La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) abrió ayer su casa para celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos y conmemorar los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La presidenta de la institución, María Josefina Plá, hizo un breve discurso sobre la vigencia de la declaración y la necesidad de redoblar el compromiso por la promoción de los derechos humanos. Si bien destacó que se ha avanzado mucho, también afirmó que existen “nuevos reclamos” de distintos actores de la sociedad que “hacen sentir sus voces”, como las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, las personas afrodescendientes y las personas con discapacidad. “Todas estas personas reclaman ser sujetos directos” y dejar de ser “objeto de derechos definidos por otros”, manifestó.

Luego remarcó el rol de una de las fundadoras de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Luisa Cuesta, recientemente fallecida, madre de Nebio Melo, desaparecido desde 1976. “Queremos honrar la memoria de Luisa, una persona que ha muerto sin saber el paradero de su hijo desaparecido por los crímenes de la dictadura, y que hoy nos obliga a reforzar esa búsqueda”, afirmó, para luego pedir un minuto de silencio al público.

Wilder Tyler y Josefina Plá, durante la Conmemoración del 70º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la INDDHH.

Wilder Tyler y Josefina Plá, durante la Conmemoración del 70º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la INDDHH.

Los pendientes

En diálogo con la diaria, el director de la INDDHH Wilder Tyler nombró algunos “faltantes notorios” en materia de derechos humanos. El principal: “La deuda con el pasado reciente”. Dijo que este país no ha sido “capaz de decirles a las madres, como Luisa Cuesta, qué es lo que ha pasado con sus hijos”, y eso “es algo que no nos vamos a poder sacar de arriba”. Para el director es un “error garrafal” que, a esta altura, el Estado uruguayo no haya “metido toda la energía en eso”.

También observó problemas en relación con la implementación de las leyes vinculadas a los derechos humanos. Se refirió a la Ley de Violencia hacia la Mujer Basada en Género y acotó que “si no hay plata, no se cumple la ley”. También habló sobre las demoras para empezar a aplicar la Ley de Salud Mental y advirtió que para cerrar los institutos monovalentes es necesario dar una serie de pasos previos: “A mí lo que me da miedo es que esperemos a 2025 y terminemos diciendo: ‘¿qué hacemos con todo esto?’”.

Tyler se mostró crítico con respecto a los “tremendos bolsones de arbitrariedad, sufrimiento y violaciones a los derechos humanos en los sistemas de encierro en nuestro país”. Según dijo, una tercera parte de los presos son sometidos a condiciones y tratos “crueles, inhumanos y degradantes”, y salen “solos, cargados de rencor, con menos derechos”. Así, la reiteración del delito se hace casi “inevitable”, y “estamos lejos de que la cárcel sea un elemento integrador a la sociedad”, explicó.

Actividad convocada por Familiares en el Memorial a los Detenidos Desaparecidos, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Actividad convocada por Familiares en el Memorial a los Detenidos Desaparecidos, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos.

</figcaption>

Finalmente, el director de la INDDHH advirtió sobre algunas “señales” complicadas que dio el gobierno en materia de libertad de expresión. En particular, se refirió al altercado entre el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y los manifestantes en Artigas, así como la publicación de los antecedentes penales de una de las personas que se movilizó en ese Consejo de Ministros por parte de esa cartera. La actitud del gobierno, continuó Tyler, es totalmente un “desatino”: “Nos sorprendió enormemente la actitud de hacer escraches públicos usando instrumentos del Estado”, acotó.

El senador oficialista Charles Carrera (Movimiento de Participación Popular) criticó la forma en la que actuó el organismo. Según dijo en una entrevista a Todo pasa, de Océano FM, el 29 de noviembre, el organismo debería “diligenciar” un expediente antes de expedirse acerca de hechos ocurridos y no publicar comunicados “a golpe de balde”.

Para Tyler, ese planteo busca “sofocar” y “hundir” dentro de una “carpeta” los hechos ocurridos. El director se mostró contrario a adoptar esa postura y opinó que es “una pena” que “lo primero que hacen quienes se sienten afectados por un pronunciamiento de la institución es decir que habría que abrir una carpeta”. “Estamos hablando de derechos humanos, no de trámites burocráticos”, afirmó. Si bien dijo que el planteo le parecía un “error”, consideró que es positivo que se diga lo que se piensa para instalar un debate sobre el tema.

Una fiesta

Diversas actividades se desarrollaron en torno a la celebración del Día de los Derechos Humanos. De mañana, en la sede del Partido Nacional, se descubrió una placa conmemorativa de los 70 años de la Declaración Internacional de los Derechos Humanos. En el evento expusieron Plá y el escritor Javier Volonté. De tarde, Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos celebró un acto en el Memorial a los Detenidos Desaparecidos, en el Cerro, y, en la Plaza de la Democracia, frente al shopping Tres Cruces, se llevó a cabo un conversatorio sobre el vínculo entre derechos humanos, democracia y desarrollo, y se instaló una feria social.