El diputado nacionalista Pablo Abdala confesó que le "llamó la atención" que el PIT-CNT haya decidido postergar para el 22 de agosto el paro general que estaba previsto para el 26 de julio. La decisión fue adoptada el jueves por la Mesa Representativa de la central y aprobada por 32 votos a favor, 21 en contra y dos abstenciones.

En una entrevista con Radio Uruguay, Abdala dijo que la medida fue “resignada o autocomplaciente”: “Todos esperábamos una movilización sindical intensa, teniendo en cuenta además que esta es la última Rendición de Cuentas que se puede aumentar el gasto”. También recordó que en los últimos días en el Parlamento se recibieron delegaciones de la Federación Uruguaya de Magisterio y de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria, y, si bien estos gremios “notan algunas mejoras” en el proyecto original de la Rendición de Cuentas, “todavía hay muchas reivindicaciones que no han tenido respuesta alguna”, como “la eventualidad de que se pueda violar el convenio salarial que se firmó en 2015”.

En tanto, la Corriente Sindical Clasista (CSC), que agrupa a algunos dirigentes de sindicatos que integran el PIT-CNT, también cuestionó la decisión. En un comunicado, calificó la medida de oportunista y afirmó que la mayor parte del PIT-CNT defiende al gobierno, que es “antiobrero”. Según estos dirigentes, el proyecto de ley de la Rendición de Cuentas de 2017, que ingresó el 30 de junio al Parlamento, “una vez más es de ajuste y rebaja salarial para los trabajadores en su conjunto”, por lo que la CSC considera que postergar el paro “es contrario a los intereses de los trabajadores” y, en cambio, favorece “al gobierno, las clases dominantes y el imperialismo”.

“Esta situación que vivimos hoy trabajadores y jubilados sólo se revertirá con la lucha en la calle, con el clasismo unificando las luchas, evaluando los tiempos políticos correctamente para lograr un triunfo en esta Rendición de Cuentas que apunta a achicar el Estado, privatizar áreas competentes a empresas y servicios públicos aún más y a que los salarios sean cada vez más bajos”, finaliza el comunicado.