“Quisiera saber la verdad, porque para mí es la mayor de las justicias”, dice el mural en homenaje a Luisa Cuesta que está en uno de los costados de la plaza Primero de Mayo Mártires de Chicago. La obra, inaugurada ayer, fue pintada por Alfredo Cuesta, sobrino de la militante por los derechos humanos e hijo de Gerardo Cuesta, sindicalista asesinado en 1981.

“No hay esperanzas sin lucha”, dijo ayer Elena Zaffaroni, de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, en la inauguración del mural. En el día previo a la Marcha del Silencio, Zaffaroni reclamó que los integrantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) digan la verdad sobre los desparecidos y consideró que después de “30, 35 o 40 años se hace muy difícil cortar con la impunidad”. De todas formas, aseguró que “la verdad va apareciendo”.

Sobre el discurso del comandante en jefe del Ejército, Claudio Feola, en el acto conmemorativo de los 208 años del Ejército (ver recuadro), dijo que los militares “siguen heredando las mismas palabras y los mismos eufemismos para referirse a los crímenes que se cometieron”: “No fueron una casualidad, fue una política que se usó en esos años de dictadura y las mismas actas [de José Nino Gavazzo ante el Tribunal de Honor del Ejército] revelan que los jefes dieron la orden para la desaparición de [Roberto] Gomensoro”.

Las prendas de la memoria

También ayer, en la plaza Primero de Mayo, se inauguró la muestra Ausencias: las prendas de la memoria. Hasta el 31 de este mes habrá varias cuerdas con ropa colgadas de un lado a otro de la plaza. Hay pantalones, remeras, camisas, túnicas y hasta un gamulán. Son 196 piezas que representan a cada uno de los desparecidos durante la dictadura uruguaya. La intervención busca visibilizar la ausencia de quienes fueron víctimas del terrorismo de Estado. “Me parecía que era el momento oportuno para sensibilizar un poco, porque me encontré con algunas personas que no sabían cuántos desparecidos había en Uruguay”, dijo a la diaria la periodista Iliana da Silva, curadora de la muestra junto con Malena Paz. Da Silva comentó que se inspiró en la artista finlandesa Kaarina Kaikkonen, quien hizo una intervención similar hace cinco años en el Museo Nacional de la Memoria en Chile.

“Mi historia familiar está atravesada por la ausencia. Cuando mis tíos desparecieron, en 1977, yo tenía tres años, y mi familia ha estado marcada por eso. Aprendí a convivir con esa ausencia y a reconstruir la vida de otros a través de los objetos. Las prendas siempre fueron muy importantes. Yo no heredé dinero, lo que heredé fueron libros y prendas, cosas que se convirtieron en tesoros”, comentó. Los tíos de Da Silva eran Julio D’Elía y Yolanda Casco, ambos desaparecidos en Argentina, en 1977. Al momento del secuestro, Yolanda estaba embarazada de ocho meses y medio, y dio a luz en Pozo de Banfield, en enero de 1978. Carlos, su hijo, fue apropiado por el matrimonio argentino De Luccia-Leiro, pero fue localizado por Abuelas de Plaza de Mayo en 1995 y restituido en 1998.

Instalación en homenaje a los desaparecidos, ayer, en la plaza Mártires de Chicago.
Instalación en homenaje a los desaparecidos, ayer, en la plaza Mártires de Chicago.

“Sentí la necesidad de hacerlo ahora. Desde mi lugar de periodista, siempre he tratado de aportar a la construcción de la memoria colectiva, pero esta vez sentí la necesidad de hacer otras cosas. Creo que muchos actores políticos están tratando de olvidar”, dijo Da Silva sobre por qué decidió hacer la intervención.

