En las elecciones internas los dos sublemas principales de Juan Sartori (Partido Nacional) en Montevideo fueron: La Lista de Juan Sartori y Todo por el Pueblo. Dentro de La Lista de Juan Sartori, la más votada fue la 8812, con 1.508 sufragios. Estaba encabezada por la senadora Verónica Alonso, seguida por el diputado Álvaro Dastugue, pero en el tercer lugar estaba la pastora Anna Franquez, de la iglesia neopentecostal Misión Carismática Internacional-Uruguay.

El martes, en un posteo en Facebook, Marcelo Figueroa, pareja de Franquez y pastor de la misma iglesia, escribió: “La lista 8812 fue la más votada de Sartori, les ganamos a todas las demás. Y sólo fue por la sangre de Jesús y por su Gracia y Gloria”. Según los datos de la Corte Electoral, de los dos lemas, las listas más votadas pertenecían al sublema Todo por el Pueblo: la 655, encabezada por Pablo Viana, jefe de campaña del ex precandidato, con 2.237 votos; y la 1880 (1.615), liderada por Martín Elgue. La tercera fue la 8812.

Según escribió Figueroa, “el movimiento cristiano en política votó el 70% de todos los votos de Sartori. La iglesia se despertó, la iglesia evangélica obtuvo unos 60.000 votos. Eso es un logro histórico. Vamos a ver muchos cristianos en posiciones de autoridad”.

Franquez, quien será candidata a la Cámara de Diputados, dijo a la diaria que “hace cuatro meses” que incursionó en política porque quiere “un cambio para mi nación”. “Desde mi lugar como pastora hago mucho, pero sé que desde el Parlamento podría hacer más”, dijo. Aclaró que su acercamiento a la política fue por intermedio de Alonso y dijo que, de obtener una banca, trabajará por “las mamás solteras y los niños”.

Durante la conversación telefónica la diaria le preguntó a Franquez sobre la relación entre las iglesias y el Estado laico. Antes de que la candidata contestara se escuchó, por detrás, una voz masculina que decía: “Un gobierno para todos”. A partir de ese momento se incorporó a la conversación Figueroa, que escuchaba desde el principio.

Sobre el posteo, el pastor dijo que en esta campaña, por intermedio de Alonso y Dastugue, conocieron al pastor Jorge Márquez, de la Iglesia Misión Vida para las Nacional, y se “creó una amistad linda”. “Había 54 listas cristianas y correspondían a diferentes congregaciones, pero bajo el lema de Sartori. había gente con iglesias con varios templos, había personas que tenían cinco listas que encabezaban”, contó.

Figueroa dijo que, para explicar la creciente participación de las iglesias en política, se debía referir a la Biblia, porque “cerca de 50% habla de reyes y gobernadores, pero por muchos años en la iglesia se enseñó que no teníamos que juntarnos con la política porque era algo sucio, pero la Biblia nunca respaldó esa enseñanza”.

El pastor aseguró que tratarán de impedir que se aprueben leyes que van contra sus creencias. “No estamos de acuerdo con que se enseñe la ley de género en las escuelas. Para nuestros hijos no lo queremos. Yo quiero que mi hijo vaya a un baño de varón y mi hija a uno de mujer. Cuando se presenten estas cosas vamos a luchar para que no pasen”, afirmó. Figueroa dijo que no está presente en la lista por un impedimento legal: “Trabajamos en conjunto, pero soy argentino y no podría”, admitió.

Franquez y Figueroa comentaron que la senadora colombiana Claudia Rodríguez los alentó para que presentaran la candidatura. “Es nuestro referente, y después de la Misión Carismática en Colombia, calculo que más de diez personas han pasado por el Senado”, contó el pastor.

A legislar

En las elecciones internas de 2014 Alonso habría usado dinero de Misión Vida para su campaña. Esto, junto a la participación de internos de la ONG Beraca, fueron algunos de los temas investigados en la comisión sobre financiamiento de partidos políticos de la Cámara de Representantes que culminó sus tareas el año pasado.

El diputado Óscar Groba (Frente Amplio-FA) dijo a la diaria que la investigación tuvo repercusión porque en estas internas la participación de la iglesia fue “más reducida”. “El tema pasó a la Corte Electoral y los ministros no querían que se repitiera el sistema”, comentó el representante nacional. De todas formas, dijo que es necesario legislar sobre el rol del voluntariado; el año pasado la comisión de Población, Desarrollo e Inclusión del Senado discutió un proyecto de ley sobre este tema, pero quedó trancado en esa instancia.

Sobre la posibilidad de que en la próxima legislatura exista una bancada cristiana, Groba opinó que “es una realidad que no escapa a América Latina, pasa en Argentina y en Brasil”, pero aclaró: “Lo más importante para el sistema político es que no usen los diezmos de la gente con fines políticos, como hizo la Iglesia Misión Vida”.

Las listas blancas

El domingo, la lista más votada en el PN a nivel nacional fue la 404, liderada por el senador Álvaro Delgado, que respaldaba al candidato Luis Lacalle Pou (Todos). En segundo lugar quedó la 40 del senador Javier García (Todos) y el tercer puesto fue para la 880 de Juan Sartori y Alem García.

Foto del artículo ''

A nivel departamental, en Canelones la lista 400 de Todos obtuvo un porcentaje importante de votos, algo que no es sorpresa porque se trata de la lista creada por Julia Pou, en 1998. Lacalle Pou fue electo diputado por el departamento de Canelones en el año 2000, siendo este su primer cargo político.

Foto del artículo ''

.