La alerta meteorológica que regía desde el martes 11, y que ha obligado a cerca de 2.500 personas a abandonar “su vivienda por riesgo o afectación”, parece no amainar.

Tras el último recuento –a las 15.00 de ayer–, Florida es el departamento que se ha visto más afectado si se suma a evacuados y autoevacuados, aseguró el el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). De hecho, de las 2.460 personas desplazadas, 46,7% (1.150) se registró en este departamento. Según informó el medio local Florida Diario, “el río Santa Lucía Chico superó los nueve metros por encima de su cota”, y en la represa de Paso Severino el nivel del agua llegó a 42,19 metros, menos de dos por debajo de la cota superior: es “el máximo desde la construcción de la represa”, aseguró el portal floridense.

Otro de los departamentos en los que más impacto han tenido las lluvias es Durazno. Si bien el número de personas afectadas es menor –856–, presenta “la situación más compleja” en lo que respecta a crecidas, según informó el Sinae. A las 10.00 de ayer la institución informó que el río Yi se ubicaba “en 11 metros con 26 centímetros” sobre su nivel normal. “Hacía años que no veía una cosa parecida [...] Me parece que de otra creciente no nos salva nadie”, advertía el sábado a la diaria un vecino de la zona. Ayer el mismo vecino dijo que la creciente “es realmente enorme”, e ilustró: “A las casas no se les ve el techo”.

Una calle de la ciudad de Durazno, ayer.
Una calle de la ciudad de Durazno, ayer.

Ante esta situación, los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed) y los Comités Departamentales de Emergencias ya coordinan acciones y continúan con los registros, por lo se prevé que la cifra de desplazados aumente. El jefe coordinador del Cecoed de Florida, Cono Arrúa, destacó que muchas organizaciones han trabajado juntas por la gente, informó Florida Diario. Además, se mostró sorprendido ante esta “creciente histórica”, que el Sinae prevé que conllevará “inundaciones similares a las del año 2007”.

Además de afectar a las viviendas cercanas, estas crecidas suponen problemas en la vialidad. De acuerdo con la Dirección Nacional de Policía de Tránsito, varios tramos de 12 rutas nacionales siguen cortados.

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, aseguró que será cancelada la visita a la zona que el gabinete ministerial tenía prevista para el 21 de junio. En cambio, los ministros recorrerán las zonas afectadas, relevando datos “de la situación actual y las perspectivas”, dijo.