Sergio Miraballes, responsable de Derechos Humanos del Zonal Aguada del PIT-CNT, que organizó la muestra, dijo que la idea es generar un impacto en la sociedad y que “la impunidad, que sigue reinante, nos impide alcanzar la justicia”. “No puede ser que se nos sigan muriendo familiares sin saber dónde están sus hijos. No podemos seguir tolerando que haya criminales de lesa humanidad que gozan de privilegios, como la prisión domiciliaria”, afirmó. Dijo que la lucha es también contra quienes “siguen empeñados en respaldar y defender a los criminales, como lo vimos la semana pasada, cuando los senadores de la oposición se negaron a votar la venia” para la destitución de los generales que integraban el Tribunal de Honor del Ejército para José Nino Gavazzo, Luis Maurente y Jorge Silveira.

Miraballes agregó que la central sindical se opondrá a la reforma de la Constitución que propone el precandidato del Partido Nacional Jorge Larrañaga. “Hoy están sobre la mesa las intenciones de atacar la libertad. Desde el movimiento sindical le decimos que no a esta nefasta reforma. No queremos militares en la calle, no queremos que se viole la privacidad de nuestros hogares. Sabemos lo que significan los allanamientos nocturnos, porque ya los sufrimos”.

En tanto, Viviana Núñez, responsable del Zonal Aguada del PIT-CNT, dijo que el compromiso por la verdad lo deben demostrar también otros actores de la sociedad. “Lo que pasó en el Parlamento es un claro no compromiso de la derecha fascista que tenemos en Uruguay”.

De todas partes vienen

Hoy también se realizarán marchas y concentraciones en el interior y el exterior del país, algunas por primera vez. A las 20.00, en San José de Mayo, la marcha partirá de la plaza de los Treinta y Tres Orientales para tomar 25 de Mayo y Ansina hasta la Plazoleta de los Mártires. En Maldonado, habrá tres movilizaciones casi simultáneas, a las 17.00, en la plaza Artigas de Piriápolis; en Pan de Azúcar, en Félix de Lizarza y la ruta 9, y en la capital departamental, en el simbólico cruce de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, a las 17.30. En Carmelo, será a las 19.30, desde el Puente Giratorio y por la calle 19 de Abril hasta el busto de Aldo Chiquito Perrini en la plaza Independencia. También en Colonia, habrá movilizaciones en Nueva Helvecia y en la capital departamental. En Salto, a las 19.00, la concentración será en la esquina donde se juntan las calles Uruguay, Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, donde hay una placa en memoria de los políticos asesinados en Buenos Aires. La marcha será por la calle Uruguay hasta la Plaza de los Treinta y Tres Orientales. También habrá actividades en las ciudades de Rivera, Florida, Paysandú, Mercedes, Tacuarembó, Melo, Artigas, Juan Lacaze, Rocha, La Paloma, Treinta y Tres, Flores, Minas, Paso de los Toros, José Enrique Rodó, Durazno, Fray Bentos, Bella Unión, Chuy, y en el exterior, en Buenos Aires, Santiago de Chile, Madrid y París.

Excesos y desvíos

Encabezado por el presidente Tabaré Vázquez, con la presencia del ministro de Defensa Nacional, José Bayardi, y el subsecretario de esa cartera, Andrés Berterreche, el sábado se realizó en la plaza Independencia el acto conmemorativo de los 208 años del Ejército. En su discurso, el comandante en jefe de esa fuerza, el general Claudio Feola, se refirió a la discusión parlamentaria sobre la actualización de la Ley Orgánica Militar: “Confiamos en que nuestros argumentos, como así también nuestra demostración de compromiso con la patria, harán que avancemos institucionalmente, para bien de las futuras generaciones”. Feola expresó que los uruguayos “somos hijos de una misma nación”, pero “también somos herederos de una historia común de encuentros y desencuentros y aun de enfrentamientos por ideas o causas que, desde la tienda de cada quien, se entendieron justas”. “El Ejército que hoy comando respeta íntegramente los derechos humanos. Rechazamos enfáticamente los excesos y desvíos del pasado y no estamos al servicio de ocultarlos, ni de justificarlos. Advertimos que los hubo, como una amarga consecuencia de un terrible e indeseable, enfrentamiento entre hermanos. Asumimos el compromiso de hacer todo lo que esté al alcance de este comandante para darle mayor claridad a la historia y para dar respuesta, en primer lugar, a quienes continúan buscando a sus seres queridos”, agregó.