El sector del diputado Fernando Amado, Unión de Izquierda Republicana (Unir), aceptó este martes en asamblea, por unanimidad, la propuesta del candidato a la presidencia por el Frente Amplio (FA), Daniel Martínez, y anunciaron que conformarán un “espacio progresista” de cara a las elecciones nacionales de octubre.

En su intervención durante la asamblea, Amado sostuvo que el planteo de Martínez “no es la mejor propuesta”, y que lo mejor para Unir hubiera sido “consolidar un espacio independiente con perfil socialdemócrata y de izquierda democrática”, pero no se logró. “Hoy el escenario es el de dos bloques. Por un lado, un bloque conservador que es reacción y no es acción, cuyo objetivo único es sacar al FA del poder. Por otro lado, el FA”, continuó Amado. En ese sentido, señaló que el lugar de su sector es claro: “Desde hace más de una década venimos repitiendo que el batllismo es de izquierda republicana”, por lo que nadie se puede “asombrar” con la decisión de la asamblea.

Asimismo, subrayó que este acuerdo electoral no implica formar parte del FA ni de ninguna de sus estructuras, ni “renunciar a la vocación de que en un futuro inmediato” Unir se constituya como “opción de cambio”. Tampoco “versa sobre cargos” ni “sobre poder” o “sobre juntarse todos para sacar a otro”, sino que implica “transitar por el camino progresista” y “se sustenta sobre bases programáticas comunes, ideas, empatía y cercanías ideológicas”. A su vez, Amado enfatizó que entre los progresistas debe darse un debate “hacia adentro” entre “el impulso y su freno”.

La asamblea de UNIR votó la alianza electoral con el Frente Amplio.
La asamblea de UNIR votó la alianza electoral con el Frente Amplio.

La propuesta de Martínez se enmarca en la creación de un “espacio progresista” con agrupaciones políticas y actores sociales que no pertenecen a la coalición de izquierda pero comparten ideas y propuestas; una propuesta similar al Encuentro Progresista que impulsó Tabaré Vázquez en 1994. El diputado Alejandro Sánchez, que estuvo en la reunión del martes pasado con Amado y, según informaron fuentes políticas a la diaria, participó activamente en las conversaciones previas a la gestación de este espacio progresista, señaló que esto surgió de los dirigentes del FA y fue una idea que Martínez tomó para acumular esfuerzos para “enfrentar al bloque opositor”. “No tiene sentido estar discutiendo permanentemente entre los sectores del FA. Hay un pedazo enorme de pueblo uruguayo que hoy no vota al FA y cuyos intereses van en función de que un proyecto de las características del FA siga administrando Uruguay, y, por lo tanto, hay que salir a convocar a esos sectores”, dijo. “Estamos tratando de construir un gran frente social y político, y no se trata sólo de convocar a actores políticos de otros partidos, sino también a actores sociales”, añadió.

Amado se reunirá en la tarde de este miércoles con Martínez para presentarle su decisión formal y comenzar a darle forma al frente progresista que pretenden impulsar. El diputado dijo a la diaria que el emprendimiento aún no tiene un nombre concreto. En esa misma línea, Sánchez afirmó que “la idea era no ir con la soberbia de nosotros y ponerle nombre, etiqueta y peaje a todo lo que hagamos, sino generar un espacio donde se sientan cómodos los batllistas, los wilsonistas y actores sociales, económicos y culturales”, y añadió: “Convoquemos a ese espacio, discutamos cuáles son los acuerdos programáticos a impulsar y pongámosle nombre, porque el nombre va a construir esa identidad”. De todas formas, según pudo saber la diaria, se ha manejado la opción Nuevo Impulso Progresista como nombre para el nuevo espacio. El líder de Unir manifestó que están considerando “figuras progresistas” para que integren el espacio, “no necesariamente agrupaciones”. Sobre la expresión electoral en la que podría derivar este acuerdo, el diputado señaló que el espacio progresista tendrá su lista al Senado y a Diputados en todo el país, pero antes de eso deben integrar más personas al acuerdo.