La selección uruguaya de fútbol debutará mañana en el Mundial de Rusia frente a Egipto, en el Estadio Central de Ekaterimburgo, a las 9.00. La expectativa que genera el debut uruguayo llevó a las autoridades de la educación a instalar televisores en todas las escuelas para que los niños puedan ver el partido. “Consideramos que es una experiencia muy importante para los escolares, porque es una oportunidad para que conozcan el aparato que usaban sus padres para ver series, informativos y transmisiones deportivas antes de que llegaran las computadoras. Es algo así como una vuelta a la prehistoria", declaró una maestra. Seguramente no sólo las clases en las escuelas se detendrán para ver el partido, y en los lugares de trabajo pasará lo mismo.

Donde sí se trabajará es en el Palacio Legislativo. Un diputado del Frente Amplio explicó: “Tenemos muchos proyectos de ley que tratar y se complica parar. El viernes de mañana, sin ir más lejos, entre las 9.00 y las 11.00, vamos a aprobar 267 proyectos enviados por el Poder Ejecutivo”. El legislador negó que la hora elegida para tratar estas iniciativas tenga que ver con que en ese mismo momento esté jugando Uruguay. “La idea no es aprovechar que la gente está distraída, para nada. Es más, vamos a hacer una conferencia de prensa para anunciar la aprobación de las leyes, el miércoles a las 12.00, mientras estén jugando Uruguay y Arabia Saudita”.