Las candidatas a la vicepresidencia Graciela Villar (Frente Amplio, FA) y Mónica Bottero (Partido Independiente, PI) participaron ayer en una charla organizada por la Secretaría de Género, Equidad y Diversidad del PIT-CNT. No asistió la candidata a la vicepresidencia del Partido Nacional (PN), Beatriz Argimón, pero en su lugar fue Susana Pecoy, presidenta del Centro Josefa Oribe.

En la ronda de preguntas, y a pesar de que no se trataba de un debate, la candidata del PI reclamó que Villar hablaba más como opositora que como oficialista cuando se refirió a las medidas para combatir la violencia machista.

“Acá hay un gobierno que está en funciones hasta el 1º de marzo y tiene más de seis meses para actuar. Graciela [Villar] es candidata del gobierno, por lo tanto, me parece que sería importante señalar que se le podrían pedir medidas urgentes para esta tragedia que es la violencia de género", dijo. Hasta hoy se contabilizan 17 femicidios en el año. Según Bottero, “si seguimos a este ritmo al 1º marzo habría diez muertes más”.

“Cuando uno tiene una responsabilidad de ser representante del partido que gobernó durante 15 años no puede hablar como si fuera un candidato de la oposición, ni decir lo que va a hacer cuando llegue al gobierno, porque la ley integral, que demoró tantos años en ser aprobada, no logró que se le diera ni la mitad de los recursos. Todos sabemos que en la campaña electoral este tema no está en la mesa”, agregó.

A su turno, Villar dijo que tomaría “el guante” y reiteró que el FA tiene el compromiso de instrumentar antes del 1º de marzo medidas para prevenir la violencia de género, en especial la asignación de tobilleras. “Vamos a exigir al Ministerio del Interior que las 200 tobilleras que están faltando lleguen. Sabemos que han dado excelentes resultados y que la cobertura de las mismas da garantías a las mujeres que están siendo sometidas a las persecuciones de los violentos”.

Además, Villar reconoció que Argimón es “una mujer que ha participado en el movimiento desde siempre”, pero que no siempre tuvo los respaldos políticos. “Fue a partir de que la fuerza de izquierda tuvo la mayoría parlamentaria que se lograron aprobar las leyes para avanzar en la agenda de derechos”, sostuvo.

Por su parte, Pecoy señaló que el PN “no dará un paso atrás en el reconocimiento de derechos”. Al ser consultada por el público sobre la influencia de la bancada evangelista en su partido, respondió que a su entender esta no existe. “Yo no consideró que tengamos una bancada evangélica, creo que tenemos dos compañeros que profesan una fe y que votan de acuerdo a esa fe. Si esta pregunta viene dirigida por la consulta popular sobre Ley Integral Trans, voy a decir simplemente que son dos ciudadanos, pero el partido en ningún momento participó en esa iniciativa ni tomó postura”, aseguró.

Las tres representantes partidarias reconocieron como un problema invisibilizado la violencia de género en adultos mayores. Villar aseguró que para esta población es más difícil denunciar porque tiene la doble vulnerabilidad del género y la edad, mientras que Bottero dijo que sería bueno implementar una campaña masiva en la televisión, porque ese es un formato muy arraigado entre las personas de mayor edad.