El diputado Óscar Groba (Frente Amplio, FA) dijo a la diaria que volverá a citar a la senadora Verónica Alonso (Partido Nacional, PN) a la comisión investigadora sobre el financiamiento de las campañas, para profundizar sobre el papel de la Iglesia Misión Vida para las Naciones, encabezada por el pastor Jorge Márquez, en la campaña llevada a cabo por Alonso para las internas de 2014.

Alonso, actual precandidata de Esperanza Nacional (EN), dijo en junio ante la comisión que Gabriel Cunha, vinculado con Misión Vida, no era el jefe de su campaña, sino sólo un militante que trabajaba con el diputado Álvaro Dastugue. Ayer, Búsqueda publicó que la única autoridad de EN no vinculada con esa iglesia es la senadora. El presidente es Dastugue (pastor de Misión Vida y yerno de Márquez), el vicepresidente es Gabriel García (también pastor, y encargado de un hogar de Beraca), el tesorero es Cunha y la secretaria es Analía Pereira, integrante del grupo religioso y secretaria personal de Dastugue.

Groba recordó que Cunha fue quien firmó en 2014 una factura de 31.000 dólares que quedó pendiente de pago con la imprenta Vistozul. Alonso y su esposo, Marcel Grewer, fueron demandados por el dueño de Vistozul y la Justicia falló a favor de este, por lo cual la senadora debió hacerse cargo de la deuda. Cuando le preguntaron sobre esto en la comisión, ella dijo que quien “paga mal, paga dos veces”.

En la primera semana de setiembre Groba presentó a la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) documentos que probarían el vínculo entre Alonso y el pastor Márquez, y el organismo está analizando si toma el caso. “El material tiene que ver con el acuerdo hecho en la casa de Verónica Alonso entre ella y Márquez”, dijo. Según el diputado del FA, el pastor puso la estructura y Alonso el dinero: "En la lista que ella encabezaba puso a dos pastores, los dos yernos de Márquez: Dastugue y Gustavo Silveyra”. El primero fue electo y el segundo se alejó del sector, porque “desistió o él [Márquez] lo sacó”, dijo Groba. Silveyra es hoy pastor de la iglesia Invasión Urbana y fundó la agrupación Movimiento Acción Social, que apoya al senador Jorge Larrañaga.

Para el legislador, la estructura de la iglesia estuvo al servicio de un sector político, algo que la Constitución no permite. Alonso también es acusada de usar a voluntarios de Beraca en el ensobrado y reparto de listas. En agosto, Márquez dijo a la comisión que trabajaron para candidatos tanto del PN como del FA, que este “les pagó por repartir listas”, y que tenía entendido que el colorado Fernando Amado también lo hizo, pero no sabía “cómo se manejaron con el repartido de listas de Alonso”, dijo, según informó El País. Groba comentó que es distinto contratar a personas para repartir listas o “poner algún puesto”, con la idea de ayudar a Beraca, y el caso de Alonso, que no pagó. De todos modos, agregó que sabe “extraoficialmente” que cuando Beraca cobró el dinero no les llegó a quienes trabajaron, ya que lo hicieron “a cambio de casa y comida”.

La senadora había dicho que Dastugue trabajaba con “muchísimos voluntarios”, pero acotó que los muchachos no tenían “ningún cartelito que dijera ‘yo soy Beraca’ o ‘yo no soy Beraca’”. “Todos los voluntarios lo hacían con muy buena disposición, con buena onda, con buena actitud. Sí puedo decir que desconozco que se haya trabajado con jóvenes internados, en etapa de internación, de recuperación. Reitero, eso lo desconozco. Es más, me parecería una locura si se hubiera hecho de esa forma”, afirmó.