"Se siente, se siente, Pelado presidente", entonaba, con euforia, la mayoría de los integrantes del Comité Central del Partido Socialista (PS) cuando ayer al mediodía el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, entró a la Casa del Pueblo, donde se resolvió por aclamación proponerle al Frente Amplio (FA) su precandidatura a la presidencia de la República. La senadora Mónica Xavier, secretaria general del PS, subrayó que Martínez tiene una “probada militancia gremial” y que, por tanto, puede ser “el primer sindicalista que llegue a una responsabilidad de esta naturaleza” en Uruguay. Hablándole directamente a Martínez, que estaba sentado a su lado, Xavier agregó: “Además, trabajaste en este partido en los peores momentos de la dictadura, en los que tantos compañeros luchábamos por reconquistar la democracia y la libertad. Y sin duda que has tenido responsabilidades en lo profesional – [en el ámbito] público y privado– y en la institucionalidad de los diferentes gobiernos. Entonces, son un conjunto de condiciones que pensamos que son imprescindibles para abocarnos a la propuesta”.

La senadora aseguró que se puede “apostar a mucho más” con base en los avances logrados hasta ahora por los gobiernos nacionales del FA, y que el intendente sabe “mucho” sobre la revolución tecnológica y las transformaciones en la economía y el mundo del trabajo. Pero apuntó que también sabe mucho de la “dignidad” en el empleo, que debe tener “calidad”, ya que “las oportunidades de la modernización tienen que ser mejores condiciones de trabajo, no el temor a perder el empleo”. También sostuvo que Martínez es un hombre comprometido “con que el crecimiento tiene que tener inclusión, pero también la sustentabilidad ambiental para las nuevas generaciones”.

En materia de políticas públicas, las transformaciones que se deben hacer serán “mucho más exigentes”, como el compromiso “político y ético” de que no haya más personas “viviendo en condiciones de indigencia o de pobreza”, opinó Xavier. En cuanto a la seguridad pública, comentó que es un tema que preocupa y ocupa a su partido. Sostuvo: “Estamos pasando por momentos complejos, que suponen también verlo [el problema de la seguridad] no sólo desde el policiamiento, sino desde la integralidad de políticas que requieren mucha más tarea”.

Foto del artículo ''

El candidato

“Me emocioné hasta el tuétano”, fueron las primeras palabras de Martínez ante el Comité Central de su partido, en el que, recordó, milita desde hace 45 años. No obstante, dijo que tendrá que “evaluar” la propuesta, porque todavía le queda mucho tiempo en la gestión de la intendencia y está tratando de concentrar su esfuerzo allí. “Es mi deber, hasta ético, porque la gente me eligió para ser intendente. Además, los equipos tienen que entender que no tienen nada más importante que trabajar para la intendencia, y no desviarse por ninguna otra causa”, sostuvo. Más adelante, destacó que la “evolución humana” se basa en “aprender de los errores” y que en el FA tienen que estar orgullosos de lo que se ha hecho, pero que a su vez deben identificar “dónde están los errores” para enfrentarlos con “cero soberbia”. “Tenemos la obligación de proyectarnos en algunos temas para dar un salto verdadero en calidad, en situaciones complejas, porque el mundo está complejo, cambiando a una velocidad que tenemos que entender que es así”, señaló.

A la salida, en rueda de prensa, Martínez insistió en que va a terminar de evaluar la propuesta y aclaró que no aceptó ser candidato, sino solamente que se manejara su nombre. Destacó que Uruguay tiene un sistema político basado en partidos que es “muy fuerte”, con la “pequeña contra” de que a veces “la campaña electoral empieza al otro día del balotaje”. “Tenemos tiempo. En la intendencia estamos tapados de trabajo, por suerte, y con miles de cosas. Las elecciones internas son el 30 de junio. Yo supongo que no vamos a tener ocho meses de campaña electoral, espero que no los haya. [...] La gente hará su evaluación en el propio trabajo. Mi obligación es cumplir al máximo el tiempo que pueda”, aseveró.

El intendente fue consultado por las declaraciones que el ex presidente José Mujica hizo hace un mes, en una entrevista con Telemundo, en la que sostuvo que Martínez “no calza con el interior”. Respondió que cuando fue senador (de 2010 a 2015) recorrió “162 pueblos y pueblitos” del país, desde lugares de 200 habitantes, como Hervidero, hasta capitales departamentales. “No fui un senador con la cola en una silla. Da fe la gente del interior. De todas formas, obviamente que no soy conocido como otros compañeros, no hay ninguna duda, pero tiempo al tiempo”, sostuvo. Además, dijo que todavía no sabe cuándo anunciará si acepta ser candidato o no, ya que “hay que ver cómo evolucionan los hechos”. “El FA tiene que tomar algunas decisiones intermedias antes del 1º de diciembre –que es la fecha del congreso–, que van a ser las que van a condicionar mi decisión final, si acepto o no”, explicó. Por último, consultado sobre si aceptaría ser candidato a la vicepresidencia, contestó que “todo es posible”.