Finalmente, luego de idas y vueltas, Pedro Bordaberry decidió que no será candidato al Senado. Este lunes, en una entrevista con el programa Las cosas en su sitio, de Radio Sarandí, el senador del Partido Colorado (PC) contó que se reunió por separado con el candidato a la presidencia de esa fuerza política, Ernesto Talvi, y con Julio María Sanguinetti (líder de Batllistas, la segunda corriente colorada), y ambos le transmitieron que no era “conveniente” para el PC que fuera candidato al Senado.

“Ahí se murió el asunto, se terminó para mí. Toda la idea de abrir una lista para apoyar a alguien es si ese alguien quiere que lo apoyen, no lo va a apoyar si no quiere”, indicó. Pese a que en abril de 2017 Bordaberry había anunciado que se iba a retirar de la actividad política en 2020, en la entrevista dijo que en el último tiempo “un montón de dirigentes” le insistieron con que tenía que lanzar una lista al Senado encabezada por él, y que pensó hacerlo para poner en el Parlamento a gente “con distinto perfil del actual”. Además, citó una encuesta que mandó a realizar, cuyos resultados daban que a 75% de los votantes del PC, 75% del Partido Nacional y 77% de Cabildo Abierto “no les parece mal” que sea candidato al Senado.

Luego que Bordaberry hizo pública su decisión, Sanguinetti emitió una declaración en la que señaló que hace un año “se discutía la existencia del PC por ausencia de liderazgo”, y luego hubo un proceso de “resurgimiento” en el que trabajó con “ahínco”. Subrayó que el PC acaba de hacer “una gran elección interna”, de la que emanaron “las formulas presidenciales y las candidaturas parlamentarias”. “No es hora de abrir un debate interno sobre las aspiraciones del doctor Bordaberry, a quien respetamos y apreciamos desde siempre y en todo momento, aun con acuerdos y desacuerdos. Hoy, el partido vive un clima de fraterna competencia y crecimiento. Como hemos dicho reiteradamente, se trata de sumar y no fragmentar”, finaliza el comunicado. Durante la campaña, Sanguinetti repitió una y otra vez, en actos y entrevistas, que su vuelta a la actividad electoral se debió al alejamiento de Bordaberry, y al consiguiente “vacío” que se había producido en el PC.

A su vez, horas más tarde Talvi siguió una línea similar a la del ex presidente en una publicación en Twitter:

Según pudo saber la diaria, en la reunión mano a mano, Talvi le dijo a Bordaberry que no es el “mejor momento” para que se lance con una lista al Senado, e hizo énfasis en que ya habían pasado las internas. Además, dirigentes de Talvi señalaron a la diaria que luego de la elección interna “quedó todo muy ordenado” y “muy tranquilo” entre los distintos sectores del PC, y que la posible vuelta de Bordaberry podría generar movimientos y debates internos que no hubieran sido convenientes, porque en el PC están con la mira puesta en la elección de octubre.

Ramiro Alonso.
Ramiro Alonso.

Repercusiones internas

Pese al pedido de Sanguinetti de no abrir “un debate interno”, la decisión de Bordaberry armó revuelo en filas coloradas. Por ejemplo, el ex vicepresidente Luis Hierro López escribió en su cuenta de Twitter:

En tanto, el ex diputado Aníbal Gloodtdofsky, quien había formado parte del sector de Bordaberry (Vamos Uruguay) y en la interna apoyó a Sanguinetti, dijo a la diaria que el senador sería un “obstáculo” para que el PC recupere el espa cio “que tiene que tener, de centro y centroizquierda”, y que, por lo tanto, comparte la decisión de Talvi y de Sanguinetti. “El PC, ahora, con el surgimiento de una extrema derecha, se ha liberado de algunos grupos que nos anclaban en la derecha. Liberados de eso, podemos transitar sin problema hacia el centro, y quienes somos de centroizquierda, sentirnos cómodos en el partido”, sostuvo el ex legislador. Agregó que Bordaberry demostró que “tiene un techo”, que “no capta votos afuera del partido” y que “tiene una determinada visión de las cosas que nos deja más apretados aun, porque él es de derecha y todavía ahora hay un partido de extrema derecha, y el batllismo necesita transitar hacia el centro”.

A su vez, la diputada colorada Cecilia Eguiluz, que es senadora suplente de Bordaberry, dijo a la diaria que lamenta mucho y le parece “muy triste” que el PC “haya tomado esa decisión”, porque se “está privando al país del mejor legislador”. En cuanto al argumento de que no participó en la interna, dijo que “no tiene nada que ver”, porque “no hay ninguna norma en el partido” que diga que si no participa en la interna luego no puede ser candidato a senador. “Me parece que el inconveniente tiene que ver más con algunos intereses personales que con el interés de país y del partido”, sostuvo la legisladora, y agregó que, por los números de la encuesta que manejó Bordaberry, “seguramente iba a tener una excelente votación, y eso para algunos quizás era un inconveniente”. “Si Pedro salía, iba a haber una gran amplificación en cuanto a los votantes del PC, además de mejorar el Senado. Y más teniendo en cuenta que si la votación sale como se está viendo, ningún partido va a tener mayoría parlamentaria, y con más razón tienen que estar los mejores legisladores”, finalizó.