“Hablamos del proceso electoral, de nuestra fuerza política y de nuestras esperanzas, con la sensación de gente que está al final del viaje”, dijo este martes el ex presidente José Mujica tras el encuentro que mantuvo por más de una hora con el presidente Tabaré Vázquez.

El líder del Movimiento de Participación Popular dijo, en conferencia de prensa en la residencia de Suárez y Reyes, que encontró al mandatario “optimista” respecto del “intenso” tratamiento médico que está atravesando. Comentó que el presidente le “dio una clase de la evolución celular de los sistemas de defensa y lo que pasa con el transcurso de los años”. “Obviamente salí bastante asustado”, bromeó con la prensa. Además, aseguró que es una paradoja que alguien que ha luchado 40 años contra el cáncer “tenga que pelear con esta enfermedad”.

Mujica contó que hablaron sobre la necesidad de que la fuerza política “salga más” y “reaccione” en esta campaña electoral, porque la encuentra “lenta”. Aclaró que el primer mandatario tiene impedimentos constitucionales para hacer campaña y opinó que “debe ser el único país donde el presidente no se puede mover desde el punto de vista electoral”, pero afirmó que otros dirigentes, como él, tienen que moverse. “Aunque a veces nuestras cañerías estén viejas y nuestro reumatismo nos imponga atención, nos tenemos que mover y comunicarnos. Yo les puedo asegurar que lo estoy haciendo”.

Además, explicó que, a instancias de una charla que mantuvo con un grupo de economistas, le trasladó a Vázquez ideas para fomentar que los capitales uruguayos en el exterior retornen a invertir en el país, aunque no quiso adelantar detalles sobre el tipo de iniciativas que se podrían aplicar para que eso se concrete. Opinó que existe “una enorme masa de recursos de uruguayos colocados fuera del país”, de personas que “tuvieron la capacidad de juntar dinero y es una pena que no tengan la oportunidad de colocarlo en Uruguay, de alguna manera”. Mujica dijo que existe experiencia internacional sobre cómo captar este tipo de capital, y aseguró que los inversores uruguayos no sólo buscan rentabilidad sino también seguridad. El ex presidente planteó la necesidad de que esta sea una política de Estado y aseguró que se tiene que discutir con todo el sistema político.

Por otro lado, planteó que los uruguayos “tienen una capacidad de ahorro interesante pero les cuesta emprender y gestionar. Tenemos que unir esas piezas y ver ese desafío”. Mujica prefirió no hacer referencia a ningún área en especial porque “hay que bajar [la idea] a tierra y discutirlo”, y afirmó que si él habla de esto con la prensa, el tema se enreda y “se nos va la moto”.

Según el ex mandatario, hay dos temas que le preocupan: el interior y la descentralización. “Sueño con la fundación de empresas absolutamente nuevas de cosas que no se hacen en el interior del país, porque Uruguay tiene que enfrentar la macrocefalia y si lo logramos en el campo universitario [...], ahora hay que generar trabajo industrial y valor agregado en el interior del país”, sostuvo.

José Mujica, luego de reunirse Tabaré Vázquez, el 2 de setiembre de 2019, en Suárez y Reyes.
José Mujica, luego de reunirse Tabaré Vázquez, el 2 de setiembre de 2019, en Suárez y Reyes.

Sobre la crisis argentina afirmó que es la primera vez que el país vecino “se engripa y nosotros estamos un poco resfriados nada más, generalmente era al revés”. Para Mujica, esto se debe en gran medida a que Uruguay aprendió la lección, porque “durante muchos años teníamos un sistema financiero que estaba muy atado a los sistemas financieros de la región”; también el secreto bancario era “casi religioso”. “Recuerden que existían las SAFI [Sociedades Anónimas Financieras de Inversión], que muchas veces nos acusaban de paraíso fiscal, y recuerden que en 2002 tuvimos al banco Galicia, que venía de Argentina, y tenía 60 empleados y más de 2.000 millones de dólares”.

De todas formas, afirmó que Uruguay no está ajeno a los cambios de la región, porque la crisis de los países vecinos hace bajar la rentabilidad del turismo, “pero estamos libres de la sangría financiera que muchas veces nos postró; espero que se siga manteniendo eso”.

“Destinados a llevarnos bien con Argentina”

En tanto, el candidato del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, aseguró este martes que los cambios bruscos en la moneda tanto en Brasil como en Argentina “nos complican enormemente”. En el caso argentino “perdemos competitividad en los mercados que compartimos”, porque Uruguay no exportó más a ese país y los argentinos dejan de visitar Uruguay. Estas declaraciones fueron hechas en un almuerzo con empresarios argentinos en Buenos Aires, organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción.

Además, dijo que su ambición es que el Mercosur cuente con la capacidad de tener “techos y pisos” en el tipo de cambio y añadió que para Uruguay sería una forma de sacarse “un poco la taquicardia de arriba”. Sobre el proceso electoral argentino dijo que “gane quien gane”, va a ser un socio de Uruguay y del Mercosur.

“Estamos destinados a llevarnos bien con Argentina. Ya aprendimos lo que se hizo mal. Ya aprendimos de puentes cortados y de temas portuarios. Yo estoy convencido de que gane quien gane en Argentina eso no se va a repetir”, afirmó el candidato.