucho terreno por explorar.

Pronto abriremos formalmente el proceso de la nueva elección, y daremos a conocer plazos y requisitos para la presentación de candidaturas y la votación. Mientras la defensoría de los lectores esté vacante, trataremos de dar respuesta desde la diaria a los mensajes recibidos en [email protected]