"Creo que hubo un cónclave el fin de semana en el que la vieja política, [Julio María] Sanguinetti, [Guido] Manini [Ríos], [Luis] Lacalle [Pou] y [Jorge] Larrañaga se combinaron para pegarle a [Gustavo] Leal, y no hablar de las propuestas que hicimos, y yo quiero discutir ideas”, dijo ayer a la diaria Gustavo Leal, asesor en seguridad del candidato del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez y director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior (MI).

Leal participó ayer de una charla sobre seguridad organizada por Fuerza Renovadora, sector que lidera el ex precandidato Mario Bergara. “Me molesta que quieran manosear mi nombre y mi trabajo, porque hay políticos que hace un año escribieron cosas muy buenas sobre mí y hoy escriben algunos tuits bastante tristes”, dijo antes de entrar al acto, mientras Bergara, desde lejos, lo llamaba e interrumpía reclamando que estaba llegando tarde. Esa mañana el asesor de Martínez había dado una entrevista a Informativo Sarandí, y dijo que de ser presidente no mantendría a Eduardo Bonomi como ministro del Interior. Leal destacó que estas declaraciones pudieran generar molestias dentro del FA, porque le preguntaron qué haría en caso de ser presidente de la República. “Yo dije que si fuera presidente le haría caso al ministro que dijo que él no quiere seguir, eso dije", aclaró.

Sobre las críticas que recibió después de que el jueves de la semana pasada presentara junto con el candidato del FA 12 medidas para mejorar la seguridad, afirmó: "Sanguinetti el otro día dijo que yo era una persona muy inteligente que hablaba muy bien, [el candidato del Partido Colorado, Ernesto] Talvi dijo que era una persona con coraje y que le parecía bien lo que hacía, igual que Lacalle Pou, pero ahora resulta que como estoy respaldando al FA todo eso se vuelve negativo, tienen que ser un poco coherentes”.

Además, agregó que no va a "dejar que anden ni a los gritos ni que me lleven a los ponchazos". “Las ideas se ponen en juego en la cancha, no es lo mismo darle la orden a la tropa en un cuartel que gobernar, no es lo mismo ser crítico sistemático durante años y años perdiendo elecciones que gobernar”.

El candidato nacionalista había asegurado que la propuesta de Martínez de fortalecer el funcionamiento de las 267 Comisarías en todo el país era una idea del PN. Ayer en su discurso Leal ironizó: “Parecería que si él tenía una idea, y descubre, eventualmente, que hay otro que tiene una idea parecida y [entonces] le deja de gustar su idea. Critica la idea que él mismo tenía", dijo. De todas formas, ayer en la tarde en su cuenta en Twitter Leal especificó la iniciativa: “Tendremos equipos de policías comunitarios que recorrerán el barrio asignado para identificar, junto a los vecinos, acciones necesarias del Estado que puedan mejorar las condiciones de seguridad”. Luego agregó que este “despliegue táctico” será posible “gracias a la modernización actual de la Policía que incorporó la georreferenciación en tiempo real de denuncias y GPS en todos los patrulleros y policías que patrullan”.

“Queremos que las Comisarías sean una pieza central en la estrategia de seguridad constituyendo el contacto con la población para registrar denuncias y prevenir delitos en conjunto con la comunidad”, fue otro de los tuits.

Sobre este punto del programa del FA, Bonomi dijo ayer que no se trata de volver al viejo modelo sino perfeccionar el existente. El jerarca sostuvo, en declaraciones a Telenoche, que la idea no sería volver a las comisarías creadas en 1940, sino de darles más recursos para tareas que no son de combate directo al delito.

Sobre el resto de la oposición Leal dijo que no tienen “idea de qué decir”. Además cuestionó que reclamen que las acciones no se hayan tomado antes. “Ese es un argumento que restringiría la democracia, porque si los partidos políticos que están gobernando no podrían pedirle a la ciudadanía un nuevo crédito de confianza, estaríamos ante el problema que el PN no se podía presentar en las elecciones de Durazno, San José, y Maldonado y, sin embargo, se van presentado porque es correcto que puedan renovar. Los que piensan que en la vida se hace todo de golpe es porque tienen poca vida y en segundo lugar porque nunca hicieron nada”, remató.

En tanto, el senador del FA Charles Carrera defendió la gestión de Bonomi y dijo que el tiempo demostrará que hizo “grandes aportes a la reestructuración de la Policía”. “Reconocemos que tenemos problemas, pero tenemos activos para enfrentar la problemática”, aseguró. Para el senador uno de esos aportes fue la reforma de la Ley Orgánica Policial.

"Desde 1985 hasta que llegó Bonomi siempre se quiso reestructurar a la Policía y no se pudo hacer, porque no existió una persona que tuviera la capacidad de llevar adelante esa reforma. Hay que reconocer la capacidad de Bonomi de crear equipos de trabajo para hacer esa gran reestructura. Se dejó de lado la Policía militarizada, se dejó de lado la doctrina de la seguridad nacional, que es a lo que quiere volver el PN", declaró.

Sobre las críticas de los líderes del PN, afirmó que son “simplistas”. "Tienen una falta de integralidad, no tienen un proyecto acabado: el FA presentó 12 medidas con una concepción integral y el PN, en lugar de discutir ideas, trata de descalificar", dijo. Además, destacó que según el Latinobarómetro, el reconocimiento de la población a la policía es de 60%, mientras que en otros países de América Latina no llega a 30%. 

”Se sublevó el gobierno”

El senador del Partido Nacional Javier García dijo a la diaria que “si el principal asesor de Bonomi y Martínez dice que el ministro terminó un ciclo, entonces que empiecen ahora”. “Para qué tenemos que esperar seis meses. Es el reconocimiento al fracaso hecho por sus propios protagonistas. Bienvenidos a los que hace años lo venimos pidiendo. Ahora sacan la pata del lazo. Como decía Saravia, parece que ‘se sublevó el gobierno’”, aseguró.