El senador Pedro Bordaberry, del Partido Colorado (PC), firmó ayer la papeleta para someter a plebiscito la reforma constitucional propuesta por Jorge Larrañaga. Bordaberry dijo en rueda de prensa que tomó la decisión a “título personal”, porque el PC no ha adoptado posición y ya pasó “mucho tiempo” desde que se lanzó la campaña, el 23 de mayo de este año. Opinó que le parece bueno que sea el “pueblo votando” el que decida, y recordó que él pasó por una instancia similar a la del senador Larrañaga cuando, en 2014, impulsó la reforma para bajar la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años.

Las cuatro propuestas del proyecto implican el levantamiento de la prohibición de realizar allanamientos nocturnos; el cumplimiento completo de las penas por delitos graves; la prisión perpetua revisable en los casos de delitos gravísimos, y la creación de una Guardia Nacional formada por militares. Bordaberry coincide con Larrañaga acerca de la necesidad de permitir los allanamientos nocturnos y la creación de una pena de reclusión en principio perpetua, revisable a los 30 años. El punto que le merecía más reparos era el de la creación de la Guardia Nacional, pero ayer aseguró que, al incluir una capacitación para los militares, “se saltea esa objeción”.

El senador no es el primer dirigente colorado que firma, ya que en junio el también senador Germán Coutinho adhirió a la campaña lanzada por Larrañaga. Ayer, la diputada Graciela Matiaude, también del PC, anunció a la diaria que firmará. “Que Pedro [Bordaberry] se haya bajado [de la candidatura a la presidencia] no quiere decir que no siga siendo nuestro gran líder. Por naturaleza lo voy a hacer [firmar]”, dijo. En cambio, Felipe Schipani, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del PC, dijo a la diaria que no firmará porque no está de acuerdo con la mayoría de las propuestas; sólo considera “atendible” la referida al cumplimiento completo de penas. Schipani dijo que la adhesión de Bordaberry “habla de su grandeza, porque recordemos que Larrañaga fue uno de los opositores a la iniciativa [de bajar la edad de imputabilidad]. En política, donde es tan común pasar factura, Pedro es un hombre que mira los problemas independientemente del pasado”, comentó. Por otra parte, opinó que, en términos políticos, la “movida” de Larrañaga “hace que el gobierno tome nota del asunto” y que para solucionar los problemas de seguridad “no basta con reformar la Constitución”, ya que sería necesario que cambiara la conducción del Ministerio del Interior.

Larrañaga reiteró ayer que la campaña Vivir sin Miedo “está atravesando todos los partidos”. El senador reiteró que por ahora sólo dispone de una estimación acerca de la cantidad de firmas recolectadas. “Hemos lanzado 200.000 papeletas, que equivalen a 600.000 firmas. Están en el proceso de regreso, no tenemos exactamente la cifra”, dijo. Para que se haga el plebiscito, antes de abril de 2019 debe reunirse el equivalente a 10% del padrón electoral, actualmente unas 269.000 firmas.

Jorge Gandini, Pedro Bordaberry y Jorge Larrañaga, ayer, luego de que Bordaberry firmara por el plebiscito sobre seguridad, en el Palacio Legislativo.
Jorge Gandini, Pedro Bordaberry y Jorge Larrañaga, ayer, luego de que Bordaberry firmara por el plebiscito sobre seguridad, en el Palacio Legislativo.

Justicia por mano propia

Tanto Bordaberry como Larrañaga se manifestaron en contra de la justicia por mano propia, a raíz de lo ocurrido el domingo en la localidad canaria de Cassarino, donde un grupo de vecinos golpeó a un hombre que había robado en una pollería y le causó lesiones graves. El senador colorado dijo que vivimos “en un Estado de derecho” y que “no deben suceder” hechos como ese. “Es claro que la justicia por mano propia está prohibida en el Uruguay, eso es muy claro”, pero “lo que sí sucede es que muchos ciudadanos están notando un vacío del Estado, que no logra defenderlos”, y tratan de hacer justicia por sí mismos, algo que “hay que rechazar”, porque implica “volver a la época de la barbarie”, comentó.

Según Larrañaga, “cuando un gobierno no cumple con el cometido esencial primario, que es resguardar la seguridad pública, estamos frente a una suerte de Estado fallido, y es lo que está pasando. La impunidad genera reacciones de la gente, pero son situaciones que, por supuesto, no podemos convalidar y que ojalá queden en un hecho aislado [...]. El problema es que la percepción de que ganan los delincuentes, de que cada vez se atreven a más [y] el escenario del delito se amplifica [...] motiva la reacción de indignación de mucha gente, que se puede entender pero que no es aconsejable”, sostuvo.

Ayer declararon 14 personas en la Fiscalía de Toledo por la mencionada golpiza (dos denunciantes, tres testigos y nueve indagados), pero la fiscal Sylvia Lovesio aún no ha tomado una decisión. Según lo que contaron el martes los vecinos a la diaria, el asaltante, de 30 años, robó la pollería junto con una joven de 19, y huyeron en una moto pero pronto tuvieron un accidente y siguieron a pie. Ella fue detenida poco después, pero el hombre no aparecía. A la búsqueda policial se sumaron varios vecinos, y el prófugo fue hallado oculto en una cañada, donde se había sumergido completamente para que no lo vieran. Lo que sucedió después es lo que registraron unos videos de amplia difusión, en los que se ve que el detenido es golpeado en la cabeza varias veces por civiles ante la mirada de por lo menos un policía, y luego un vecino se lo lleva hasta la cañada y lo vuelve a sumergir en ella.