Comienza la última semana de cara a las elecciones internas y las listas arrancaron sus actos de cierre de campaña. Anocher fue el turno de Alianza Progresista, la lista 738, que reunió a sus dirigentes en la Huella de Seregni para escuchar al precandidato Daniel Martínez. Sobre la interna, Martínez destacó que los cuatro precandidatos del Frente Amplio (FA) mantuvieron una campaña “donde no hubo roces” y compartieron muchas actividades, lo que es, a su entender, “una muestra de gigantesca madurez política. Y la verdad, otros sectores políticos no pueden decir lo mismo”. Añadió que para los partidos que tienen competencia interna eso es “es absolutamente imposible, por el nivel de agresividad, de comportamiento, de violencia verbal y actitudinal que ha habido entre los diferentes candidatos”.

Martínez consideró que esta es una campaña “muy particular”, porque se ha apuntado al “descrédito de la política”, lo que “a lo único que abona es a los mesiánicos, a los oportunistas, a los que no tienen valores”. Planteó “el sueño de un país de desarrollo con justicia, basado en la ética, pero siempre con la gente en el centro”, “reconociendo que deudas tenemos, reconociendo que cosas por hacer faltan, que errores también ha habido” y llamó a convocar a los indecisos o “a los que tienen la más mínima duda”, a votar el 30 de junio, “dando la cara, de frente, sin avergonzarse: salir a convencer a todos”.

El presidente del FA, Javier Miranda, también fue enfático al llamar a votar en estas internas. “Aun cuando somos la única fuerza política que tiene un programa común, no uno por candidato, nos jugamos en las internas”, aseguró, y convocó a los frenteamplistas a “no engañarse” y a que vayan a votar. “Precisamos que el compañero, la compañera que vaya en octubre de candidato cuente con el mayor apoyo posible, hay un tema de legitimación que es importante”, y agregó que “a nadie se les escapa que nos van a estar midiendo”. Miranda destacó que los cuatro precandidatos “expresan la diversidad del FA” y comparó el ambiente interno con los otros partidos, tomando como referencia el acto de cierre de campaña que hará hoy el FA en Las Piedras: “¿quién se anima a hacer actos en conjunto? ¿A juntar a Lacalle Pou con Sartori, o con Larrañaga?”.

Liliam Kechichián, Jorge Rodíguez y Óscar de los Santos, durante el acto de la lista 738 en la Huella de Seregni. Foto: Alessandro Maradei
Liliam Kechichián, Jorge Rodíguez y Óscar de los Santos, durante el acto de la lista 738 en la Huella de Seregni. Foto: Alessandro Maradei

El canciller Rodolfo Nin Novoa no pudo estar en el acto pero envió un saludo audiovisual, tras el que hablaron Verónica Dodera, el diputado Oscar de los Santos, el asesor de la Intendencia de Montevideo Jorge Chileno Rodríguez y la ministra de Turismo, Liliam Kechichián. De los Santos aseguró que Martínez es “el mejor candidato para enfrentar al candidato de la derecha, que es Lacalle Pou”, pero también afirmó que en las internas se juegan “otras cuestiones”, como el cambio generacional en la interna del FA. Advirtió porque el “balconeo de las encuestas, esperando que se vaya a resolver” no afecte el voto: “no nos quedemos esperando dormidos que otros resuelvan lo que los frenteamplistas tenemos que resolver. La derecha va a estar mirando a quien va a encontrar en el FA”.

Rodríguez, presidente del Partido Demócrata Cristiano, aseguró que hay que defender la política y el sistema político “cuando está en cuestión por personajes como Sartori y Manini Ríos”, porque la política “sigue siendo el mejor de los instrumentos, por lejos, para transformar la realidad”. Destacó como señas de identidad el pluralismo y se refirió a la agenda de derechos desde la perspectiva de la izquierda cristiana, y aseguró que le da “vergüenza” la recolección de firmas que llevaron adelante los nacionalistas Carlos Iafigliola y Álvaro Dastugue en contra de la ley tras: “la derecha está haciendo cosas increíbles, y la derecha cristiana está haciendo cosas aberrantes”.

Kechichian, que encabeza la lista de la 738 y será candidata al Senado en octubre, salió al cruce a las críticas al FA desde la oposición y enumeró logros de los 15 años de gobierno frenteamplista en salud, educación y negociación colectiva, pero aseguró que es necesaria la autocrítica en temas de vivienda, seguridad y violencia de género: “para eso precisamos el nuevo impulso”. Sobre Martínez, destacó su “currículum político, ético y humano”, y en particular defendió su rol como gestor al frente de la Intendencia de Montevideo. “Parece que está de moda, y un poco en la izquierda lo he escuchado también, que no hay que hablar de gestión. ¿Cómo que no hay que hablar de gestión? La gestión, en un partido que hace 15 años que gobierna y que quiere seguir gobernando, es importante, y lo tenemos que plantear sin ningún complejo”, afirmó.