La conferencia de prensa estaba citada para las cinco de la tarde en la Torre Ejecutiva. Unos minutos después, entraron a la sala de prensa la mayor parte del gabinete y la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky. Todos se sentaron en primera fila y luego ingresó el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

Sin rodeos, subió a un estrado y dijo: “Gracias a los medios de comunicación por haber aceptado esta invitación a los efectos de informar a la población que en el marco de los estudios médicos que me realizo de manera regular y periódica [...] En un estudio tomográfico se me comprobó la existencia de un nódulo pulmonar derecho con características muy firmes de que se puede tratar de un proceso maligno. Esta situación obliga a que me tenga que realizar estudios complementarios, posiblemente en el correr de esta semana, que requerirán uno o dos días de internación, a lo sumo”. Vázquez agregó que con esos estudios se podrá hacer un diagnóstico definitivo y determinar el pronóstico y los eventuales tratamientos a realizar. El presidente, que tiene 79 años, destacó que todos los procedimientos se harán en Uruguay, porque “tenemos un cuerpo médico de excelencia, tecnología de primera, avanzada, instituciones acordes a lo que se necesita en situaciones como esta”. El primer mandatario aseguró que se siente “perfectamente bien” y no “tiene ningún síntoma ni signo atribuible a esta situación”. “Esto ha sido un hallazgo imagenológico producto de los estudios periódicos que me hago y que es bueno que todo ciudadano se haga para prevenir, o avanzar en estos diagnóstico de enfermedad”, sostuvo. “Como ustedes comprenderán, de aquí en más en este tema paso a ser un paciente y todas las referencias de los avances en diagnóstico, en el pronóstico, en lo que tengamos que hacer, lo va a realizar el médico de Presidencia, el doctor Mario Zelarayán”, agregó.

Zelarayán dijo a la diaria que es “muy importante” destacar que el problema se detectó a raíz de los resultados de un análisis de sangre preventivo que Vázquez se hace anualmente, y que luego se confirmó la existencia de un nódulo pulmonar mediante una imagen tomográfica. Según informó, la confirmación se hará en los próximos días y, “de acuerdo con ese diagnóstico preciso, se iniciará un plan terapéutico y se verá cómo responde”. “Por ser un diagnóstico en la fase temprana, somos muy optimistas”, sostuvo.

Luego explicó que si bien en Uruguay hay especialistas para tratar la enfermedad, también se hicieron consultas a nivel internacional. “Estamos muy firmes en el conocimiento de las cosas que se pueden hacer, estamos contestes a que, cualquiera sea la terapia, se puede hacer acá en Uruguay, en perfectas condiciones y con buen éxito”, dijo.

Tabaré Vázquez, ayer, en la Torre Ejecutiva.
Tabaré Vázquez, ayer, en la Torre Ejecutiva.

Zelarayán aseguró que el presidente se siente bien y que los procedimientos médicos no van a afectar el cumplimiento de sus funciones. A pesar de que Vázquez fumó hasta los 24 años, el médico afirmó que hace más de 50 años que no lo hace, pero como en los años 60, 70 y 80 el tabaco era aceptado, “no sería nada raro que sufriera los efectos del humo secundario”. Si bien hay antecedentes de cáncer en la familia del presidente –los padres y la hermana mayor de Vázquez murieron de esta enfermedad– , Zelarayán aseguró que en este tipo de casos no pesa demasiado el factor genético.

Reacciones

Después de que el mandatario hizo el anuncio, el ex presidente Julio María Sanguinetti dijo a Subrayado: “Todos le deseamos fervorosamente la mejor suerte. Que la ciencia, en la que él cree, le ayude del mejor modo. Se siente bien y son esas cosas un poco extrañas de que está el mal adentro pero se puede continuar. Tenemos un sentimiento de profunda solidaridad y de amistad”. Sanguinetti relató que hace pocos días llamó a Vázquez tras el fallecimiento de la esposa del presidente, María Auxiliadora Delgado, el 31 de julio. “Lo llamé para hablar un poco sobre lo que significaba tener la casa más sola y charlamos fraternalmente”, contó.

Por otra parte, el ex presidente José Mujica sostuvo al mismo medio: “La procesión va por dentro”. “Por razones de edad, mi actividad social más frecuente es concurrir a despedir gente. Hace pocos días, la señora del compañero [falleció], y en 15 días fui tres veces a despedir compañeros. Es la rueda de la vida. Los presidentes tienen momentos en los que se está muy solo, [pero] rodeados de multitud. Esperamos que tenga un poco de suerte”, dijo.

Además, varios políticos se pronunciaron en las redes sociales para expresar su solidaridad. Lo hicieron los candidatos presidenciales del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez, el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, el Partido Colorado (PC), Ernesto Talvi, y el Partido Independiente, Pablo Mieres. También manifestaron su solidaridad por Twitter los ex precandidatos del FA Carolina Cosse y Óscar Andrade; la actual candidata a la vicepresidencia del FA, Graciela Villar; y el senador del PC, Pedro Bordaberry.

.